nación

Corte avala extradición de alias Chumado, uno de los diez criminales más buscados en Ecuador

Jhonny Lutgardo Mera Mera escapó en el 2016 de la cárcel de Manta.


La captura de Jhonny Lutgardo Mera Mera, en Cali, fue tan cinematográfica como su escape de prisión en Ecuador. El hombre de 35 años, más conocido como Chumado, tiene en su prontuario criminal una decena de asesinatos en diferentes regiones de este país, hecho por el cual su nombre aparece en la lista de uno de los diez criminales más buscados.

Mera, quien fue capturado el 19 de diciembre de 2020, en una intensa persecución que tuvo como escenario las calles de Cali, llevaba cuatro años haciéndole el quite a las autoridades tras haberse escapado de la cárcel de Manta, ciudad ubicada en el sur de Ecuador, en medio de un terremoto que se registró en 2016.

Cuando fue detenido en su lujoso vehículo Chumado presentó una cédula de ciudadanía colombiana falsa. Sin embargo, debido a las huellas dactilares y otras evidencias, las autoridades permitieron verificar que en efecto era el hombre que tenía sobre sus hombros una circular roja de Interpol.

Tras su detención su expediente fue puesto a disposición de la Corte Suprema de Justicia que avaló la extradición de Mera Mera a Ecuador, para que responda por diferentes delitos. “(...) Para el caso, las conductas por las cuales es solicitado el ciudadano ecuatoriano Johnny Lutgardo Mera Mera no son de carácter político, pues se trata de los punibles de asesinato y evasión, lo cual impide que se configure la prohibición constitucional referida”, precisa el documento de 38 páginas conocido por SEMANA.

En el estudio del caso se determinó que tampoco se encuentra en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ni su caso tiene relación con el conflicto armado interno colombiano.

Chumado es requerido por el asesinato de Jacinto Manuel Mendoza Farias, un ciudadano ecuatoriano, quien fue interceptado el 19 de diciembre de 2016 por las calles J15 y J16 del barrio Jocay, en la ciudad de Manta (Ecuador). Mera Mera le habría disparado en siete oportunidades, como lo señalaron varios testigos y quedó registrado en las cámaras de seguridad del sector.

“Como el pedido de extradición de Johnny Lutgardo Mera Mera se formuló con el objetivo de hacerlo concurrir a los procesos penales que se adelantan en su contra por los punibles de asesinato y evasión, ciñéndose este concepto sólo a la primera conducta en mención”. Tras hacer una revisión de sus notificaciones criminales, la Corte Suprema determinó que el ciudadano ecuatoriano no ha sido investigado, juzgado o condenado en Colombia por estos hechos.

El alto tribunal rechazó de tajo las acusaciones hechas por la defensa de Mera, quien buscaba retrasar el estudio del caso al indicar que no existían pruebas para vincular a su defendido con estos hechos. Frente a esto, la Corte le recordó “al profesional de derecho que, tratándose de trámites de extradición, la competencia de la Corte no está dirigida a comprobar si el solicitado es o no responsable de los delitos por los cuales es requerido en el estado extranjero, así como tampoco es de su resorte realizar un control de legalidad a la actuación judicial que se ha surtido ante la autoridad foránea, pues estas son temáticas que en nada se relacionan con el objeto del concepto de extradición, siendo su escenario natural de discusión, el proceso penal que se adelanta en el país requirente”.

Con este concepto se continuará con el proceso de extradición de Chumado a Ecuador, país donde es investigado por la ejecución de asesinatos mediante la modalidad del sicariato.