Home

Nación

Artículo

Aeropuerto del café, Francisco Cruz
Francisco Cruz, nuevo viceministro de Ambiente. - Foto: Fotomontaje SEMANA

política

El nuevo viceministro de Ambiente responde a críticas por Aerocafé

Francisco Cruz fue designado viceministro de Ambiente por el presidente Iván Duque. En entrevista con SEMANA, respondió a los cuestionamientos que le han hecho por el proyecto del Aeropuerto del Café que nunca se concretó. “He dado todas las respuestas a los organismos de control y lo seguiré haciendo”, aseguró.

SEMANA: ¿Cuáles van a ser las prioridades desde el viceministerio de Ambiente que acaba de asumir?

Francisco Cruz (F.C.): Bajo la orientación del ministro Correa, impulsaremos las cinco políticas más importantes de nuestro presidente Iván Duque. Impulsar el Pacto de Leticia para la conservación del Amazonas, sembrar 180 millones de árboles, frenar la deforestación, conservar los páramos y consolidar las biodiverciudades.

SEMANA: ¿Realmente el viceministerio de qué tareas se ocupa como tal?

F.C.: Tenemos la dirección hídrica, la dirección de bosques; la dirección de mares y costas, y la dirección sectorial y urbana para impulsar todo el tema de ciudades sostenibles. Vamos a trabajar en la calidad del aire, en vehículos eléctricos y en el manejo de residuos sólidos.

SEMANA: Una de las prioridades que usted señala tiene que ver con la protección de los páramos, pero al Gobierno se le ha cuestionado mucho por no tomar una decisión de fondo sobre Santurbán…

F.C.: El presidente ha definido la política de páramos como prioridad de su gobierno. Vamos a conservar los páramos como verdaderas fábricas de agua por encima de cualquier otra consideración.

SEMANA: ¿Cuál es su postura sobre Santurbán?

F.C.: La Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) definió que archivaba el proceso de la mina porque no existía la información suficiente que pudiera consolidar una propuesta para la licencia. Lo otro tiene que ver con la delimitación del páramo de Santurbán, que se tiene que seguir con los lineamientos que se desarrollaron por parte de la Corte Constitucional en la sentencia, con la concertación de la comunidad en la zona.

SEMANA: Ha habido controversia por su nombramiento y se ha revivido el papel que usted desempeñó como gerente de Aerocafé. Diferentes sectores lo responsabilizan de que ese proyecto no se haya podido concretar. ¿Qué responde?

F.C.: Fui vinculado como gerente de la Asociación Aeropuerto del Café el 11 de septiembre de 2008 y me retiré el 17 de septiembre de 2010 por renuncia voluntaria.

En el invierno de 2010, que azotó fuertemente a todo el país, se deterioró parte de la obra. A raíz de los derrumbes en algunos de los terraplenes y de denuncias por relaciones entre interventores y contratistas, la Procuraduría y la Contraloría iniciaron investigaciones. Me quiero referir rápidamente a los procesos. El primero inició el 27 de febrero de 2011 y se vincularon 31 personas naturales y jurídicas, incluyéndome. El 22 de enero de 2016, luego de cinco años y de múltiples pruebas y diligencias dentro del proceso, la Contraloría decretó la nulidad del auto que había ordenado la apertura del Proceso de Responsabilidad Fiscal. Como consecuencia, se ordenó la desvinculación de todos los presuntos responsables fiscales, incluyéndome.

El segundo proceso se inició el 4 de julio de 2013 y se vincula a 14 personas naturales y jurídicas, incluyéndome. El 4 de septiembre de 2018, la Contraloría declara la prescripción de la responsabilidad fiscal, en relación con los hechos materia de investigación y, como consecuencia, se archiva el proceso.

El tercer proceso comenzó el 8 de febrero de 2018. Se abre como resultado de la auditoría practicada a la Aerocivil. Se inicia contra 31 personas. Debemos esperar el curso de ese proceso, que continúa vigente en la Contraloría. Y el cuarto proceso tiene que ver con las investigaciones que cursaron en la Procuraduría, y todas han sido archivadas.

Siempre he brindado toda la información a los entes de control y seguiré dando las explicaciones del caso hasta cuando lo consideren necesario.

SEMANA: ¿Qué fue lo que pasó con Aerocafé?

F.C.: Debemos atenernos a los fallos de las autoridades competentes. Como lo he explicado en los diferentes procesos, ahí están las determinaciones. El invierno de 2010 azotó a todo el país. En el río Bogotá, por ejemplo, se inundaron más de 14.000 hectáreas por el rompimiento de los jarillones. El canal del Dique sufrió, el país entró en emergencia por riesgo y el Aeropuerto del Café y sus obras no fueron ajenos a este fuerte invierno no previsible. Por eso se deterioraron las obras, incluyendo un terraplén. Se presentaron unas denuncias de la Corporación Cívica de Caldas, relacionadas con la relación entre interventores y contratistas y su relación en algunos procesos anteriores. La Procuraduría abrió investigaciones, las cuales fueron archivadas a mi favor.

SEMANA: ¿Ve algo político en todo esto ahora que lo nombraron viceministro de Ambiente?

F.C.: No puedo determinar qué intereses pueden tener cierto grupo de personas que deben supeditarse a los fallos y a los procesos en los diferentes organismos de control.