polémica

El computador de Raúl Reyes: la sombra que persigue a Piedad Córdoba

SEMANA revisó correos electrónicos del computador del abatido exjefe de las Farc Raúl Reyes. La coincidencia entre el contenido y lo denunciado por el asesor de la exsenadora, Andrés Vásquez, sobre la relación con la guerrilla es impresionante. ¿Piedad es Teodora?


A la exsenadora Piedad Córdoba la persiguen fantasmas del pasado. Uno en especial y con nombre propio: Teodora Bolívar. Así era supuestamente llamada en los computadores encontrados en el campamento de alias Raúl Reyes, en 2008, luego de la Operación Fénix. En esta no solo fue abatido quien era uno de los jefes más poderosos de esta guerrilla y cercano a Córdoba, sino que desencadenó una tensión diplomática con Ecuador y su aliado Venezuela, que para entonces llegó a tener amagues bélicos.

El nombre de Teodora Bolívar volvió a retumbar cuando Andrés Vásquez, un asesor muy cercano a Piedad Córdoba en los años en los que ella oficiaba como mediadora para la liberación de los secuestrados, no solo afirmó que se trataba de la misma persona. Con claridad, señaló a la excongresista de usar el secuestro como una herramienta a fin de ganar réditos políticos para ella, para las Farc y para el régimen de Hugo Chávez en Venezuela.

En medio de las gestiones para las liberaciones, Córdoba apareció desde Venezuela acompañada por el mandatario Hugo Chávez y el hoy jefe de la Segunda Marquetalia, Iván Márquez. También posó con el abatido Jesús Santrich.
En medio de las gestiones para las liberaciones, Córdoba apareció desde Venezuela acompañada por el mandatario Hugo Chávez y el hoy jefe de la Segunda Marquetalia, Iván Márquez. También posó con el abatido Jesús Santrich. - Foto: foto: afp

SEMANA escudriñó los cientos de correos encontrados en los computadores de Raúl Reyes, y revisó al detalle los que supuestamente cruzaba Córdoba con los cabecillas de las Farc. Evidentemente, coinciden con la versión de Vásquez y otros testigos ante la Corte Suprema. No obstante, Piedad Córdoba ha negado una y otra vez, desde el escándalo en 2008, que ella no es Teodora.

En un primer correo, aún usan los nombres de Piedad (Córdoba) y Raúl (Reyes), se ratifican los contactos, y, desde ese momento, la llaman Teodora.

17.09.07

Hola Tania y Catherine.

Buenas tardes, espero sigan cada vez mejor, para que no me ataranten tanto.

Incluyan en el listado de quienes reciben todos nuestros documentos la siguiente dirección: piedadcordobaarrobahotmail.com. A esta dirección mandan mi nota a nombre de Teodora. Conversamos con Piedad Córdoba por más de diez horas, las noticias hablarán de eso hoy en la mañana.

Un abrazo Raul (sic).

Seguramente, conscientes de que las comunicaciones podían ser infiltradas o hacerse públicas en algún momento, decidieron cambiar la estrategia y los correos para mantener el anonimato. Según los documentos encontrados en el computador de Reyes, se dejó de usar el correo piedadcordoba@hotmail.com y se empezó a utilizar para contacto teodora07@yahoo.com.

27.09.07

Hola camaradas: buenas tardes. Aquí todos bien.

(...) Mandar la correspondencia de Teodora al correos (sic) enviado por ella (teodora07@yahoo.com)

Sepan ustedes que todos los correos enviados por Jaime Cienfuegos y Fermín son de camaradas nuestros, se pueden subir a las selecciones vacías por tanto tiempo o si prefieren en Coyuntura (...).

La supuesta relación entre Raúl Reyes y Piedad Córdoba era cercana y, al parecer, fue este jefe de las Farc quien la acercó a la organización y le abrió las puertas para una interlocución plena.

Resumo conversación con Piedad Córdoba

Manda un saludo especial para el Camarada JE (Mono Jojoy) y el Secretariado

La Negra se reclama socialista, bolivariana, chavista y amiga de las Farc. Tiró una perla, de la que nada dije: “creo que los cubanos le hacen (sic) mucho daño a las Farc y al mismo Chávez, ellos quieren mandar en todo y defienden a Uribe”. (...)

Es todo. Abrazos, Raúl.

El supuesto compromiso de Córdoba con el régimen de Hugo Chávez, que documentan los correos encontrados en el computador de Reyes, es fuerte, casi que incondicional, a tal punto que la entrega de pruebas de vida y mediación en la liberación de secuestrados tenía una segunda finalidad: ganar las elecciones.

Octubre 27 de 2007

Mi querido amigo Daniel:

Me encuentro aquí, en Caracas desde ayer, esperando reunirme con el canciller para informarles de las tareas a realizar en Washington a partir del Lunes. Tareas de las que tiene que estar informado el presidente Chávez porque se van a derivar consecuencias muy importantes después de la muy ansiada reunión con Simón Trinidad.

Mucha gente creyó que yo era boba, que necesitaba protagonismo, yo soy PATRIA O MUERTE – VENCEREMOS, y esto es mucho con la cabeza, (...) tener pruebas de vida, que den un fuerte empujón al Comandante Chávez, antes del DOS DE DICIEMBRE, que es la elección aquí. Imagínate que Chávez pierda ese pulso, que (sic) nos pasa en América, en Colombia, nos acaban. Chávez se la ha jugado muy duro, hay que acompañarlo (...)

Un abrazo y un gran beso para ti. Teodora.

Los correos pondrían sobre la mesa intereses oscuros detrás de su mediación para lograr la libertad de secuestrados por las Farc, retenidos con intereses políticos o de intercambios humanitarios, como ocurría con políticos, militares y extranjeros.

Su exasesor Andrés Vásquez y los exsecuestrados que han rendido testimonio en la Corte Suprema fueron críticos y señalaron, con rabia, que lo que había era un interés político y que estaban transando con sus vidas. Las joyas de la corona eran Íngrid Betancourt, que, además de haber sido retenida mientras era candidata a la presidencia, tenía nacionalidad francesa. También estaban los tres contratistas estadounidenses, Thomas Howes, Keith Stansell y Marc Gonsalves.

Un supuesto correo encontrado en los computadores hallados en el campamento de Reyes en Ecuador, después del bombardeo, daría cuenta de una reunión con alias César, justamente, reconocido como el “carcelero de las Farc”, en la que hablaron de los secuestrados.

Martes 11 de diciembre 2007.

Camarada Raúl. Buen día y espero se encuentre bien a igual que (sic) las/os camaradas de la PM.

En el día de hoy hemos tenido una reunión con la Senadora Piedad Córdoba.

-Que apoya totalmente la plataforma política de las Farc

-Que Íngrid está flaca pero siempre fue flaca y no se va a morir de eso

-Que ella cree que hay que soltar algo y entregárselo a Chávez y que no sea Íngrid ya que el resto les importa un carajo

Fuerte abrazo y hasta pronto.

César.

En la Corte Suprema de Justicia ha habido un auténtico desfile de personas cercanas a Córdoba y hasta los mismos retenidos que, uno a uno, han ratificado que Teodora es Piedad. Desfilaron desde Íngrid Betancourt, de quien, según los correos, al parecer Córdoba planteaba que no fuera liberada. Pasaron los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe Vélez, y hay otro exasesor llamado Ricardo Montenegro cuyo señalamiento ha sido demoledor.

Los computadores de Reyes en el momento del bombardeo en la región de Sucumbíos, Ecuador, abrieron la caja de Pandora, y con las pruebas encontradas el procurador de entonces, Alejandro Ordóñez, la destituyó e inhabilitó por 18 años. Según el Ministerio Público, eran innegables las relaciones que tenía Córdoba con la guerrilla de las Farc en los correos cruzados en los que ella era identificada como Teodora Bolívar.

default
- Foto: daniel reina

Esta sanción se cayó con una sentencia del Consejo de Estado, que invalidó las pruebas por no haber cumplido con la cadena de custodia. La Corte Suprema también ya había dejado sin piso la legalidad de los correos como prueba. De poco sirvió que la Interpol revisara los equipos y concluyera, en mayo de 2008, que no habían sido manipulados. El fallo la revivió políticamente, hoy es candidata al Senado, pero esta decisión no borró las dudas sobre su cercanía con la guerrilla, y, lo más grave, el uso del secuestro bajo la máscara de labores humanitarias para lograr las liberaciones que solo favorecían la imagen de las Farc y del mandatario venezolano Hugo Chávez, con quien llegó a posar en el Palacio de Miraflores.

Los fantasmas del pasado rondan a Piedad Córdoba, quien ha tenido un convulso regreso a la política. Su hermano Álvaro fue capturado hace un par de semanas, en Medellín, con pedido de extradición desde Estados Unidos por estar supuestamente vinculado al tráfico de drogas. El alias de Teodora Bolívar vuelve a tocar su puerta, y ella tomó una decisión que la blindaría de la acción de la justicia de Norteamérica: pidió ser acogida como víctima en la JEP por el secuestro que vivió a manos de los paramilitares.