nación

A prisión financiador de las primeras líneas que paralizaron Cali

Alias Pantera es el enlace entre estos movimientos y las disidencias de las Farc, según la Policía.


Ómar Andrés Velasco Obando, así fue identificado alias Pantera, quien según la Policía fue uno de los financiadores de las primeras líneas, que ocasionaron bloqueos en Cali y otras regiones del Valle del Cauca.

“Alias Pantera, capturado en Santander de Quilichao (Cauca), estaría involucrado en los actos violentos que pretendieron empañar las manifestaciones públicas en Cali y Jamundí el año anterior. También es investigado por el homicidio de un líder comunitario y un oficial retirado del Ejército”, señaló la Policía.

El papel que desempeñó alias Pantera en los bloqueos, de acuerdo con la investigación, era ser el cabecilla de la red de apoyo a estructuras residuales de las disidencias de las extintas Farc Jaime Martínez.

“Este señalado integrante del grupo armado tenía el control sobre unos 35 hombres, que delinquían en Cauca y especialmente en el Valle del Cauca. Las investigaciones indican que tenía contacto directo con los cabecillas del Comando Coordinador de Occidente y que en 2021 habría coordinado y aportado financieramente a colectivos de la denominada primera línea en Cali y Jamundí, que adelantaron acciones violentas con el propósito de generar zozobra y de empañar la manifestación pública y pacífica”, indicó el director de la Policía, el general Jorge Vargas.

Agregó que “dentro de los hechos criminales por los que es investigado figuran los homicidios del líder comunitario Miguel Gómez Artunduaga y del mayor (r) del Ejército Nacional Cristian Camilo Vergara, en hechos ocurridos en Jamundí en abril y agosto de 2020, respectivamente.

Así mismo, se logró establecer su presunta participación en hostigamientos a la estación de policía del mencionado municipio y a la subestación de Potrerito en 2019.

Alias Pantera, quien tenía una orden de captura en su contra por los delitos de concierto para delinquir agravado, secuestro simple, homicidio y tráfico, fabricación o porte de armas de fuego o municiones, fue presentado ante un juez de control de garantías que decidió cobijarlo con medida de aseguramiento.

En la operación se le incautaron tres millones de pesos, un celular y una motocicleta.

Sobre el crimen del militar retirado, es de recordar que en julio de 2021 fueron capturadas tres personas que tendrían responsabilidad y habrían entregado información sobre los responsables del crimen.

Es de recordar que durante la jornada de bloqueos del año pasado, en medio del paro nacional, en su momento la gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, indicó que “no vamos a permitir bloqueos ni en Cali ni en ningún municipio del departamento del Valle. Bloquear es un delito. Tenemos un fuerte dispositivo con la Policía y los militares para impedir los bloqueos, para que no causen más daño y más pánico en nuestra ciudad y en el departamento”, lo que atizó los enfrentamientos con los manifestantes.

En su momento varios concejales de la ciudad también opinaron como Roberto Ortiz, quien dijo: “Se dieron estos bloqueos allí en Puerto Rellena, razón por la cual urge saber en qué consisten los incumplimientos o cuáles son esos acuerdos incumplidos, pero no permitir bajo ningún argumento nuevos bloqueos”.

A su turno la concejal Diana Rojas pidió revelar las condiciones de los desbloqueos: “Es el alcalde quien nos tiene que contar a qué acuerdos llegó y bajo qué condiciones negoció con las primeras líneas. Hay una línea muy clara entre el diálogo y la instrumentalización de la violencia, cómo decirles a los jóvenes que estudien y trabajen honestamente, cuando se pretende contratar por debajo de cuerda a quienes han liderado el caos en la ciudad”.

O como el concejal Juan Martín Bravo, quien manifestó: “Un número de manifestantes dice que la Alcaldía les ha incumplido parte de los acuerdos a los que llegaron y desde el Concejo los desconocemos, no sabemos cuánto le van a costar al municipio o qué va a pasar si los incumplen”.