entrevista

Habla nuevo contralor de Bogotá: “Revisaremos cómo se están invirtiendo los recursos en seguridad”

En entrevista con SEMANA, el nuevo contralor distrital, Julián Mauricio Ruiz, aseguró que una de sus prioridades será crear una app para que los bogotanos denuncien irregularidades en la ejecución de recursos. Explicó qué cambios vendrán para la Contraloría en su administración.


SEMANA: ¿Cómo recibió y encontró la Contraloría de Bogotá?

Contralor Julián Ruiz (J. R.): Hasta ahora llevamos pocos días, estamos organizando una reunión con cada uno de los directivos para que nos cuenten los principales retos en cada uno de los 15 sectores de la ciudad y los 14 sectores en los que se divide la Contraloría Distrital.

Creemos que hay grandes retos, por ejemplo, la primera y la segunda línea del metro, en caso de aprobarse el cupo de endeudamiento que se está discutiendo en el Concejo.

También tenemos el reto de ponerles el ojo a muchas fiducias que están creadas desde hace muchos años y debemos verificar si los recursos han cumplido con su cometido o no. No es cuestión de esta administración, son fiducias que vienen de hace ocho y diez años, y pensamos que se han salido un poco del radar del órgano de control fiscal.

En eso estoy haciendo un diagnóstico de en dónde debemos enfocarnos y hacia dónde debemos llevar la Contraloría.

SEMANA: ¿Cuáles son las prioridades que va a adelantar en la Contraloría de Bogotá?

J. R.: Mi propósito será acercar la ciudadanía a la Contraloría. Queremos llegar a los barrios de las 20 localidades, llevar el nivel central de la Contraloría a todos los rincones de la ciudad para que los ciudadanos se sientan más cercanos y confiados de interponer las denuncias correspondientes cuando vean que los dineros de los bogotanos se pueden estar perdiendo.

También tenemos un gran reto tecnológico en la Contraloría. Siento que hay un rezago muy importante en materia del uso de la tecnología y del aprovechamiento de las oportunidades que esta brinda, para dar un salto en la vigilancia de los recursos de los bogotanos.

SEMANA: ¿Cómo lograr que las personas estén más cerca de la Contraloría?

J. R.: Hay que diseñar estrategias, yo he hablado de ‘Contraloría en tu barrio’, [una estrategia] que tratará, en la medida de lo posible, de llevar el nivel central de la Contraloría a los barrios de la ciudad, de acercar mecanismos presenciales de denuncia ciudadana.

Por otro lado, me he comprometido a desarrollar una aplicación de control público fiscal.

Julián Mauricio Ruiz Contralor de Bogotá
Julián Mauricio Ruiz, recién nombrado contralor de Bogotá. - Foto: ESTEBAN VEGA LA ROTTA

SEMANA: ¿Qué le preocupa de Bogotá?

J. R.: Son muchas cosas las que preocupan, no puedo dar un diagnóstico pleno en estos momentos, pero creo que hay cosas obvias para todos los ciudadanos. Necesitamos ver cómo se están invirtiendo los recursos de seguridad en la capital, urge analizar si de pronto se deberían fijar nuevas estrategias o prioridades en la inversión de recursos en el sector de seguridad.

También tenemos el reto del metro de Bogotá, hay muchos frentes de obra abiertos y necesitamos tener un mecanismo de seguimiento casi que permanente de los recursos que allí se invierten.

SEMANA: En cuanto a los frentes de obra que se adelantan en Bogotá, ¿cómo vigilar que los recursos se ejecuten correctamente?

J. R.: Es importantísimo invertir en tecnología. No hay entidad que soporte con sus recursos humanos y físicos tradicionales la vigilancia de tantos frentes de obra. Por eso nuestro primer frente de batalla o de vigilancia tiene que ser el ciudadano que tiene la obra al frente de su casa y nos podrá avisar si los obreros están trabajando o no.

Las oficinas de control interno también tienen que jugar un papel fundamental en la vigilancia de la ejecución de estas obras.

SEMANA: La idea es que por medio de la tecnología o una aplicación móvil los ciudadanos puedan reportar irregularidades.

J. R.: Sí, son varios frentes de denuncia. Al ciudadano lo tenemos que formar para que sepa cómo hacerle vigilancia. Un tema es el fortalecimiento del control ciudadano y otro es la tecnología para la vigilancia de los recursos, aunque claro está que en algún punto se unen.

Tenemos que hacer con la tecnología más fácil la denuncia ciudadana.

SEMANA: ¿Habrá una vigilancia especial a los recursos de la primera línea del metro?

J. R.: Claro. Ahí hay un reto muy importante porque son recursos en gran parte de la Nación, entonces el reto está en cómo nos vamos a articular con la Contraloría General de la República, porque no tenemos competencia para todos los recursos que están allí invertidos. Tenemos que diseñar una estrategia conjunta con la Contraloría General para hacer vigilancia continua a estos metros.

SEMANA: A partir de su experiencia en la Contraloría General, ¿qué cosas nuevas va a implementar en la Contraloría Distrital?

J. R.: Hay varias cosas por replicar de las que hicimos en la Contraloría General y gran parte de eso es lo que he expresado en materia de ciudadanía y tecnología.

SEMANA: ¿Qué le gusta de la Contraloría Distrital?

J. R.: Hasta ahora estoy conociéndola a fondo, pero me gusta que es una contraloría fuerte, puede ser la segunda o tercera más relevante después de la Contraloría General. Cuenta con un recurso humano y técnico muy valioso que tiene muchos fans y admiradores puertas afuera, puesto que las personas que han pasado por la Contraloría de Bogotá destacan su recurso humano y lo capacitado que está. Ese debe ser un gran recurso a aprovechar.

SEMANA: ¿Qué concepto tiene de la administración de la alcaldesa Claudia López?

J. R.: Como ha sucedido en todo el país, estos dos años han sido muy difíciles, pero han tratado de hacer las cosas bien hasta donde les corresponde. La administración le ha cumplido a la ciudad y pretende cumplir más en materia de reactivación.

SEMANA: ¿Cuáles son esas obras inconclusas en las que la Contraloría centrará su atención?

J. R.: Bogotá cuenta con más de 50 obras inclusas que suman $ 18 billones. La administración anterior de la Contraloría inició un programa que fue extrapolado de la Contraloría General y que tuvo un gran éxito, sacando varios proyectos adelante, y en eso vamos a enfatizar y reforzar para sacar adelante esas obras inconclusas de la ciudad.

SEMANA: ¿Tiene en el radar alguna de esas obras?

J. R.: Está la Alcaldía de Teusaquillo, que lleva años sin poder salir adelante, pero hay muchas obras más.

SEMANA: La Contraloría les abrió proceso de responsabilidad fiscal a 15 alcaldes locales por los kits de alimentación y aseo que se entregaron en medio de la pandemia, estos kits fueron entregados a más de 9.000 personas que aparecen como muertas y el detrimento asciende a cerca de $ 3.000 millones, ¿qué opinión le merece esta investigación?

J. R.: Es de la mayor gravedad. Los recursos para atender las emergencias, la salud y la educación no se pueden perder y más en esas cantidades, si es que fue así.

SEMANA: ¿Ha tenido la oportunidad de hablar con la alcaldesa Claudia López?

J. R.: Todavía no, pero tengo una reunión pendiente con ella la próxima semana.

SEMANA: Su postulación al cargo de contralor generó polémica porque usted revisó la resolución que estableció las reglas de juego para las convocatorias de contralores territoriales, ¿qué responde al respecto?

J. R.: El mismo día de la elección llegó un fallo de tutela del Tribunal de Bogotá reafirmando lo que yo varias veces he explicado y es que se trató de un acto de carácter general, que privilegia el mérito. Establece las mismas condiciones a todos los aspirantes a contralores territoriales, que se han utilizado en más de 120 procesos de convocatoria a nivel nacional en dos periodos constitucionales diferentes y que no le da ventaja a ningún aspirante.

La resolución lo que hace es establecer qué porcentajes tienen la hoja de vida y el examen e incluso elimina el criterio subjetivo que le daban a la entrevista, que tenía un valor del 10 % en los concursos anteriores. Ahí sí podría haber ventajas o desventajas para aspirantes, aquí no.

SEMANA: ¿Pero es usted o no cuota política o burocrática del contralor Carlos Felipe Córdoba?

J. R.: El que presentó el examen y superó las etapas fue Julián Ruiz como ciudadano, no Julián Ruiz como vicecontralor o subalterno de Felipe Córdoba. Faltaba más que él fuera a hacer una Contraloría de Bogotá en cuerpo ajeno. Mi independencia y mi criterio técnico y jurídico a lo largo de mi trayectoria pública no están en juego frente al ejercicio del control fiscal y de mis funciones.

SEMANA: Pero en esa independencia buscará trabajar mancomunadamente con el contralor Córdoba.

J. R.: Ese es un argumento adicional para decir que el tal interés que pretendían hilar algunos no existe. El contralor general, en dos o tres meses, acaba su periodo constitucional, entonces, ¿qué tipo de interés podrían tener en elegirme a mí?

Ojalá pudiéramos alcanzar a trabajar algo de la mano, creo que ha hecho una buena administración al frente de la Contraloría General, pero los tiempos no nos van a alcanzar.