Home

Mundo

Artículo

Bandera orgullo gay lgbt
La persona demandó a su médico por negligencia personal. - Foto: Getty Images

mundo

Tras 11 años, persona transgénero se arrepintió del cambio y demandó a su psiquiatra

La persona afectada actualmente tiene 31 años.

Es común ver personas que no se sienten identificadas con su género de nacimiento y con ello, tras sesiones de acompañamiento, toman o no la decisión de iniciar un proceso para cambiar de sexo.

En este sentido, los cambios físicos vienen acompañados con la toma de medicamentos y hormonas y, generalmente, se hacen con el fin de sentirse mejor, ya sea por autoestima y hasta por aceptación de la sociedad, la cual establece estereotipos de belleza.

Esta fue la situación que vivió una mujer de Nueva Gales, sur de Austria, quien demandó a su psiquiatra por negligencia personal, ya que aprobó su tratamiento hormonal en solo una cita. La chica, quien en su momento tenía 20 años, identificada como Jay Langadinos, había tomado la decisión de cambiarse de género y realizar su transformación en hombre.

Por su parte, la psiquiatra Patrick Toohey, quien fue la responsable de autorizar el tratamiento de esta mujer, lo hizo tras determinar en su cita inicial que Jau presentaba disforia de género y por esa razón dio su aprobación a la terapia hormonal.

Pasado esto y luego de que quedara inconforme con la transición de mujer a hombre, la mujer afirma que quedó con varias lesiones luego de los diferentes procedimientos a los que fue expuesta. En ese sentido, tuvo cirugías de extirpación de útero, ovarios y otras características físicas femeninas.

A raíz de estas intervenciones, Langadinos afirmó que tuvo que convivir con la menopausia a temprana edad, ansiedad y depresión, llegando a la conclusión de que todo esto fue consecuencia del psiquiatra por no tomar las medidas necesarias para su tratamiento y haberlo aprobado de manera prematura.

Ahora bien, Jay tiene actualmente 31 años de edad y decidió demandar a su psiquiatra, pues argumenta que, más allá de las lesiones físicas, ha tenido deterioro en su funcionamiento psicológico y que su capacidad de emplearse y tener un buen trabajo son casi nulas.

“A medida que crecía mi infelicidad, sentí que la causa de esta era porque no era hombre, así que la respuesta fue cambiar mi cuerpo aún más; tuve un colapso, no pude funcionar durante todo un año. No podía levantarme de la cama. Ojalá supiera en ese momento cuánto me dolía y por qué”, dijo Jay.

De momento, el caso se encuentra en etapa de investigación y, cuando las pesquisas determinen, la justicia será la encargada de decantar lo sucedido.

Niñas transgénero podrán volver a las competencias deportivas en Utah, Estados Unidos

La juez Keith Kelly, en Utah, Estados Unidos, falló a favor de revocar la legislación existente que impedía a las niñas transgénero participar en competencias deportivas femeninas. La medida se dio justamente en el marco del regreso a clases con total presencialidad y sin limitaciones por la covid-19.

Así entonces, los menores de edad que busquen participar en las dinámicas deportivas deberán presentarse ante una comisión, misma que fue aprobada en años anteriores con el mismo objetivo, quienes evaluarán a las niñas transgénero y verificaran el ingreso a las competencias, según informaron medios locales.

Entre los aspectos relevantes que la comisión estudiaría se encuentran el peso, la estatura, entre otros exámenes médicos, necesarios para determinar sí la participación del aspirante es “justa” en cuanto a las habilidades y capacidades de los contrincantes.