Tendencias
navaja de bolsillo
Imagen de referencia. - Foto: Getty Images/iStockphoto

bogotá

A plena luz del día, en las afueras de su colegio, menor de edad fue asesinado por excompañero, ¿qué pasó?

Los hechos se registraron en una reunión de padres de familia. Las autoridades indicaron que se trató de un grave caso de intolerancia.

Como Yolman Rolando Cruz, de 17 años de edad, fue identificada la nueva víctima de un caso de extrema intolerancia entre dos jóvenes en la capital del país.

El adolescente se encontraba dentro del colegio Álvaro Gómez Hurtado, ubicado en Suba, y fue allí, en una reunión de padres de familia mientras se estaban entregando los resultados de las notas académicas, donde se registró todo.

SEMANA tuvo conocimiento de que, una vez finalizada la jornada, Yolman Rolando Cruz salió del plantel educativo y afuera lo estaba esperando un excompañero de colegio, con el que había tenido rencillas en el pasado.

Según Andrés Segura, comandante de la Policía de Suba, “el menor que fue asesinado tenía una rencilla con este otro muchacho desde el año pasado y se encontraron a la salida del colegio, tuvieron una discusión y fue así como le propinó un puño en el pecho al homicida y él sacó una navaja y lo apuñaló”.

Aunque la víctima fue trasladada a un hospital del sector en una patrulla de la Policía, los esfuerzos del personal médico para salvarlo fueron insuficientes, el joven falleció.

Sobre su victimario se conoció que se trata de un joven de 18 años de edad, de nacionalidad venezolana, que ya no estudiaba en el colegio Álvaro Gómez Hurtado, pero que sí había sido compañero de Cruz y en el pasado sostuvo varios problemas en el colegio.

Entre los detalles que entregaron las autoridades sobre el caso, se conoció que luego de haber apuñalado a su excompañero fue capturado por la Policía y lo dejaron a disposición de la autoridad competente.

El oficial añadió que “la madre del homicida llegó hasta el CAI conmovida por al hecho. Ellos vienen de una situación muy compleja en Venezuela. El homicida es un joven de 18 años, el fallecido de 17 y cursaba grado décimo”.

Así mismo indicó que, “cuando ocurrió el hecho, la ciudadanía llamó a la Policía y en una rápida reacción, los cuadrantes lograron la captura del agresor, quien fue judicializado”.

Explicó el oficial que este caso tiene dos caras de la moneda. Por un lado está la tragedia que está viviendo la familiar del joven asesinado y por el otro lado está la tragedia de la mamá del joven agresor, quien se acercó al CAI llorando para conocer la barbarie que había cometido su hijo.

“Es un hecho para el que no tengo explicación, la gente todo lo quiere solucionar a golpes, con armas blancas, ya no quieren resolver los problemas de una manera tranquila e inteligente, todo es con violencia”, dijo el oficial.

Sobre lo que está ocurriendo en Bogotá, concluyó que se ha evidenciado un alto grado de intolerancia en la ciudad y la mayoría de los procedimientos que atiende la Policía en los barrios están relacionados con riñas y el control de ruido. “Las personas no está siendo tolerantes, ahora cualquier problema lo quieren solucionar a los golpes”.