bogotá

Deslizamientos, inundaciones y caída de árboles dejan fuertes lluvias el fin de semana en Bogotá

En siete de las 62 estaciones hidrometereológicas de Bogotá se evidencia un leve aumento en las lluvias respecto a los promedios históricos mensuales.


Este fin de semana en Bogotá se registraron fuertes lluvias que ocasionaron emergencias en varias localidades de la ciudad; los eventos presentados fueron encharcamientos, afectaciones en alcantarillado, inundaciones de sótanos y volcamiento de arbolado.

Estos hechos, reportados se atendieron de manera oportuna por las entidades, forman parte del Sistema Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático.

Los sectores que más tuvieron reportes fueron Suba, Usaquén, Teusaquillo, Chapinero, San Cristóbal, Barrios Unidos y Ciudad Bolívar. Así mismo, en inmediaciones del municipio de La Calera se presentó una granizada que ocasionó problemas a la movilidad que fue superada rápidamente.

El evento que más produjo llamados en el periodo del 22 al 25 de abril fue el de arbolado con 72 reportes, le sigue, afectaciones en servicios públicos (32), encharcamientos e inundaciones (11) y fenómenos de remoción en masa (8). Las familias atendidas fueron 14, (41) personas, a siete de ellas se les brindó ayuda humanitaria en especie, a seis pecuniaria y a tres insumos para reparaciones locativas.

En Teusaquillo las lluvias ingresaron al Centro Comercial de Galerías, afectando a tres locales comerciales y dos sótanos con lámina de agua de 15 centímetros al interior. Así mismo, en Bosa, en el barrio Brasilia segundo sector, un árbol cayó sobre una vivienda.

Otra situación similar se atendió en la carrera quinta con calle 108, donde los bomberos de la estación Caobos tuvieron que socorrer a los habitantes de este sector al ver que los sótanos de sus viviendas se vieron afectados.

El Ideam advierte que la semana que comienza en la Sabana de Bogotá se esperan lluvias de carácter moderado a fuerte en amplios sectores de la región, particularmente hacia las horas de la tarde y noche, con alta probabilidad de actividad eléctrica en momentos de lluvia intensa.

De hecho, a esta hora continúan las lluvias en la ciudad. Llueve fuerte y moderadamente en las localidades de Chapinero, San Cristóbal, La Candelaria, Kennedy, Fontibón, Engativá, Puente Aranda, Usme, Ciudad Bolívar y Suba.

La primera temporada de lluvias en Bogotá se presenta en el mes de marzo hasta mediados de junio, el comportamiento de las precipitaciones se ha desarrollado con normalidad pese a la influencia del fenómeno de La Niña; sin embargo, en lo corrido del mes de abril, en siete de las 62 estaciones hidrometereológicas se evidencia un leve aumento en las lluvias respecto a los promedios históricos mensuales.

La estación ubicada en el colegio Simón Rodríguez en la localidad de Chapinero alcanzó un aumento mayor, seguido por las de Usaquén, Barrios Unidos, Santa fe y Ciudad Bolívar; estos niveles son consistentes con los llamados que se han reportado por la línea 123 para atención de eventos generados por la ocurrencia de lluvias.

La Administración Distrital ha hecho un llamado para que los ciudadanos no arrojen basuras a las alcantarillas, ya que cuando llueve con fuerza esto hace que las aguas se posen y ocasionen emergencias como las que se vivieron el día de hoy en la capital.

El Ideam estima durante el trimestre consolidado entre mayo y julio lluvias entre 20 y 40 % por encima de los promedios históricos en el centro y sur de la región Andina.

La entidad también instó al Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, a los alcaldes, gobernadores y consejos municipales y departamentales de gestión de riesgo de desastres, a “activar los planes de prevención y contingencia ante la probabilidad de inundaciones, avalanchas, crecientes súbitas y deslizamientos de tierra, especialmente en los barrios ubicados en laderas de los departamentos de las regiones Andina, Caribe y Orinoquia, así como en zonas ribereñas, ante los incrementos súbitos de niveles”.

Ideam también informó del aumento del nivel del río Bogotá causado por incrementos de precipitación”, una situación que afecta a municipios de Cundinamarca, entre ellos Tena, La Mesa, Anapoima, Apulo, Tocaima, Agua de Dios y Girardot.