nación

Alto comisionado para la Paz pide que se abra el comercio en el Urabá antioqueño

En medio del paro armado decretado por el Clan del Golfo, el funcionario pide confianza en la Fuerza Pública.


Este viernes -7 de mayo- continuó el paro armado decretado por el Clan del Golfo en respuesta a la extradición de alias Otoniel. En más de seis departamentos, varios municipios se encuentran completamente paralizados por la amenaza de los miembros del grupo criminal. En el Urabá antioqueño, Juan Camilo Restrepo, alto comisionado para la Paz, le pidió a los habitantes de la subregión que reanuden su actividad con normalidad.

En medio de la amenaza por incineración de vehículos y hostigamiento a la ciudadanía, quien también es consejero presidencial para la Seguridad Nacional, se reunió con las autoridades del territorio.

“Ante los paros, la respuesta es movilidad ciudadana a partir de la seguridad que le brinda nuestra Fuerza Pública a toda la región ubaraense. Tiene que ser un matrimonio, una unión. Nuestra Fuerza Pública garantizando la vida, la honra y los bienes de los colombianos, y la ciudadanía generando confianza. Dando apertura al comercio y llevando la rutina del día a día para que así podamos sacar adelante estos territorios”, aseveró.

Restrepo también envió un mensaje de desestigmatización de la subregión del Urabá, asegurando que “estamos colmados de gente buena, trabajadora y elementos positivos. Esta es una región urabaense, no urabeña”.

Además, le aseguró a la comunidad que cuenta con la ayuda de la Fuerza Pública, constituida para defender la vida, la honra y los bienes de todos los colombianos.

También se dirigió a los integrantes de los grupos armados organizados que amenazan a la comunidad en medio del paro armado.

“Tienen tres caminos. El primero es que serán neutralizados, dados de baja si se enfrentan a la institucionalidad. El segundo es que serán capturados, puestos presos y extraditados, como le ocurrió al bandido de Otoniel. Tercero, tienen la posibilidad de someterse a la justicia a partir de la ruta de la legalidad”, sostuvo.

Según el comisionado de Paz, durante este Gobierno, más de 1.700 integrantes de grupos armados organizados han tomado la decisión de someterse a la justicia.

“En lo que llevamos, más de 28 integrantes de estos grupos armados organizados han sido capturados en las últimas 24 horas. Les queda un camino, el del sometimiento a la justicia, que serán neutralizados o capturados, puestos presos o neutralizados. Como fue el caso del narcoterrorista alias Otoniel”, concluyó.

En las últimas horas, el presidente Iván Duque dio a conocer la captura de uno de los presuntos responsables de los actos criminales de los últimos días en la región Caribe. José Carlos Cantillo, alias El Cascón, estaría vinculado a la quema de vehículos entre Pivijay y Fundación, municipios del departamento de Magdalena.

“Gracias al despliegue operacional de nuestra Fuerza Pública, fue capturado en Pivijay, Magdalena, José Carlos Cantillo, alias El Cascón, presunto integrante del Clan del Golfo vinculado a quema de vehículos en la vía que conduce al municipio de Fundación. #ElQueLaHaceLaPaga”, trinó el mandatario.

Fuentes de la Primera División del Ejército Nacional le contaron a SEMANA que el presunto integrante del Clan del Golfo fue capturado en medio de un operativo accionado por el Ejército y la Policía Nacional en el barrio Ángela María (Pivijay).

En la captura se le incautaron nueve cartuchos calibre 9 mm, dos cartuchos calibre 38, un millón de pesos en efectivo y un teléfono celular.

Según inteligencia del Ejército, Cantillo sería el cabecilla urbano del frente David Meza Peña del Clan del Golfo. Este estaría al mando de alias ‘5.7′ y tendría injerencia delictiva en Pivijay, ordenando y ejecutando acciones terroristas en el municipio.

El pasado 5 de mayo, según conocieron las autoridades, alias El Cascón habría accionado una quema de vehículos en la vía que conduce de Pivijay a Fundación, en Magdalena. Este acto terrorista generó pánico en la población aledaña al sector.