Home

Nación

Artículo

Recibió un disparo en el abdomen.
En ese municipio, las autoridades investigan el homicidio de una joven venezolana que estaba embarazada. - Foto: Cortesía Alcaldía de San Pedro, Sucre

sucre

De un disparo en el vientre fue asesinada una joven venezolana que estaba embarazada en San Pedro, Sucre

Se analizan los videos de seguridad de la zona para establecer la identidad del homicida y la ruta de escape que tomó en una motocicleta.

Un terrible hecho de intolerancia se registró durante la madrugada de este domingo, 27 de noviembre, en inmediaciones a la Carretera Troncal, en el municipio de San Pedro, al nororiente del departamento de Sucre.

De acuerdo con el reporte que entregaron las autoridades, los testigos del crimen indicaron que en un establecimiento donde se venden comidas rápidas se encontraba un grupo de amigos, quienes tuvieron una discusión con un hombre que llegó al local.

Al parecer, este sujeto se encontraba en estado de embriaguez y pensó que las otras personas se estaban riendo de él, por lo cual habría empezado a reclamarles de manera airada.

Después de un cruce de palabras, el individuo sacó un arma de fuego y disparó contra Mairuth Cárdenas Sánchez, una mujer de 27 años que recibió un impacto en el vientre.

En el ataque también resultó herido su compañero sentimental, identificado como Luis Ángel Castilla, quien es oriundo de esa localidad sucreña; que fue trasladado junto con su pareja al Centro de Salud de San Pedro.

Lamentablemente, la mujer, quien era natural de Maracaibo, Venezuela, y se encontraba embarazada, falleció debido a la gravedad de la lesión que sufrió dejando huérfanos a dos niños pequeños.

Se analizan los videos de seguridad de la zona para establecer la identidad del homicida y la ruta de escape que tomó en una motocicleta. Justamente este sábado, 26 de noviembre, se había realizado una marcha por las principales calles de San Pedro, que tenía como propósito ponerle freno a la violencia contra las mujeres en la población.

Durante este año, en el departamento de Sucre se han registrado ya 187 asesinatos, como el que ocurrió esta semana en el barrio Minuto de Dios de la ciudad de Sincelejo, donde dos sujetos atacaron con arma de fuego a Carlos Javier Arrieta Pérez, un vendedor ambulante a quien popularmente se conocía como El Chamo.

Existe gran preocupación entre la comunidad sucreña por el crecimiento de estos hechos delincuenciales, como los ocurridos este viernes, 25 de noviembre, cuando se presentaron dos homicidios más. Uno de ellos fue el de un hombre conocido como Pluma Blanca en el municipio de Majagual; mientras que otro cuerpo fue hallado con signos de violencia en vía pública del corregimiento Santiago Apóstol en la localidad de San Benito Abad.

Entre los resultados positivos de las autoridades en Sucre está la captura hace pocos días en el municipio de Tolú de Eloína Rosa Muñoz Suárez, quien es conocida con el alias de Nikita; y es acusada por el asesinato de cuatro personas en la ciudad de Montería, Córdoba.

Al parecer, esta es una peligrosa sicaria que ejecuta órdenes de los grupos delincuenciales que tienen su accionar en la Costa Atlántica, especialmente aquellos que están dedicados a realizar actividades como la extorsión o el tráfico de estupefacientes.

Esta mujer sería la responsable del homicidio de los jóvenes Jainer José Berrío Díaz, Luis Alfredo Terán Díaz, Luis Armando Mercado Gamarra, conocido con el alias de Cartagena, y Luis David Agresot Díaz; quienes se encontraban departiendo en una esquina del barrio Mocarí cuando fueron atacados de forma indiscriminada con arma de fuego.

Durante el operativo, que se desarrolló en un sector de Tolú conocido como El Francés, fueron detenidos también dos de sus presuntos cómplices, quienes son conocidos con los alias de Gabrielito y El Manchas, a los que les hallaron dos armas de fuego tipo revólver.

Se conoció además que la mujer detenida y sus amigos mantenían amenazado al encargado de esas cabañas donde se produjo el operativo, con el objetivo de que les permitiera estar allí planeando más acciones criminales sin ninguna clase de restricción.