Home

Nación

Artículo

El concejal José Juan Rodríguez en la audiencia de imputación de cargos en su contra por el caso del 'carrusel de la contratación'. - Foto: Guillermo Torres

judicial

Atención: tribunal revoca fallo y condena al exconcejal José Juan Rodríguez por el ‘carrusel de la contratación’ en Bogotá

El excabildante habría movido sus influencias para la cesión irregular del contrato para la fase III de TransMilenio que se le había quitado al Grupo Nule.

En fallo de segunda instancia la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá condenó a siete años y seis meses de prisión al exconcejal de Bogotá José Juan Rodríguez por su responsabilidad en el escándalo del ‘carrusel de la contratación’ en la capital de la República durante la administración de Samuel Moreno Rojas.

El excabildante habría movido sus influencias para la cesión irregular del contrato para la fase III de TransMilenio (Calle 26) que se le había quitado al Grupo Nule. Por estos hechos se determinó que incurrió en el delito de interés indebido en la celebración de contratos.

Tras resolver el recurso de apelación presentado por la Fiscalía, la Sala Penal del Tribunal Superior de Bogotá revocó el fallo que lo había declarado inocente el 30 de enero.

En su decisión Sala Penal determinó que en efecto existían pruebas suficientes para concluir que el entonces concejal de Bogotá había movido sus influencias para que se le entregara el contrato de la fase III de TransMilenio a la empresa Conalvías S. A. después que el alcalde Samuel Moreno Rojas se lo quitara al Grupo Nule por las demoras e irregularidades en su ejecución.

El cabildante de la Alianza Verde habría ejercido una presión sobre la directora del IDU, Liliana Pardo y su equipo de trabajo con el fin de que se entregara de manera directa la cesión del contrato pese a que la ley ordena adelantar una licitación.

En el fallo se le dio credibilidad a las declaraciones del exsubdirector jurídico del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Inocencio Meléndez Julio (uno de los principales condenados por este caso de corrupción) y los contratistas Miguel, Manuel y Guido Nule, así como Emilio José Tapia, quienes dieron detalles sobre el poder y presión que ejercía el concejal en el IDU.

De esta forma citaron que, pese a que no formaba parte de sus funciones, el entonces concejal estuvo en cerca de 150 reuniones en las cuales participaba la directora del IDU junto a sus funcionarios, esto con el propósito de adecuar, supuestamente, pliegos de condiciones a la medida de los amigos del cabildante.

En la lectura del fallo se puso de presente la gravedad de la conducta del exconcejal Rodríguez, así como el hecho de su formación académica. Esto debido a que sabía que lo que estaba haciendo iba en contra de la Constitución Política, la ley y los lineamientos de contratación pública.

Pese a esto, continuó ejerciendo presiones para que se favorecieran a sus amigos y conocidos, y de esta forma lograr un beneficio económico y político.

Debido a que el excabildante se encuentra libre desde 2015, el magistrado ordenó la captura inmediata y le pidió al Instituto Penitenciario y Carcelario (Inpec) que defina el lugar de reclusión de Rodríguez.

En la decisión, la Sala Penal del Tribunal Superior le compulsó copias a la Fiscalía General para que se investigara al exalcalde de Bogotá, Luis Eduardo Garzón; al exsecretario de gobierno, Juan Manuel Ospina, y a la exdirectora del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), Liliana Pardo Gaona.

Esto al considerar que es necesario evaluar su conducta dentro de la celebración del mencionado contrato.