Home

Nación

Artículo

Francia Márquez durante el encuentro con organizaciones ambientales en Bucaramanga
Francia Márquez durante el encuentro con organizaciones ambientales en Bucaramanga - Foto: @FranciaMarquezM

política

Francia Márquez reafirma su compromiso de prohibir el fracking

Hace apenas 15 días, la Anla autorizó un piloto de fracking en Puerto Wilches, Santander.

La candidata vicepresidencial del Pacto Histórico, Francia Márquez, sostuvo un encuentro este sábado con integrantes de la Mesa Ambiental de Puerto Wilches y la Alianza Colombia Libre de Fracking, en Barrancabermeja, quienes le expresaron sus preocupaciones por la implementación de los pilotos de fracking Kalé y Platero, en esta región.

El encuentro se dio en el marco de la visita que adelantó la lideresa ambiental en Barrancabermeja, donde además asistió a un evento de lanzamiento de campaña en el Club Infantas.

Según conoció SEMANA por testimonio de líderes ambientales, la candidata vicepresidencial por el Pacto Histórico expresó su preocupación por la situación de amenazas contra defensoras ambientales y por la vulneración de la consulta previa de las comunidades afro de Puerto Wilches, y ratificó su compromiso de impulsar la prohibición del fracking en caso de llegar a la Casa de Nariño junto a Gustavo Petro.

En la cita se hizo énfasis en el respeto por la consulta previa y Márquez aseguró que el Estado debe llegar con seguridad a esta comunidades no solo en materia militar y policial sino también educativa, social y frente a la protección del medio ambiente.

Este hecho fue ratificado por la propia Francia Márquez, quien reveló que “hablamos con la comunidad sobre sus luchas por la defensa y la justicia ambiental. Es nuestro deber proteger la casa grande del Fracking. Vamos a vivir sabroso cuidando los territorios”.

La posición de la candidata vicepresidencial va en consonancia con lo planteado en el programa de gobierno del Pacto Histórico, en el que se habla de un desecalamiento gradual del modelo extractivista con el fin de eliminar la dependencia económica del carbón y del petróleo.

Además, este planteamiento incluye la prohibición de la exploración y explotación de yacimientos no convencionales. Se hace énfasis en que “se detendrán los pilotos de fracking en el país”, mientras que los contratos y licencias para la exploración de hidrocarburos no serán renovados, ni se firmarán unos nuevos. La minería a cielo abierto también sería otro de los puntos que el programa de gobierno busca prohibir.

Para suplir los recursos que dejaría de recibir el Estado por esa política sobre los hidrocarburos, el Pacto Histórico propone brindar apoyo técnico y económico para transitar a modalidades sostenibles e impulsar actividades agropecuarias, de turismo local o hacia nuevas oportunidades laborales con el modelo de producción de energías renovables.

Esto va en contravía de lo anunciado por el Gobierno hace apenas 15 días, cuando la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) le otorgó a Ecopetrol la licencia ambiental para que en Puerto Wilches, municipio que pertenece al Magdalena Medio, se ejecute el proyecto piloto de investigación integral (PPI) Kalé.

El proyecto pretende reunir la información técnica, ambiental y social que le dé o no luz verde a esa práctica de exploración petrolera en el país.

Este proyecto perforará un pozo de 200 pies (60,96 metros) y una trayectoria con un hueco horizontal de hasta 4.000 pies, es decir 1.219 kilómetros.

Según la ANLA, “para su perforación se emplearán fluidos base agua y base aceite”, lo que ha sido duramente criticado por el daño que se le causaría a comunidades y al medio ambiente.

Dentro de las exigencias establecidas por la autoridad ambiental, se estableció la protección de los acuíferos superficiales y subterráneos a través de un proceso que consiste en incrementar la perforación para aislar dichos cuerpos de agua.