mundo

Vicepresidente de Paraguay decide seguir en su cargo a pesar de la sanción impuesta por Estados Unidos

El Departamento de Estado lo sancionó por supuesta corrupción.


El vicepresidente de Paraguay, Hugo Velázquez, decidió permanecer en su cargo, pese a que la semana pasada había manifestado que renunciaría luego de haber sido sancionado por Estados Unidos, país que lo acusó de “corrupción significativa”, según indicó.

“Cuando di mi palabra de renunciar, asumí que había una investigación en mi contra, pero recibí ayer (miércoles) un dictamen de la Fiscalía en el cual me indica que no existe ninguna causa en mi contra”, dijo Velázquez en una rueda de prensa en la que aseguró que el presidente Mario Abdo Benítez respeta su decisión.

“Muchos sectores me han pedido atajar mi renuncia. El pueblo merece saber al menos la razón por la cual renunciaría al cargo, para que no quede en la historia de que (el vicepresidente) lo hizo por un hecho de corrupción”, precisó.

El 12 de agosto pasado, el Departamento de Estado sancionó a Velázquez, de 54 años, y le impidió el ingreso a Estados Unidos, “por su participación en actos de corrupción significativos, incluido el soborno de un funcionario público y la interferencia en procesos públicos”, según un comunicado oficial.

También fueron sancionados ese día su colaborador cercano y asesor jurídico de la central hidroeléctrica Entidad Binacional Yacyretá Juan Carlos Duarte, y varios de sus familiares. Velázquez anunció entonces su intención de renunciar a la vicepresidencia y retirarse de la política, con el fin de “no afectar” el entorno del presidente Abdo Benítez, del conservador Partido Colorado.

“Hablan de un intento de soborno. Quiero saber quién es el oficial al que se le intentó sobornar y cuál es el expediente en el que yo tengo un interés financiero”, reclamó Velázquez.

El mes pasado, el Departamento de Estado sancionó también al expresidente Horacio Cartes (2013-2018), un rico empresario tabacalero. Según Washington, Cartes obstruyó “una importante investigación internacional sobre el crimen transnacional”.

La oposición en Paraguay ya piensa en las elecciones de 2023

La coalición opositora Concertación tiene su primera precandidatura presidencial para los comicios de abril de 2023 en Paraguay, tras el lanzamiento de la fórmula encabezada por el líder del Partido Liberal, Efraín Alegre, y secundada por la trabajadora social Soledad Núñez.

El tribunal electoral fijó las internas para todos los partidos para el 18 de diciembre, y no se descarta que otros aspirantes desafíen la postulación de Alegre dentro de la coalición que reúne a un abanico de partidos de derecha, centro e izquierda.

“Estamos seguros que la unión es el mejor camino: o es la Patria o es la mafia”, dijo Alegre, líder del principal partido del conglomerado y quien perdió los comicios de 2013 frente a Horacio Cartes (2013-2018) y los de 2018 ante el actual presidente Mario Abdo en 2018.

“El país pide a gritos desterrar a la mafia para salvar a la Patria”, enfatizó Alegre, quien estimó que las sanciones de Estados Unidos contra los dirigentes colorados “significa el descalabro de un modelo de corrupción, contra el modus vivendi de un grupo de gente que se apoderó del poder político y económico” de Paraguay.

*Con información de AFP.