paz

Comunidad internacional da espaldarazo a la Comisión de la Verdad y su informe final

A través de un comunicado de prensa, múltiples embajadas, la Delegación de la Unión Europea, Misión de Verificación de la ONU y la Nunciatura Apostólica dejaron en firme su apoyo a la Comisión de la Verdad y el Proceso de Paz en Colombia.


La Comisión de la Verdad, surgida del acuerdo de paz que firmó el Estado colombiano con las Farc en 2016, presentó este martes un extenso informe final sobre los horrores cometidos por guerrilleros, paramilitares y agentes estatales a lo largo de seis décadas de conflicto armado interno.

En el teatro municipal Jorge Eliécer Gaitán, aledaño al parque Bicentenario en Bogotá, el sacerdote Francisco de Roux, que preside la Comisión desde su creación en 2017, presentó el documento de 896 páginas, resultado “del diálogo social y la investigación” sobre el prolongado enfrentamiento.

Al menos 14.000 víctimas de las guerrillas, los paramilitares y la Fuerza Pública fueron escuchadas por la Comisión de carácter extrajudicial, y cuyas recomendaciones no son vinculantes.

A pesar de que este mismo martes inició un largo debate en el país sobre las posiciones frente al informe, que ha sido catalogado por algunos políticos críticos del Proceso de Paz como “sesgado”, varias organizaciones de derechos humanos han respaldado el documento.

De hecho, este miércoles algunos representantes de la comunidad internacional se pronunciaron a través de un comunicado de prensa, en el que aseguraron que valoran la presentación de este informe y reiteran su apoyo “a la consolidación de la paz y la garantía de los derechos de las víctimas en Colombia”.

El comunicado, que fue publicado a través de la cuenta de Twitter del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), afirma que el informe de la Comisión “es un trabajo riguroso de más de tres años en todo el territorio nacional”.

“El Sistema Integral para la Paz del que hace parte la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad (...) es un sistema innovador que incorpora las perspectivas de género, ética y de juventud”, reza el texto.

“El informe de la Comisión de la Verdad materializa el compromiso de poner a las víctimas en el centro del Acuerdo de Paz, clave para establecer las bases de la reconciliación y la construcción de paz en Colombia”, agrega.

El comunicado, que también garantiza la continuidad del apoyo internacional para la consolidación de la paz en el territorio nacional, está firmado por entidades como las embajadas de Alemania, Argentina, Canadá, España, la Delegación de la Unión Europea, Misión de Verificación de la ONU en Colombia y la Nunciatura Apostólica.

Con este informe, apoyado por Naciones Unidas y la Iglesia católica, “hacemos un llamado a la sociedad, al Estado y a la comunidad internacional” para la no repetición del conflicto, aseguró en el evento de presentación De Roux.

Desapariciones forzadas, actos de violencia sexual, masacres y torturas son algunos de los horrores retratados en el informe que concluye que los colombianos sufren de “traumas colectivos” que pasan “de una generación a otra durante décadas”.

La Comisión de la Verdad es una de las entidades que conforma el sistema de reparación de las víctimas surgido del pacto de paz de 2016, junto a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el tribunal que investiga y castiga los peores delitos, y una unidad de búsqueda de desaparecidos.

El informe “No hay futuro si no hay verdad” se publicará y explicará por capítulos y en todas las regiones del país durante los próximos dos meses, cuando la Comisión dejará de existir. Al menos nueve millones de víctimas entre desplazados (8,2 millones), asesinados (1 millón) y desparecidos (109.000) han sido registradas oficialmente en Colombia.

*Con información de la AFP.