relato

El paso de Andrés Felipe Arias por la cárcel en Estados Unidos, contado desde la voz de su esposa

A través de su pódcast, Catalina Serrano asegura que en su momento se enteraron de que algo “turbio” tramó la Corte contra su esposo.


Hace un poco más de seis años comenzó una de las etapas más difíciles para Catalina Serrano, esposa del exministro Andrés Felipe Arias, quien fue condenado en 2014 por la Corte Suprema de Justicia en Colombia a 17 años y cuatro meses de prisión por el escándalo conocido como Agro Ingreso Seguro.

Hoy, ese calvario para la familia Arias no termina. La esposa del exministro decidió hace algunas semanas lanzar un pódcast a través de sus redes sociales para contar en primera persona cómo ha sido vivir con esto y el dolor que ha sentido tanto ella como Arias durante tantos años.

Es precisamente ese calvario personal el que Catalina Serrano narra con su voz en Nuestra historia en palabras de Cata Serrano, una serie de audiovideos en la plataforma en la que irá narrando en distintos episodios.

En una nueva entrega de este pódcast, Catalina decide contar cómo fueron los días de su esposo cuando fue detenido y cómo algunas irregularidades, a su juicio, enlodaron el proceso del exministro. “Mi esposo recuperaba a medias su libertad, pues le pusieron un dispositivo electrónico en el tobillo, el cual le impedía vestirse, caminar y bañarse con comodidad; adicionalmente, su libertad a medias estaba condicionada a una zona y horarios específicos en los que podía movilizarse fuera de la casa en la que debía estar siempre entre 9 p. m. y 6 a. m.”.

Asimismo, en su relato dice que en ese tiempo un amigo cercano de la familia los contactó para avisarles que alguien necesitaba decirles algo “muy importante”. “Esa persona nos contó cómo días antes que se publicara la condena de Andrés esta había estado reunida con un magistrado de la Corte, quien recibió una llamada y, una vez finalizada, su comentario había sido: ‘Nos tocó condenar a Arias y todo por ser cercano a Uribe’”, expresó.

En su pódcast, la esposa de Arias relató que esa confesión “cayó como un vaso de agua fría”, ya que aseguró que desde antes tenían solo la sospecha de algo que “estaba tramando la Corte”, pero con la llamada ya tenían la certeza de que “así había sido”.

También habló de la sensación que tuvo cuando su esposo fue detenido por tercera vez en 2017, “todo debido al engaño del Gobierno colombiano al juez americano. La pelea de la extradición continuaba, la lucha por conseguir el asilo permanecía, mientras todo esto era la propiedad de mi vida, Andrés la pasaba muy mal”, aseguró.

El paso de Arias por la cárcel en Estados Unidos fue “tormentoso” y en palabras de Catalina, su esposa, el exministro “aguantaba frío, maltratos y soledad, pero él (Arias) nunca se quejó a pesar de su sufrimiento en esa cruel cárcel y estuvo luchando, fue y siempre será mi héroe, mi ejemplo a seguir”, dijo. Agregó que si antes amaba a Arias por ser “honesto y trabajador, ahora lo amo mucho más por su resiliencia y fortaleza; es el mejor esposo y papá”.

Finalmente, relató que su deseo siempre fue quedarse en Estados Unidos ya que le aterrorizaba que su esposo viniera a Colombia, “y por más mío que fuera este país, me llenaba de terror; en ese momento tuve un sueño, o más bien una pesadilla. Estaba con Andrés, íbamos en un bus haciendo un programa de televisión para la cárcel y cuando nos bajábamos del bus, Andrés se iba por la derecha y yo por la izquierda. En ese momento un compañero que Andrés había tenido en la cárcel me decía: ‘señora, a Andrés ya se lo llevaron para Colombia, está bien, pero que se cuide porque tiene muchos enemigos que lo quieren matar’. Al abrir mis ojos llorando y angustiada, me desperté con la noticia de que el avión que llevaba a Andrés a Colombia ya había aterrizado”.