judicial

Caso Adriana Pinzón: las pruebas contra Jonathan Torres

El cuerpo de esta mujer fue encontrado, esta madrugada, tirado en una zanja de la vereda Río Frío.


Avanzan las investigaciones para esclarecer los hechos en los que se dio el asesinato de Adriana Pinzón, la psicóloga de 42 que había sido reportada como desaparecida el pasado 7 de junio en Zipaquirá (Cundinamarca) y cuyo cuerpo fue encontrado hoy sábado -25 de junio- sobre las 2:30 de la mañana en el sector de Río Frío.

Desde el mismo momento de su desaparición, los familiares de esta mujer no cesaron en su búsqueda, para la cual llegaron a contratar incluso una médium que al parecer los llevó muy cerca del lugar donde finalmente fue encontrado el cadáver, que tras varios cotejos, se confirmó que era de Adriana.

Hasta el momento, el principal sospechoso de este crimen es Jonathan Torres Campos, cuñado de la mujer fallecida, tras ser el último que tuvo contacto con ella, la última noche que se tuvo conocimiento sobre su paradero. Es de resaltar que el pasado 5 de junio, este hombre fue enviado a la cárcel, pese a que se declaró inocente.

Son varias pruebas las que se tienen hasta el momento por parte de las autoridades para creer que Torres Campos fue el autor del crimen, la primera de ellas son los videos, producto del registro de cuatro cámaras de seguridad, en los que se le ve entrar al conjunto donde vivía Adriana y horas más tarde salir, cargando una extraña bolsa negra, que finalmente subió al carro de la víctima.

Así mismo, para los investigadores del caso generó desconfianza la actitud despreocupada de este hombre tras lo sucedido, sumado a las versiones contradictorias que entregó a las autoridades sobre lo que había pasado la noche del 7 de junio, cuando fue la última persona que vio con vida a la psicóloga de 42 años.

Pese a que el principal sospechoso dijo inicialmente que acompañó a Adriana a vender su carro, el dueño del concesionario, en Chía - Cundinamarca, involucrado en el caso, dijo todo lo contrario y resaltó que fue el mismo Jonathan quien llegó solo a ofrecerle el vehículo.

“En realidad, no vimos a la señora nunca. Jonathan llegó aquí sobre las 9:00 a. m. Yo había hecho una negociación en la cual entregaba un carro de menor valor y tenía que dar un excedente”, dice inicialmente el comerciante, en declaraciones citadas por El Tiempo.

Luego, explicó: “Él había quedado en traerme el levantamiento de prenda y los traspasos firmados. Al otro día, me dijo que había ido a donde la señora y que por eso ya me había traído los traspasos firmados. Entonces, en realidad, ella no los firmó y el documento es falso”.

Junto a este testimonio, se conoció que la Fiscalía tiene en su poder el documento con el que se trató de hacer la venta del carro de Adriana, con una firma, que según sus mismos familiares no es la suya y fue falsificada, situación que generó sospechas entre los investigadores, ya que fue Jonathan quien trató de hacer la transacción.

En otro audio, revelado por SEMANA, la mamá de él, de quien se reserva el nombre, le reclama al sospechoso ser el asesino de su hija: “Jonathan, usted por qué es tan irresponsable, está viendo la situación por la que está pasando Pilar (la hermana menor). Usted es el principal involucrado en esa mierda y se desaparece. Coja responsabilidad, usted ya está muy viejo, hermano”, señaló.

Por el momento, el cuñado de Pinzón solo está imputado por desaparición. No obstante, habría decidido tener un acuerdo con las autoridades para revelar información sobre lo sucedido en este caso, mientras que la Fiscalía reúne pruebas para esclarecer las circunstancias que rodearon la muerte de esta mujer.

No obstante, en su momento, la defensa de Torres manifestó que no es posible, con las pruebas presentadas por la Fiscalía General, establecer que en efecto es la persona que aparece cargando las dos bolsas, reseñando que solamente un perito morfológico autorizado puede decir si es o no la misma persona.