Tendencias

Home

Nación

Artículo

Exclusivo: con un billete de 50.000, el papá del pequeño Esteban Cubillos, intentó sobornar a los policías que lo capturaron.
Exclusivo: con un billete de 50.000, el papá del pequeño Esteban Cubillos, intentó sobornar a los policías que lo capturaron. - Foto: suministrada a Semana

nación

Exclusivo: con un billete de 50 mil pesos el papá del pequeño Esteban Cubillos, intentó sobornar a los policías que lo capturaron

El detenido tendrá que responder por el crimen de su hijo, quien fue encontrado muerto en un hotel de Melgar, Tolima.

Luego de intensas horas de búsqueda, la Policía logró captura a Gabriel Cubillos, el papá del pequeño Esteban Cubillos Rodríguez, quien fue encontrado muerto en un hotel de Melgar, Tolima.

La Policía, que logró de forma muy rápida, en menos de 24 horas, ubicar al presunto homicida, confirmó que Cubillos tendrá que responder por el delito de cohecho al tratar de sobornar a los uniformados que lo detuvieron en una vía de Girardot, cuando intentaba tomar un bus con destino a la ciudad de Cali, para evadir el cerco de las autoridades.

Tras conocerse el macabro caso del crimen del niño Esteban Rodríguez, quien habría sido asesinado por su papá, Gabriel Cubillos, en una especie de venganza contra su expareja, Consuelo Rodríguez, la Policía desplegó todo un operativo para capturar al presunto homicida.

Los primeros pasos se dieron cuando los investigadores llegaron al hotel, en donde se reportó la muerte del menor de edad. En una habitación de un hotel de Melgar, en el departamento del Tolima, fue encontrado el cuerpo sin vida del pequeño, que presentaba síntomas de asfixia.

De inmediato, las autoridades reportaron el caso y alertaron para que se diera la captura del papá del menor, quien es el principal sospecho. Los detalles que se han ido conociendo han sido espantosos. Cubillos, al parecer, luego de haber asesinado a su hijo, le habría enviado mensajes a su expareja, Consuelo, en donde le decía que ahora si podía ser feliz con su nueva pareja.

SEMANA visitó el barrio en donde vivía Consuelo con su hijo Esteban. Los vecinos revelaron que Consuelo y Gabriel se habían separado desde hace cinco meses. Los motivos, la violencia que él ejercía sobre Consuelo, quien cansada de los maltratos decidió terminar la relación.

Consuelo había optado por dejar evidencias de los maltratos acudiendo a la Fiscalía y a la comisaría de familia, en donde le habían impuesto una medida restrictiva a su favor. Gabriel solo podía ver a su hijo cada 15 días. Sin embargo, según contaron las amigas de Consuelo, ella caminaba con miedo por las reiteradas amenazas que seguía recibiendo de Gabriel.

Es así, como el pasado sábado, Gabriel fue al barrio Sierra Morena, en la localidad de Usme, donde vivía Consuelo con su hijo para recoger al pequeño, como se lo había autorizado la ley.

“Ellos se separaron por maltratos verbales y físicos. Ella decidió separarse, pero él cada rato la amenazaba y ella ya tenía la denuncia en la Fiscalía y en la Comisaría de Familia; hace ocho días tuvieron audiencia, el 30 de octubre tenían otra audiencia para que a ella le dieran protección”, indicó Luz María Jiménez, amiga de Consuelo.

Agregó que, en la Comisaría, le dijeron que ella tenía que dejarle ver al niño cada 15 días a su papá. “Estamos muy indignados, toda la comunidad de Sierra Morena está indignada con lo que ese señor hizo, queremos justicia (…); él a cada rato la llamaba y la amenazaba, le hacía muchas cosas”.

Así mismo indicó que, “el niño amaba a su mamá, su sueño, cuando fuera grande, decía él, era el de trabajar duro para poderle comprar una casa a su mamá. Era una adoración, yo lo cuidaba y él solo quería jugar”, contó la amiga y vecina de Consuelo.

Dijo en medio de lágrimas la vecina de Consuelo, que el niño era muy alegre, “llegaba acá, me saludaba, me abrazaba, jugábamos, hablábamos, lo que hace un niño, acababa de cumplir cinco años. El sábado por la mañana fue la última vez que lo vi, estaba alegre porque iba a estar el fin de semana con su papá y yo le dije que portara juicioso, que se acordara que la mamá lo esperaba”.

Así fue la captura

El capturado fue identificado como Gabriel Enrique Cubillos, un hombre de 50 años de edad y que sería el responsable de asesinar a su propio hijo, luego de llevárselo de Bogotá hasta el municipio de Melgar, en el Tolima, y dejar el cuerpo abandonado en un hotel.

La investigación de la Fiscalía, luego de la denuncia de la mamá del pequeño Gabriel Esteban, es que el hombre llegó a su vivienda, durante el fin de semana, y con la excusa de tener la custodia del niño durante estos días, se lo llevó hasta Melgar, donde, de acuerdo con la denuncia, lo asesinó y envió un aterrador mensaje a la mujer, informando que mató al niño como venganza.

En un operativo, la Policía y la Fiscalía trabajaron para dar con la captura de este hombre que finalmente fue encontrado, en un vehículo mientras se movilizaba entre los municipios de Melgar, escena del crimen, y Girardot, donde, al parecer, esperaba esconderse de las autoridades.

La Fiscalía confirmó la captura del hombre y el procedimiento que sigue con esta persona que será presentada ante jueces de Control de Garantías para imputar cargos por homicidio agravado. Los investigadores a cargo del proceso aseguraron que tienen todo el material probatorio para demostrar la presunta responsabilidad en el brutal crimen.

En audiencias de Control de Garantías, la Fiscalía presentará el material de prueba y solicitará, dada la gravedad de los hechos, una medida de aseguramiento en centro carcelario. El hombre tendrá la posibilidad de aceptar su responsabilidad en el macabro hecho y avanzar en una eventual condena en su contra.

Los investigadores tenían, desde que se denunciaron los hechos y la desaparición, la plena identidad del presunto asesino; incluso con nombres, apellidos y número de cédula. Todos estaban confiados en lograr la captura, que por fortuna se logró en las últimas horas, gracias al apoyo conjunto de todas las autoridades.

SEMANA llegó hasta la humilde vivienda que compartía el pequeño Gabriel con su mamá en la localidad de Ciudad Bolívar en el sur de Bogotá y allá los vecinos aseguraron que el ahora capturado sometía a graves maltratos verbales y a violencia psicológica al menor, al punto que debieron denunciar lo que estaba pasando.

“Llegaba acá, me saludaba, me abrazaba, jugábamos, hablábamos, lo que hace un niño, acababa de cumplir cinco años. El sábado por la mañana fue la última vez que lo vi, estaba alegre porque iba a estar el fin de semana con su papá y yo le dije que portara juicioso, que se acordara que la mamá lo esperaba”, dijo un vecino a SEMANA.

De acuerdo con lo que explicaron desde la Fiscalía, las audiencias preliminares de legalización de captura, imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento se adelantarán en la capital del departamento de Tolima, por razones de jurisdicción. Es decir, en Ibagué, Gabriel Enrique Cubillos será presentado ante los jueces de Control de Garantías como el presunto asesino de su propio hijo.

Durante las audiencias, los investigadores presentarán elementos de prueba que incluyen documentos para advertir que, con anterioridad la mamá del pequeño Gabriel y algunos vecinos, anticiparon del riesgo que corría el menor cuando se encontraba al lado de su padre, será parte de la evidencia para insistir en una medida de aseguramiento.