Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Autoridades ecuatorianas monitorean la situación en el centro carcelario del Litoral (Imagen de referencia).
Autoridades ecuatorianas monitorean la situación en el centro carcelario del Litoral (Imagen de referencia). - Foto: Twitter @MinInteriorEc

mundo

Urgente: el último motín en cárcel de Ecuador deja 5 muertos y varios heridos

Las autoridades registraron al menos 23 heridos en el quinto hecho de violencia carcelaria de este año.

El Servicio Nacional de Atención a Personas Privadas de Libertad (SNAI) confirmó que el más reciwente motín en una cárcel ecuatoriana dejó cinco muertos (todos reclusos) y al menos 23 heridos (entre ellos cinco miembros de la Policía).

“Lamentamos informar que como resultado de los enfrentamientos propiciados por personas privadas de la libertad en el #CPLGuayas Nº 1, se ha registrado hasta el momento: 18 PPL heridos, 5 servidores policiales heridos y 5 PPL fallecidos”, informó en un comunicado el SNAI, en relación con los incidentes que se desataron este miércoles (5 de octubre).

En este momento, 412 efectivos policiales y 500 de las Fuerzas Armadas se encuentran en el lugar, mientras intentan restablecer en su totalidad el control.

Hasta la noche anterior, las autoridades habían reportado 11 heridos, entre ellos cinco uniformados que “fueron atacados con armas de fuego mientras intervenían para restablecer el orden”.

El SNAI aseguró que algunos de los reos presentaban heridos por “explosivos” que los reclusos habrían detonado en el centro, provocando además afectación en las infraestructuras. La disputa involucró a tres de los doce pabellones que componen la penitenciaría Guayas 1, lugar para casi 7.000 privados de libertad y uno de los mayores complejos de Guayaquil.

Esta cárcel, en concreto, ha sido escenario de cuatro de los ocho actos de violencia generados desde el año pasado en el vecino país, con un registro de casi 400 fallecidos.

Entre lunes y martes también se presentaron enfrentamientos entre los reclusos de la cárcel de la Latacunga, en la provincia de Cotopaxi (centro andino del país), dejando como resultado 16 reos fallecidos y 43 heridos.

Con respecto a esos hechos (al comienzo de la semana), el gobernador de la zona, Oswaldo Coronel, comentó sobre el plan establecido para intentar devolver el orden en las instalaciones.

“Hace un par de horas esta mañana, mientras se registraban los pabellones, tuvimos algunos incidentes. Los protocolos se activaron, están bajo control y la Policía Nacional acaba de realizar un sobrevuelo para verificar la situación en el centro; por el momento, hay calma”.

Las familias piden una respuesta

Durante esta jornada, la Alianza Contra las Prisiones volvió a emitir un comunicado en el que denunció una “falta de respuesta” a las familias, así como el uso de gases lacrimógenos y el asedio contra periodistas que intentaban dar cobertura a esta noticia.

“#CrisisCarcelaria: Las familias se pronuncian. En Ecuador se criminaliza la pobreza, y la violencia carcelaria golpea a las familias y seres queridos que están ‘afuera’. Su sufrimiento es indescriptible mientras el Estado deja morir a su gente”, se lee en el texto difundido a través de su cuenta de Twitter.

Los allegados de los reos insisten en que su petición no es otra más que garantías para el derecho a la vida, mientras enfatizan en que cada traslado se realiza “en medio del caos” sin la protección adecuada. También denuncian que hay interrupciones en la llegada de comida y agua.

“Las familias también pagamos las penas, aunque no hayamos cometido ningún delito. Nos tratan como criminales aunque seamos inocentes. Lo que hacemos es cuidar de nuestros seres queridos en prisión como haría usted. No estamos cometiendo ningún delito al demandar que sean mantenidos con vida”, reza el documento.

El de este miércoles se trata del quinto hecho de violencia en un centro penitenciario registrado en el país en lo que va corrido de 2022. En el marco de la administración de Guillermo Lasso (a mediados de 2021) han tenido lugar al menos siete actos de violencia carcelaria, siendo la de septiembre del año pasado “una de las peores” en la historia de esa nación al dejar 122 muertos.