Home

Nación

Artículo

Claudia López y Antonio Navarro ya se han medido a través de encuestas en ocasiones anteriores, por ejemplo, en la elección del candidato presidencial. | Foto: Fotomontaje SEMANA

POLÍTICA

¿Cómo les iría a Claudia López y Antonio Navarro al medirse en una encuesta?

Está confirmado que el candidato de la Alianza Verde saldrá de una encuesta que se hará pronto, pero todavía se están afinando los pormenores. Estos son los posibles escenarios.

6 de marzo de 2019

Después de lo que sucedió en la precandidatura presidencial de 2018, Claudia López y Antonio Navarro volverán a medirse en una encuesta. Esta vez se definirá cuál de los dos será el candidato a la Alcaldía de Bogotá de la Alianza Verde. Ahora que López entró formalmente a la campaña, siguen días claves no solo para el futuro de la candidatura de ese partido, y de la coalición de centro-izquierda que se está consolidando.

En contexto: Claudia López se lanza al ruedo por la Alcaldía de Bogotá

Elegir el mecanismo con el que definirán quién de los dos representará a la colectividad era el primer paso. Este miércoles la exsenadora se adelantó a la reunión del Directorio Nacional, que será el jueves, y anunció que descartaron una consulta interna. Esto es importante porque todos los partidos tienen como plazo máximo el 12 de marzo para informarle al Consejo Nacional Electoral si harán consultas interpartidistas, internas y populares.

“Con Antonio hemos acordado que vamos a hacer esta campaña como lo hemos hecho siempre: con mucho amor y mucho respeto. Al final serán los ciudadanos de Bogotá los que a través de una encuesta en unas semanas decidirán quién quieren que sea el candidato verde”, explicó López.

Sin embargo, todavía no se conocen los pormenores de la encuesta, estos los definirán principalmente los precandidatos. Las reglas de juego son vitales porque cada decisión puede afectar el resultado y terminar dando más ventaja a alguno de los dos.

Los verdes pueden optar por hacer una encuesta en la que solo participen los militantes del partido. Esta fue la decisión que tomaron en 2017, cuando Navarro y López aspiraban a ser los candidatos presidenciales del partido para las elecciones de 2018. En ese momento, la encuesta fue a nivel nacional, la realizaron en 42 municipios, en donde había presencia del partido. Sin embargo, solo salió a la luz que López venció, pero no se revelaron los porcentajes.

De esa experiencia pasada solo se puede decir que en ese momento dentro del partido López tenía más apoyo. Pero en este nuevo caso –elecciones a la alcaldía- esta misma ventaja no se ve tan marcada. No obstante, hay que tener en cuenta que al final los militantes no son los únicos que van a salir a las urnas, sino todos los ciudadanos habilitados para votar. En ese escenario, en el mundo político se dice que Navarro también podría tener ventajas derivadas de su carácter sereno y del hecho de que su figura históricamente ha sido moderada, lo cual permitiría que lo miraran bien sectores de centro-derecha. Aunque ambos apoyaron a Petro en la segunda vuelta presidencial de la elección pasada, López, en contraste con él, ha sido más combativa con el uribismo.

Confidencial: Intención de voto para la Alcaldía de Bogotá da resultados contradictorios

La otra decisión que puede tomar la Alianza Verde es hacer una encuesta en la que solo les pregunten su intención de voto a los bogotanos. Si esto llegara a ser así el partido debería tomar una muestra de 1.200 encuestas en toda la ciudad, o de unas 2.500 si pretenden tener resultados más precisos por localidades.

Sobre el posible resultado, el dato más cercano lo dio el Centro Nacional de Consultoría el pasado 23 de enero, cuando preguntó la intención de voto de la baraja que existía. En ese momento, López lideró con un 22 por ciento, y Navarro alcanzó el 17 por ciento. Al comparar esas cifras con las  de la encuesta de la firma Guarumo y Ecoanalítica, realizada en noviembre, se puede ver que Navarro ha mejorado notablemente. En esa medición López tenía un 21,7 por ciento, y Navarro un 10,2 por ciento.

Las encuestas son una fotografía del momento, y las referencias que se tienen al respecto distan en meses. Por tanto, ahora en marzo o en abril el resultado podría variar. Claudia López es más mediática, pero el exgobernador de Pasto lleva meses recorriendo Bogotá y ganando el beneplácito de la gente. Lo cual, en caso de que se haga una encuesta solo entre ciudadanos, podría ayudarlo.

También hay que tener en cuenta que en los últimos días han entrado a la carrera electoral nuevos jugadores como Luis Ernesto Gómez (Activista), Lucho Garzón (En Marcha), María Andrea Nieto (exdirectora del Sena. Va por firmas). También han salido algunos, como Diego Molano y Samuel Hoyos, después de la victoria de Ángela Garzón.

En contexto: Activista: el nuevo competidor a la carrera por la Alcaldía de Bogotá

Los verdes también podrían optar por una fórmula como la del Centro Democrático, es decir, hacer dos encuestas, una con militantes y otra con los ciudadanos y unir los resultados. En el caso del uribismo tuvo más peso la decisión de los bogotanos (85 por ciento) que la de los militantes (15 por ciento). Esto se convirtió en un punto de controversia dentro del partido porque consideraron que no se les había dado suficiente porcentaje.

Otro punto importante a tener en cuenta es la fecha de la realización de la encuesta. En estas ocasiones la coyuntura del país puede afectar el resultado. El hecho de que López haya decidido anunciar oficialmente su precandidatura esta semana podría impulsarla. Ella es una candidata fuerte que además mantuvo en vilo a la opinión pública sobre su decisión. Aunque López también puede pedir más tiempo para hacer campaña y difundir sus propuestas. Ya anunció que está en contra del TransMilenio por la Séptima y protegerá la Reserva Van der Hammen.

Por el momento, tanto Navarro como López se vislumbran como fuertes candidatos en la capital, y se puede prever que entre los dos habrá una competencia reñida que no solo convocará a los verdes, sino a otros partidos de izquierda y de centro.