nación

Colombia fortalece su política de prevención de las violencias contra la infancia

La organización Global Partnerships le extendió la invitación al país de formar parte de su comité ejecutivo y quiere que comparta su experiencia y resultados con países de América Central.


Global Partnerships es una organización administradora de fondos de inversión de primer impacto, que se dedica a ampliar las oportunidades de personas que viven en la pobreza. Hasta el momento, Colombia había recibido el acompañamiento de esta entidad a través de brazos de acción de la Nación como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), pero ahora participará en ella siendo miembro de su comité ejecutivo.

El hecho no es para menos, pues llegar a ser parte de esa instancia es el reflejo y el reconocimiento de esa organización a Colombia por su trabajo en temas de protección para la infancia. Esta es un área de trabajo en la que el Gobierno nacional, en particular a través de su Consejería Presidencial para la Niñez y la Adolescencia, en cabeza de Carolina Salgado, y de la gestión social que ha caracterizado la agenda de la primera dama, María Juliana Ruiz, se ha destacado, más ante los múltiples desafíos que en esta materia el país ha tenido que enfrentar durante los últimos años.

Y es la que la realidad de los niños, las niñas y los adolescentes en Colombia se ha tomado la agenda de todos los niveles en el país, dado el complejo panorama. En ese escenario, se han fortalecido los mecanismos que buscan prevenir, o atender, cualquier tipo de violencia que se presente en contra de esta población. Esta última es también una responsabilidad que involucra a toda la sociedad.

En un encuentro entre miembros de Global Partnerships; Andrés Villaveces, del equipo investigador de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC); Rebbeca Levy y Mattito Watson, representantes de la estrategia APCCA de USAID; Begoña Fernández, oficial técnica de Together For Girls; Carolina Salgado, consejera presidencial para la Niñez y la Adolescencia, así como María Juliana Ruiz, esta última expuso los avances del país en la prevención de las violencias contra los niños, las niñas y los adolescentes, y esa organización invitó a Colombia a hacer parte del comité ejecutivo.

La participación del país en este comité contribuye al fortalecimiento de las políticas y acciones de prevención de las violencias contra la infancia en el territorio colombiano, las cuales han tenido avances gracias a que Colombia ingresó en 2019 a la Alianza Global para Poner Fin a la Violencia contra la Niñez.

Por eso, Ruiz afirmó que esta es una oportunidad más para unir a Colombia como un país que ha realizado un esfuerzo, al tiempo que tiene aún mucho que aprender, para “seguir trabajando en favor de la seguridad y la protección de nuestros niños”.

Por su parte, Carolina Salgado recordó que “la Alianza Global ha hecho un acompañamiento a Colombia, al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar y a todas las entidades, en el marco de la Ley de castigo físico”, que ese fue ese el eje de este encuentro y que de ahí surgió que esa organización quiera ver no solo “los avances de Colombia en su reglamentación, en la preparación de la estrategia”, sino que “comparta su experiencia y los resultados con países de América Central”, detalló.

La organización Together For Girls reconoció, de hecho, el trabajo de Colombia y del Gobierno nacional al destacar el desarrollo de leyes y de una estrategia que prohíben el castigo físico, el maltrato y cualquier tipo de violencia como forma de corrección o disciplina. “Reconocemos a Colombia y al gobierno de Colombia como un líder en la prevención y la respuesta a la violencia en la niñez, y queremos colaborar con él para que el liderazgo que ha mostrado se pueda ver a nivel regional y global, así como poder crear espacios donde se puedan intercambiar las experiencias entre países en la región que también han mostrado un interés en priorizar la prevención y la respuesta a la violencia en la niñez”, dijo Begoña Fernández, oficial técnica de esta entidad.

Esta reunión se llevó a cabo hoy 12 de febrero en medio de la conmemoración del Día de las Manos Rojas, la cual es una iniciativa global que busca sensibilizar y generar acciones para detener la vinculación de la infancia a conflictos armados.

Este día fue escogido en 2002 debido a la entrada en vigor del Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño, relativo a la Participación de Niños en los Conflictos Armados. Este fue aprobado por la Asamblea General de Naciones Unidas en mayo de 2000 y ha sido ratificado en 159 Estados, incluida Colombia.

El objetivo de este protocolo ha llevado a que las instituciones de gobierno, organizaciones sociales, comunidades y cooperación internacional sigan trabajando y enfoquen sus esfuerzos en el desarrollo de acciones de visibilización, prevención y atención del reclutamiento forzado. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia Unicef insiste en la importancia de la protección de la infancia y reiteró su compromiso con la prevención del reclutamiento, uso y utilización de niños y niñas en Colombia.