Home

Nación

Artículo

El caso de Ariadna mantiene la indignación en México por la violencia contra las mujeres y recuerda a Debanhi Escobar, cuya ubicación se perdió el 9 de abril de 2022.
El caso de Ariadna mantiene la indignación en México por la violencia contra las mujeres y recuerda a Debanhi Escobar, cuya ubicación se perdió el 9 de abril de 2022. - Foto: Getty Images / asiandelight

judicial

Celos extremos | Envían a la cárcel a un hombre por agredir física, sexual y psicológicamente a su pareja sentimental

Las pruebas indican que atentó además contra la integridad de los familiares de su novia cuando le hicieron el reclamo.

Por someter a su compañera sentimental a distintos vejámenes y humillaciones fue enviado a la cárcel Jherson Felipe Chavarro. La Fiscalía General aseguró que, en medio de ataques sistemáticos de celos, el hombre agredió física, sexual y psicológicamente a su pareja sentimental.

Las pruebas recolectaban indican que el hombre llegaba al extremo de revisar las pertenencias de la mujer y ropa para descartar posibles infidelidades. Igualmente, la golpeaba, abusaba sexualmente de ella y la amenazaba de muerte en medio de las peleas.

El fiscal del caso reveló que en varias oportunidades la amenazó y obligó a desnudarse para tocarla y revisarla. La situación empeoró cuando la mujer decidió terminar la relación y salir de la casa en la que vivían.

El pasado 28 de junio, la joven de 19 años se encontraba en la casa de su mamá cuando recibió la sorpresiva visita de Chavarro quien le pidió que volvieran a vivir juntos. Tras su negativa, la golpeó, por lo que los integrantes de su familia tuvieron que interceder para ponerle punto final a la situación.

En ese momento, los amenazó con arma de fuego y un cuchillo, poniendo en grave riesgo la integridad de todas las personas que estaban en el lugar. Tras la denuncia, la Fiscalía adelantó las pesquisas.

Cinco meses después, agentes del CTI lo capturaron en la localidad de San Cristóbal, en el norte de la capital de la República. Un fiscal de la Seccional Bogotále imputó los delitos de acceso carnal violento agravado, acto sexual violento agravado, violencia intrafamiliar agravada y lesiones personales agravadas.

Tras la pregunta del juez de control de garantías, el hombre se declaró inocente. Por la gravedad de su conducta se ordenó su reclusión inmediata en un centro carcelario para proteger la integridad de la joven y sus familiares.

En la actualidad cursa un proyecto de ley en el Congreso que busca la eliminación de la violencia contra la mujer en política y que tiene como propósito impulsar la participación de las mujeres en las elecciones a cargos de votación popular.

La senadora por el Partido Conservador Nadia Blel, una de las promotoras de la iniciativa, afirmó que “después de tres intentos de la bancada conservadora para que en Colombia se contara con una ley que sancionara y erradicara la violencia política, hoy por fin estamos dando esa discusión”.

“Esto no es un tema menor, este tema silencia las voces de muchas mujeres en nuestro país. Esta es una iniciativa que busca visibilizar una conducta que no es normal, dura, que atenta contra los derechos políticos de las mujeres en Colombia”, afirmó la congresista conservadora.

Blel agregó que “la violencia no hace parte de la política”, ni para los hombres ni para las mujeres, y que “el verdadero reto no es que legislemos a favor de la paridad o la alternancia, el reto es lograr la verdadera igualdad, porque si no garantizamos espacios de igualdad, de respeto y en los que se protejan los derechos de las mujeres, ninguna va a tomar la decisión de postularse a un cargo de elección popular”.

La congresista le dijo hace unos días a SEMANA que “hay varias clases de violencia política. Hay de forma psicológica, de manera física o en el terreno matrimonial. Por ejemplo, los ataques en redes sociales que, en el caso de las mujeres, son más agresivos y a veces tocan temas familiares y muy personales. También cuando a las mujeres, en el interior de sus partidos, se les limita no solo la participación, sino el acceso a recursos o al financiamiento de sus campañas. Y casos más graves cuando hablamos de violencia física, asesinatos, atentados o violencia sexual a la que a veces son sometidas algunas mujeres que deciden participar en política”.

“Buscamos que se restablezcan los derechos cuando hay violaciones. Si no se les permite el acceso a financiamiento, que se coordine ese tema. También está todo el tema de retractación en la misma magnitud en cómo fue la agresión. Además, hay acompañamiento legal, psicológico, técnico a estas mujeres que se consideran víctimas. Por parte del Consejo Nacional Electoral, por ejemplo, se deberá prohibir o retirar toda propaganda política que atente contra la mujer y el candidato deberá asumir el costo de la nueva propaganda política”, explicó la senadora conservadora.