política

Conservadores ratifican que no harán oposición a Gustavo Petro y entrarán al denominado acuerdo nacional

El nuevo presidente de la colectividad, cercano al presidente electo, ratificó que el conservatismo tomará nuevos rumbos.


Siempre se ha dicho que la política es dinámica, y después de la segunda vuelta presidencial se han visto varios ejemplos donde se demuestra que esa frase es totalmente cierta.

Aunque el Partido Conservador impulsó a David Bargüil como precandidato presidencial de la coalición Equipo por Colombia, posteriormente apoyó a Federico Gutiérrez como candidato presidencial en la primera vuelta presidencial, y para la segunda quedaron en libertad, y la mayoría respaldó en las urnas a Rodolfo Hernández.

Esto significa que políticamente fueron derrotados en tres ocasiones, durante la campaña lanzaron duras críticas contra Gustavo Petro, pero ahora los conservadores dicen “que piensan en el país” y por eso, Carlos Andrés Trujillo, nuevo presidente del Partido Conservador, ratificó que acompañarán la agenda legislativa del presidente electo.

“Hemos aceptado la invitación del presidente electo, Gustavo Petro, de hacer parte de ese gran acuerdo nacional, que permita establecer un dialogo de cara al país, un diálogo que interprete el momento de la historia, un diálogo que permita sacar adelante las grandes reformas que necesita la nación”, dijo Trujillo.

Por eso confirmó que la decisión que tomó el Partido Conservador fue la de acompañar al presidente electo en sus propósitos legislativos y que en ese camino se mantendrán, hasta conocer el contenido de las reformas y proyectos que se presentarán.

   Gustavo Petro tendrá que moderar su agenda y discurso pero sin traicionar a sus seguidores. ¿Hasta dónde podrá ceder?
Gustavo Petro tendrá que moderar su agenda y discurso pero sin traicionar a sus seguidores. ¿Hasta dónde podrá ceder? - Foto: guillermo torres-semana / esteban vega la-rotta-semana

“La decisión es hacer parte del acuerdo nacional y no ser oposición, recuerden que la decisión se toma entre el 07 de agosto y el 07 de septiembre, la nueva dirección nacional del partido (…) es la que deberá tomar esa decisión”.

Sin embargo, aclaró que la postura podría cambiar más adelante y pidió tranquilidad a la militancia de la colectividad porque sencillamente es una decisión temporal que se toma “por el bien del país”.

“Serán unas líneas que nuestro partido Conservador nunca pasará y ese es un mensaje de tranquilidad a nuestras bases conservadoras, nada que ponga en riesgo las libertades, nada que ponga en riesgo la propiedad privada, nada que ponga en riesgo la libre empresa; son posiciones claras y líneas rojas trazadas que quedarán consagradas en el documento oficial”, sostuvo.

En su despedida, Omar Yepes señaló que no está de acuerdo con la postura de la colectividad y que por eso, prefirió dar un paso al costado. “El partido debe estar claramente en una oposición antagónica sin romper diálogos porque el diálogo nunca se debe romper, pero debe tener una posición antagónica frente al Gobierno”.

Aseguró que el conservatismo debe aceptar que fue derrotado en las urnas y por eso, debería ser partido de oposición. “El doctor Petro ha tenido una posición toda la vida muy conocida por el país y también conocimos lo que pretende por sus discursos de campaña. Él ha suavizado el discurso, ha tratado de convocar a la unión nacional y lo está consiguiendo alrededor de los propósitos de país, pero uno no sabe en qué momento vuelve el Petro que hemos conocido en el pasado. El Petro de hoy da cierta tranquilidad, pero yo no sé el Petro del mañana si vuelva a ser el Petro de ayer”, dijo Yepes.

Aunque los conservadores estén acompañando a Petro, en la composición de las mesas directivas quedarán sin ninguna dignidad, esto por los resultados que tuvieron en las elecciones al Congreso que se hicieron el pasado 13 de marzo.