política

"El que critique la risa tiene que criticar la libertad": Armando Benedetti

El senador se refirió al episodio protagonizado por la senadora Angélica Lozano, que dejó abierto el micrófono y se explayó en contra del senador Gustavo Bolívar.


La sesión virtual de la Comisión Primera del Senado, en la noche del jueves, donde se aprobó el proyecto que regula las sesiones virtuales, dio para todo.

Una de las grandes protagonistas de la jornada fue la senadora Angélica Lozano, quien se ausentó por un rato y dejó constancia ante la mesa directiva. Su colega Gustavo Bolívar expuso en sus redes sociales que la congresista se había ausentado del debate.

El hecho indignó a Lozano, quien, sin darse cuenta de que tenía el micrófono encendido, dijo: “No marica, qué amargura, qué amargura. ¿Viste lo que puso Bolívar, de que ella se retiró? Hp lee los comentarios que me hacen. Con estos hp no se puede hacer nada. ¡Qué mierda!”.

Su comentario causó risa, incluso entre senadores que poco suelen reír, como  el líder de la Colombia Humana, Gustavo Petro. El propio Bolívar lo celebró: “Ver reír a Petro y a Bennedetti pagó la noche”. Bolívar dijo que entendía a Angélica y aseguró que “un hijueputazo se le escapa a cualquiera”.

Precisamente, el senador Armando Benedetti fue el otro de los protagonistas del episodio, ya que su carcajada ha causado todo tipo de reacciones y memes que los usuarios han compartido y viralizado durante el día en las redes sociales.

Al respecto, el senador habló con Vicky Dávila en Semana Tv y contó las infidencias sobre el momento.

Según mencionó, en ese momento estaba conversando por teléfono y su esposa estaba al lado. Cuando se percató de que Lozano estaba efusiva en sus comentarios, prestó atención y se preguntó: “¿Y esta vaina qué es?”, y al momento soltó la carcajada.

“Quiero hacer una claridad. La risa es una expresión automática, que es espontánea, que es natural. El que critique la risa tiene que criticar la libertad”, dijo Benedetti.

Además, aseguró que en ningún momento ha querido ofender a la senadora o burlarse de ella, ya que considera que es una de las mejores congresistas a la cual respeta profundamente. “La risa tiene que ver mucho con la sorpresa. Uno no se puede reír con algo que sabe que va a pasar”.

“Lo que es la risa y la ternura son dos expresiones del ser humano que son automáticas, que transmiten empatía, que demuestran socialidad. Hasta los micos se ríen” dijo.

Contó que más allá de lo que se vio en el video, lo que más le causó gracia fue cuando Angélica se conectó de nuevo. Dijo que no podía contener su risa, por lo que le tocó apagar la cámara para que los demás no vieran que se continuaba riendo por la situación.

Así mismo, dijo que en realidad ha visto el video un par de veces porque no le gusta verse. “Yo me veo y a veces me da un poquito de pena”, dijo.

El hecho ha sido tendencia a lo largo del día y varias personas se han referido con comentarios graciosos. Una de ellas fue la exreina Gabriela Tafur que dijo: “Yo era la Benedetti del salón”.

La risa de Benedetti ha causado tanta gracia que los usuarios ya realizaron diferentes tipos de archivo con el momento, con el fin de compartirlo fácilmente en las redes sociales o aplicaciones de mensajería instantánea para utilizarlo en diferentes situaciones, por lo que se sabe que el episodio dará para largo y se aprovechará en otras situaciones que tengan los usuarios.

Otra de las frases que dejó el episodio por parte del senador Benedetti fue cuando luego de las risas sentenció: “Se jodió esta vaina”, con su característico acento costeño.

El senador realizó además un pequeño aplauso y con sus manos hizo una expresión como diciendo “hasta aquí llegó todo”, mientras seguía riendo a carcajadas.

Incluso, preguntó: "Petro, pregúntale a Gustavo Bolívar si escuchó", "Presidente, pregúntele a Gustavo Bolívar si oyó".

Más allá del disgusto de muchos congresistas de la oposición por las sesiones virtuales, el incidente de Angélica Lozano es visto más como un desahogo sin control frente a las críticas constantes que le hacen los petristas a los miembros del Partido Verde.