Home

Nación

Artículo

.
En un salón de clases dos menores de edad habrían sostenido relaciones sexuales. El caso es investigado en un corregimiento de Sucre. Foto de referencia - Foto: Getty Images/iStockphoto

nación

En un salón de clases dos menores de edad habrían sostenido relaciones sexuales. Esto es lo que se sabe

El video fue grabado en el mes de abril de este año, pero apenas ahora salió a la luz pública y se habría registrado después de la terminación de la jornada de clases.

Sorprendidos y preocupados, así se encuentran los habitantes del corregimiento de Chochó en la ciudad de Sincelejo, Sucre, al conocerse un video en el que dos menores de edad que son estudiantes de los grados noveno y décimo, de la Institución Educativa San Isidro, sostienen relaciones sexuales.

Según lo que se puede observar en el video, que tiene cerca de dos minutos de duración, el hecho ocurre en uno de los salones de clase; aunque se desconoce si el mismo fue grabado por los implicados en el caso o si lo hizo una tercera persona que se encontraba en el lugar.

La situación llevó a que de inmediato los padres de familia, docentes y la comunidad en general exigieran que sean activadas las rutas de atención que se tienen para estos casos en el colegio; así como que reclamaran el acompañamiento de autoridades como la Secretaría de Educación.

Los padres de los dos estudiantes fueron citados junto con sus hijos para realizar el proceso de descargos; aunque para los menores se estableció un programa especial de ayuda psicológica y pedagógica, debido a las afectaciones que pueden tener ahora mismo o generarse en un futuro por el señalamiento social, ya que fueron suspendidos de las aulas de clase mientras se da claridad a la situación.

El presidente de la Asociación de Educadores de Sucre (ADES), Ubaldo Corrales Pérez, dijo que desde la entidad se rechaza de manera contundente este hecho, pero a la vez motivó al colegio, a las secretarías de Educación de Sincelejo y el departamento para que lleven a cabo una actuación integral.

“Desde aquí les pedimos y exigimos a los directivos de la institución educativa que activen las rutas dentro de la Ley 1620, que es todo lo que tiene que ver con la convivencia escolar. Que miren y busquen todos los apoyos o las asesorías que requieran”, aseguró.

Entre tanto, el rector del colegio San Isidro, Alfredo Núñez, precisó que los estudiantes y las familias están recibiendo acompañamiento psicológico de la Secretaría de Educación del Sincelejo, la Policía de Infancia y Adolescencia y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar para adoptar las medidas necesarias.

Aún es pronto para saber qué acciones legales se puedan derivar de este suceso y cuál es el plan que se llevará a cabo con los jóvenes implicados, sus familias o la propia institución educativa, ya que deberá establecerse si en el lugar existen otras situaciones como consumo de sustancias. Lo cierto es que las autoridades hacen un llamado a quienes tengan en su poder el video para que no lo difundan, debido a que esto podría terminar constituyendo un delito por la participación en el mismo de menores de edad.

Lo que sí aclaró el rector de la institución educativa es que el video fue grabado en el mes de abril de este año, pero que apenas ahora salió a la luz pública, y que el hecho se habría registrado después de la terminación de la jornada de clases, aprovechando la soledad de las aulas.

En este colegio se registró un hecho que también causó revuelo a finales del pasado mes de julio, cuando dos jóvenes estudiantes se enfrentaron a golpes y sus compañeros de clases en lugar de separarlos se dedicaron a animarlos y a grabar un video que luego se difundió ampliamente en varias redes sociales. En aquella ocasión la comunidad y los padres de familia se quejaron porque esta clase de acciones, lamentablemente se están volviendo algo común en las afueras del plantel.

Pero no es el único suceso que en los últimos meses ha relacionado a los alumnos de la Institución Educativa San Isidro, pues justamente uno de sus estudiantes de grado 11, Jesús David Díaz de 18 años, fue uno de los tres jóvenes que murieron en extrañas circunstancias el 25 de julio de 2022, por lo que ya hay varios integrantes de la Policía Nacional tras las rejas.