Home

Nación

Artículo

“Encontrar el sentido al dolor y el sufrimiento”: la reflexión de Andrés Felipe Arias tras sus años en la cárcel - Foto: Captura de video

nación

“Encontrar el sentido al dolor y el sufrimiento”: la reflexión de Andrés Felipe Arias tras sus años en la cárcel

El exministro de Agricultura compartió un video, en el que reflexiona sobre lo que vivió tras pasar de la “cúspide del poder” a estar privado de la libertad en una cárcel en Estados Unidos.

El exministro Andrés Felipe Arias, quien actualmente se encuentra en detención domiciliaria pagando su pena de 17 años por el escándalo de Agro Ingreso Seguro, compartió recientemente en sus redes sociales un video en el que relató lo que vivió tras pasar de la “cúspide del poder” a estar privado de la libertad en una cárcel en Estados Unidos.

“En el año 2008 estoy en la cúspide del poder (...) Al poco tiempo estoy en una cárcel de máxima seguridad en Estados Unidos, sometido a unas de las más fuertes culturas de la cancelación que se hayan visto en este país”, afirma Arias en la parte inicial del video.

“Entro a la cárcel en Estados Unidos y me encuentro en una celda de 2x2, en condiciones muy complejas, con frío, con una alimentación muy limitada, aislado de mi esposa, de mis hijos, sometido a una presión muy fuerte, conviviendo con personas que han cometido delitos complejos. Llego a ese punto y entra una desesperación, una angustia, no sé qué va a pasar con mi vida”, aseguró el exministro.

Arias afirmó que en ese momento encontró un libro llamado El hombre en busca del sentido, de Víctor Frankl, un psiquiatra austríaco que estuvo en los campos de concentración de la Alemania nazi y que contó lo que padeció durante los años que estuvo recluido en medio de los peores vejámenes.

El exfuncionario manifestó que de ese libro extrajo varias enseñanzas entre ellas “encontrar el sentido al dolor y el sufrimiento” de estar privado de la libertad y lejos de su familia y de hacer cambios en su vida.

“Eso me prometí cuando estaba en esa prisión: voy a encontrar el sentido de este dolor y este sufrimiento”, dijo.

Señaló que aprovechó el tiempo en prisión para mejorar su estado físico y adquirir conocimientos sobre temas que le interesaban. Dijo que logró escribir una novela en la celda a mano. “Los compañeros creían que me estaba enloqueciendo”, expresó.

También manifestó que aprendió de física, mecánica y de la historia de la antigua Roma. “Pude darme cuenta de que el sentido del dolor y el sufrimiento era encontrar este momento para darle más estructura intelectual a mi ser”, sostuvo.

Aseguró, de igual manera, que creció espiritualmente, dedicándole tiempo a la meditación y a la lectura.

Posteriormente, afirmó que se mantuvo fiel a su “verdad” y a su “integridad” al no y aceptar “lo que el sistema quería que aceptara”. “Por no firmar eso, se prolongó esa estancia en ese centro de reclusión por mucho tiempo, por dos años sin ver el sol”, dijo.

“El sentido que le encontré a eso es que hoy puedo mirar a mis hijos y a mi esposa a los ojos -y lo podría hacer hasta el último día de mi vida- para decirles que su papá y su esposo mantuvo su integridad y la verticalidad y fue fiel a su verdad y no aceptó lo que querían que aceptara con una firma”, expresó.

Más adelante en el clip, Arias afirmó hay dos caminos ante el sufrimiento, el de superviviente o el de la víctima.

“En el de víctima tú todo el tiempo te vas a estar preguntando por qué yo, por qué me sucedió a mí, por qué la vida es tan injusta. En el otro, en el de superviviente, vas a encontrar el sentido de tu destino”, dijo.

“En el rol de víctima vas a sentir dolor; en el rol de superviviente vas a sentir confianza (...)“Yo elegí el de superviviente. Las personas podemos ser supervivientes o víctimas”, sostuvo.

Finalmente, a partir de su experiencia, Arias invitó a las personas que ven el video a encontrar beneficios en medio de las situaciones difíciles.

“Yo te invito a que aproveches tu dolor, te invito a que te atrevas a extraer ese enorme beneficio que está implícito en el sufrimiento. Atrévete a encontrar el sentido de tu sufrimiento encontrando el sentido de tu destino”.

Aunque sigue pagando su pena de 17 años en casa por cárcel, el exministro Andrés Felipe Arias ya tiene un trabajo y podría hasta viajar

En agosto pasado, el Juzgado Segundo de Ejecución de Penas, tras revisar que cumplió con más de la mitad de sus 17 años de condena en un centro penitenciario, le concedió a Arias prisión domiciliaria.

Recientemente, el juzgado le otorgó el permiso para poder trabajar fuera de su casa. La decisión se tomó tras revisar la petición presentada por su abogado, realizar las visitas correspondientes y verificar que cumple con todas las condiciones.

Una fuente cercana indicó que Arias ha demostrado un comportamiento ejemplar en el tiempo en el que ha estado privado de su libertad. Igualmente, ha adelantado actividades de estudio y trabajo, así como la escritura de varios libros y el apoyo a diferentes procesos académicos.

El pasado 23 de agosto, el exministro recibió el beneficio de casa por cárcel por considerar que ya cumplió tres quintas de la condena de 17 años y cinco meses de prisión impuesta por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia por su responsabilidad en el escándalo de Agro Ingreso Seguro (AIS).

Andrés Felipe Arias fue condenado en julio de 2014 por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, por el escándalo de la adjudicación de subsidios millonarios del programa de AIS a personas adineradas que no necesitaban estos beneficios.

El exministro, quien se encontraba privado de su libertad en la Escuela de Caballería del Cantón Norte, fue deportado de los Estados Unidos el 12 de julio de 2019, después de estar en ese país por cinco años.

Antes de conocer el sentido del fallo, el exministro salió del país junto a su familia reclamando falta de garantías procesales y una persecución política por parte de la justicia colombiana por su mera cercanía con el expresidente Álvaro Uribe Vélez.

En diciembre pasado, SEMANA estableció que la Sala Penal de la Corte Suprema empezó formalmente la revisión del recurso de impugnación del caso del exministro Andrés Felipe Arias. Esto atendiendo un fallo de tutela de la Corte Constitucional que ordenó otorgarle la segunda instancia a los aforados constitucionales, entre estos, el exministro de Agricultura.