nación

Capturan a exguerillero de las Farc involucrado en atentado al Club El Nogal, cuando se disponía a viajar a Cancún

Fernando Arellán tenía permiso de la JEP para salir hacia México. Estas son las razones para la orden de captura.


Fernando Arellán, exguerrillero de las Farc, cuyo nombre está involucrado en el expediente por el atentado al club El Nogal (2003), que dejó 36 muertos y más de 200 heridos, fue detenido tras varios días de búsqueda por parte de las autoridades.

El atentado al Nogal, ocurrido el 7 de febrero de 2003, le costó la vida a 35 personas, otras 73 quedaron gravemente heridas. Se trató de uno de los episodios más brutales de la guerra: las Farc instalaron en el tercer piso del club un Renault Megane, color rojo, cargado con 200 kilos de explosivos (poderoso anfo, TNT con efecto multiplicador y clorato de potasio que es incendiario). Las dos personas que introdujeron el vehículo murieron en el acto, tal como lo planeó alias El Paisa, jefe de la tenebrosa columna Teófilo Forero de las Farc.

Las imágenes del club en llamas, los gritos y los cadáveres extraídos por los rescatistas hacen parte de la penosa memoria nacional.

El nombre de Fernando Arellán cobra relevancia por su cercanía con la columna Teófilo Forero de las Farc. Es el tío de Oswaldo Arellán, quien accionó el explosivo y murió en la explosión. En 2005 fue capturado en Tolima y desde ese momento se le acusó de haber preparado el explosivo. Según la fiscalía, fue Arellán quien transportó los explosivos desde el Caguán y quien los escondió en el Renault Megane que su sobrino condujo junto a él hasta el club.

De acuerdo con la Fiscalía, Fernando Arellán transportó desde el Caguán, en una chiva, los explosivos con que fue cargado el Megane con el que se produjo el atentado contra el Club El Nogal, el 7 de febrero del 2003.

Club el Nogal
Club El Nogal. Bogotá Enero 19 de 2021. Foto: Juan Carlos Sierra-Revista Semana. - Foto: JUAN CARLOS SIERRA PARDO

El hecho cumplió recientemente 19 años. 19 años en el que muchos familiares de víctimas esperan claridad sobre lo ocurrido.

Cabe recordar que hace varias semanas la Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de Determinación de Hechos y Conductas de la JEP podría priorizar para su investigación y estudio de ese hecho ocurrido en 2003.

El análisis se dio a partir de una acción de tutela que el expediente allegó a la Jurisdicción Especial, tutela en la que, entre otras, se argumenta que el atentado fue planeado y ejecutado por personas que se acogieron a la justicia transicional.

En ese sentido, la Sala de Reconocimiento de Verdad, Responsabilidad y Determinación de los Hechos y Conductas de la JEP tuvo hace pocos días un plazo de 48 horas para responder, justamente, a una solicitud de incidente de desacato por no abrir una investigación sobre el atentado al Club El Nogal en el año 2003, en el cual fallecieron 36 personas en el norte de Bogotá.

Trascendió que ese requerimiento fue exigido a la JEP en una tutela con sentencia del 3 de noviembre, la cual no fue contestada por el tribunal, por lo que Martha Dolores López de Vargas, quien se identifica como víctima del hecho, hizo la solicitud de incidente de desacato asegurando que no hay una verdad sobre quiénes serían los responsables del atentado.

Sumado a ello, en su momento el abogado de la víctima, Óscar Sierra, afirmó que en el proceso solo se han presentado obstáculos que han impedido que se dé una respuesta clara sobre la petición puntual de la víctima y el esclarecimiento de los responsables.