nación

Colombiana fue asesinada en Perú, presuntamente por un hombre que la acosó durante años

La familia se encuentra pidiendo ayuda para repatriar el cuerpo de la mujer al país.


Una mujer colombiana, identificada como Sandra Milena Parra, de 31 años, fue asesinada en Lima, Perú, el viernes 24 de junio, al parecer por un hombre que la pretendió durante aproximadamente tres años.

La mujer era oriunda de Bucaramanga y desde el año 2019 había decidido mudarse a Perú buscando mejorar su calidad de vida. Sin embargo, este viernes que pasó, fue hallada muerta en el interior de su vivienda y con señales de asfixia. Así mismo, se le encontraron en el cuerpo múltiples contusiones.

En Lima, la mujer desempeñaba trabajos de vendedora ambulante y administraba el dinero para mantenerse ella y mandar un poco hacia Colombia, específicamente al barrio San Rafael, ubicado en el norte de Bucaramanga, en donde vive la madre de Sandra Milena.

Las autoridades indicaron que han capturado a un hombre de 57 años que se considera sospechoso del asesinato y que, hacía tiempo, venía pretendiendo a la mujer y obteniendo rechazos de parte de ella.

Se espera que el hombre, cuya identificación no ha sido revelada, sea judicializado con el fin de comprobar qué le sucedió a Sandra Milena Parra, cómo se dieron los hechos y si es o no el culpable de la muerte de la mujer. De los cargos de feminicidio que lo acusan, no ha aceptado ninguno.

Además, los familiares de la víctima buscan ayuda del Ministerio de Relaciones Exteriores (Cancillería) para repatriar el cuerpo de Parra, ya que ellos no cuentan con los recursos necesarios. También desean brindarle una adecuada sepultura cerca de sus allegados y en su país natal.

Un número de Nequi ha sido dispuesto para quienes deseen aportar a la familia de Sandra Milena y de este modo ayudar con gastos del funeral y la repatriación: 3177866449.

Un hecho similar se presentó también el viernes en México cuando Yrma Lydya fue asesinada. La joven promesa de la música regional mexicana se abría paso con su talento entre las estrellas de la industria musical y desde ya contaba con el cariño de una gran fanaticada.

Su historia, que apenas comenzaba, tuvo un fatal desenlace, luego de que varios disparos enmudecieran su voz para siempre. Los hechos que son materia de investigación por las autoridades locales sucedieron en la zona sur de Ciudad de México, en el restaurante Suntory, donde la artista compartía una cena con su esposo.

De acuerdo con la narración de lo ocurrido, ofrecida por Ómar García Harfuch, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, en entrevista con Milenio, la cantante mexicana habría arribado al restaurante sobre las 6:15 p. m. y allí se encontró con su pareja, quien había llegado dos horas antes en compañía de dos personas mayores.

Con apenas 21 años, la intérprete ya había alcanzado grandes logros y figuraba entre la agrupación GranDiosas, un tour con el que mujeres cantantes referentes en la música mexicana como María Conchita Alonso, Dulce, Jeannete, Alicia Villarreal y Angela Carrasco, se destacaban.

Además, había contado con la fortuna de tener el apoyo de Carmelita Salinas, recordada como una famosa actriz de la televisión en México.

“Para mí es un honor compartir el escenario con estas grandes cantantes que he admirado desde que yo era una niña. Ser parte de GranDiosas es un sueño porque cantar y aprender de estas Diosas es para mí todo un gran privilegio inimaginable, que ahora estoy realizando”, escribió en sus redes sociales, una semana antes de su trágica muerte.