#noestánsolos

No están solos: la histórica lucha de los médicos en Colombia

Cuando el país atraviesa los momentos más críticos de la pandemia, SEMANA recuerda la ardua batalla que han librado los trabajadores de la salud para salvar millones de vidas. Es ahora cuando más solidaridad y apoyo necesitan.


En los últimos meses, los médicos y el personal sanitario han enfrentado una de las luchas más importantes de sus vidas: vencer el coronavirus. Sus primeros actos heroicos empezaron a verse en China, donde apareció el virus a finales de 2019 en la desconocida ciudad de Wuhan. El mundo registró con asombro el crecimiento de casos en el país, al punto de que los hospitales y el personal de salud se vieron desbordados en algunas ciudades en cuestión de semanas.

Italia, España y Francia vivieron más tarde la misma pesadilla. Durante los primeros meses de 2020, millones de trabajadores de salud (médicos, enfermeras, técnicos y personal de primeros auxilios) atendieron a los enfermos de manera heroica. Algunos perdieron la vida en esa batalla y muchos otros vivieron para contarlo. Sus testimonios le dieron la vuelta al mundo y despertaron en la ciudadanía históricos homenajes. En España, por ejemplo, las tardes de aplausos desde las ventanas se volvieron una tradición. 

Hoy, el turno de demostrar esa solidaridad es de Colombia. En estos momentos, cuando el personal de salud enfrenta los momentos más críticos de la pandemia, cada gesto cuenta. Por eso, SEMANA y su campaña #NoEstánSolos quiso ponerle un rostro a los cientos de médicos que están en el frente de la batalla. En esos relatos quedaron registrados los duros efectos físicos y mentales de cargar a cuestas la crisis sanitaria.  

Pero como asegura Santiago Cabrera, director de la Fundación Cardioinfantil, esta y cientos de iniciativas de todos los colombianos "se han convertido en la motivación y la fuerza que necesitan para continuar de pie". Y que cada esfuerzo por mostrar la realidad que se vive dentro de un hospital "genera conciencia acerca del autocuidado y de la responsabilidad que tenemos como ciudadanos para mitigar el impacto de la epidemia".

Y es que si bien el país se ha unido para brindarles su apoyo, en la práctica son muchos quienes ejercen el oficio en condiciones precarias. Sobre todo en las zonas más apartadas del país, donde la epidemia ha dejado en evidencia el abandono del Estado. En ese sentido, Sergio Martínez, CEO Global de Keralty y aliado de SEMANA en la campaña, hace un llamado a cuidar de todo el personal médico, ahora y después de la crisis sanitaria. "Hay que poner a disposición todos los recursos de ayuda psicológicos y hacerles un reconocimiento. Ellos hoy están soportando extensas horas de trabajo, malviviendo de primera mano casos que son muy complejos".

Miguel Fernando Escobar, presidente de Postobón y aliado, asegura, por su parte, que apoyar a todas las personas que trabajan en el sector de la salud y que hacen frente al coronavirus es una demostración de coherencia. "Todos los colombianos, sin excepción, debemos reconocer, con profundo respeto, que el personal médico ha sido fundamental para mantener la esperanza viva. Despertar un sentido solidario y de unión hacia ellos es un gran aliciente, que los alienta y motiva a seguir adelante".

En efecto, empresas como Postobón han apoyado con acciones tangibles. Ejemplo de esto es la financiación e impulso a la iniciativa InnspiraMED, que hoy desarrolla y produce ventiladores mecánicos de bajo costo y videolaringoscopios, los equipos biomédicos necesarios en los procedimientos que se realizan en las UCI. 

Estar unidos en estos momentos es más importante que nunca y eso lo reconoce también Roberto Moreno, presidente de Amarilo. El empresario considera que "la pandemia ha mostrado que no importan el color ni los ingresos. Este virus pega a todos por igual y nos envía el mensaje de que hay que cuidarnos entre todos. Los médicos y el cuerpo de salud están trabajando duro 24 horas y hay que darles un reconocimiento a esas historias".

Hoy los tapabocas, las caretas y los trajes tipo astronauta son parte del paisaje, pero solo ellos saben las historias que guardan detrás y la dificultad que significa aguantarlos por más de 12 horas sin poder comer o ir al baño. Aun así, la responsabilidad de salvar vidas y evitar el contagio pesa más para estos profesionales. Y es ahí donde han honrando al mundo con su compromiso, dedicación y profesionalismo. 

Es momento de mostrarles que Colombia lo agradece y nunca olvidará a todos esos héroes que han entregado sus vidas.  

Encuentre aquí todas las historias detrás de quienes trabajan en las UCI

Noticias relacionadas