bogotá

Contraloría anunció 12 hallazgos fiscales por $ 16.804 millones en el Acueducto de Bogotá

El mayor hallazgo, en cuantía cercana a los $ 7.573 millones, se detectó en la Planta de tratamiento Salitre.


Doce hallazgos con incidencia fiscal por $ 16.804 millones, al igual que 36 hallazgos administrativos y 12 con presunta incidencia disciplinaria, evidenció la Contraloría de Bogotá en el más reciente informe de auditoría practicado a la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá.

De acuerdo con el contralor Distrital, Julián Mauricio Ruiz, el mayor hallazgo, en cuantía cercana a los $ 7.573 millones, se detectó en la Planta de tratamiento Salitre, Planta de Tratamiento Canoas y Estación Elevadora Canoas, así como en el interceptor Tunjuelo–Canoas que lleva las aguas a la estación elevadora; obras que hacen parte del Sistema de Alcantarillado de Aguas Residuales del Distrito.

“El equipo auditor determinó que obras no ejecutadas u obras faltantes del interceptor Tunjuelo Canoas, incluyendo cámaras y pozos de inspección, así como parte de la estructura del túnel de emergencia y obras complementarias que no se realizaron, y generaron detrimento a las arcas del Distrito”, afirmó el contralor Ruiz.

Se trata de un contrato llave en mano, en el que el contratista es el responsable del diseño y de la construcción; es decir que debió realizar todos los trabajos necesarios para la puesta en marcha del sistema por un precio acordado en un tiempo determinado.

El contralor Ruiz explicó que otro hallazgo fiscal determinado dentro de la auditoría tiene que ver con el pago de intereses y sanciones por mora por impuesto predial pagado de manera extemporánea, es decir, fuera del plazo establecido por la Secretaría de Hacienda Distrital y que corresponde a las vigencias 2012, 2016, 2017, 2018 y 2021, por cuantía aproximada a los $ 4.030 millones.

Los restantes hallazgos, por una cuantía cercana a los $ 9.231 millones, tienen que ver con inconsistencias y desactualización en reporte de información de macroproyectos, incoherencia en la articulación de las metas de macroproyectos, deficiencia de los productos de diseño, deficiencias en diseños, deficiencia en planeación, contratación de obras sin permisos, una sanción impuesta por la Superintendencia de Servicios y una multa impuesta por la Corporación Autónoma Regional, CAR, entre otras.

Hallazgos fiscales en el Fondo Distrital de Salud

De otro lado, hallazgos fiscales por $ 7.760 millones determinó la Contraloría de Bogotá tras un proceso de auditoría al Fondo Financiero Distrital de Salud.

El primero, y más representativo, tiene que ver con el contrato de servicio de Contact Centerpara la operación de tres líneas de atención: 1. Línea de asignación de citas y campañas especiales, 2. Línea de salud para todos (opción 1 y 2) y 3. Línea 106.

El contrato, que comenzó el primero de julio de 2021, tiene un periodo de ejecución de 18 meses, es decir, va hasta el 31 diciembre de 2022, y un valor, luego de dos adiciones, de $ 45.134 millones, de los cuales el 93,95 % corresponde a la Línea de asignación de citas.

Y es precisamente sobre la deficiencia en la gestión de este servicio, antes conocido como el Call Center Distrital, y la coordinación de acciones para cumplir con la disponibilidad de agendas, que el organismo de control ha llamado la atención.

Desde el punto de vista presupuestal, la Contraloría estableció que el cambio de modalidad de Call Center a Contact Center generó un incremento del costo promedio mes por asignación de citas, pasando de $ 1.027 millones a $ 2.344 millones, lo que habría generado un hallazgo fiscal por $ 7.638 millones.

Otro hallazgo se registró en cuantía de $ 113.400.000, por la compra de ventiladores mecánicos sin verificar el cumplimiento de los requisitos por parte del contratista.

El ente de control considera que estas deficiencias no solo afectan los recursos destinados a un sector tan delicado como la salud, sino que van en detrimento de la calidad de vida de los ciudadanos.