política

¿Germán Vargas Lleras se lanzará a la Presidencia? Esto es lo que podría ocurrir

A partir de lo que reflejen las urnas este domingo, el exvicepresidente tomará la decisión. Los comerciales y las movidas de Cambio Radical abrieron interrogantes sobre lo que podría venir.


En los últimos días, en vísperas de las elecciones al Congreso y las consultas interpartidistas, la política electoral se vio sacudida nuevamente por Germán Vargas Lleras. El nombre del exvicepresidente ha sonado con tanta fuerza debido a unos comerciales de televisión en prime time, dedicados a exaltar su trayectoria y sus logros, que ha sido inevitable que muchos se pregunten si se lanzará o no a la presidencia.

Vargas Lleras se mantiene hasta ahora al margen del intenso debate que se ha suscitado y prefiere la prudencia y el silencio ante la avalancha de especulaciones sobre su futuro político inmediato.

El exvicepresidente, jefe de Cambio Radical, es considerado un peso pesado de la centroderecha y derecha, y, sin duda, si decide competir por la Casa de Nariño, podría patear el tablero.

Lo cierto es que cualquier determinación se basará en los resultados de las elecciones al Congreso y las consultas interpartidistas, que se conocerán en la noche de este 13 de marzo. Vargas Lleras quiere evaluar el nuevo mapa político y estudiar el escenario.

De hecho, antes de inscribir su nombre, querrá saber cómo le va a su bancada en el Congreso, quién gana la consulta de la coalición Equipo por Colombia, cuántos votos obtiene la Centro Esperanza, y qué tan sólida es la aspiración de Gustavo Petro. Con números en manos, ahí sí vendrá la decisión.

Por ese motivo, negar o confirmar plenamente su candidatura resulta totalmente equivocado. Y la respuesta solo se sabrá antes del próximo 18 de marzo, cuando vence el plazo para que su partido, Cambio Radical, pueda realizar un cambio en la Registraduría y sustituir el nombre del candidato presidencial Germán Córdoba por el de Vargas Lleras.

Hasta hace unas semanas, el exvicepresidente era muy enfático en que no sería candidato presidencial. Él mismo se encargó de apagar públicamente cualquier rumor en ese sentido y hasta desmintió al exministro David Luna, cabeza de lista al Senado de Cambio Radical, cuando planteó que Vargas Lleras estaba listo para lanzarse a la presidencia. “Tenga el mínimo respeto por mi decisión”, le respondió.

En junio de 2021, también a raíz de las especulaciones, había pedido que buscaran a otro “marrano” porque él estaba tranquilo, alejado de la política y dedicado, entre otras, a una vida calmada, opinando desde su influyente columna dominical en El Tiempo y montando bicicleta por las carreteras de la sabana de Bogotá.

Vargas Lleras evaluará si resulta conveniente dar el paso, luego de su derrota en las elecciones de 2018. Pese a la enorme expectativa que generó su nombre en dicha campaña, solo obtuvo aproximadamente 1.500.000 votos.

En Cambio Radical, senadores y representantes le han insistido que evalúe seriamente la opción de lanzarse en esta oportunidad, pues consideran que es el candidato ideal para hacerle contrapeso a Petro, el líder de todas las encuestas.Ante la cautela, la publicidad es la que ha hablado por Vargas Lleras.

El domingo pasado, un primer comercial en televisión, en horario prime, sorprendió a muchos. El video estuvo dedicado a mostrar el recorrido de su servicio público y sus principales logros, una especie de oda a un “guerrero”, como se llama la canción del salsero colombiano Yuri Buenaventura usada de fondo para destacar su carrera.

El miércoles apareció un segundo comercial con un mensaje más enfocado en promover las listas de Cambio Radical al Congreso. En todo caso, en dicha pieza publicitaria su rostro seguía siendo protagonista. Aparecieron imágenes de Vargas Lleras en helicóptero, a pie y escuchando a la gente. Ambos comerciales provocaron un efecto contundente, pues pusieron al país a especular alrededor de su nombre sin que él tuviera necesidad de abrir la boca.

En efecto, el exvicepresidente completa años sin dar una entrevista en los medios y sus apoyos o críticas solo las formula desde su columna de opinión.

LA MOVIDA DE CAMBIO RADICAL

Pero los comerciales no fueron el único pretexto para que Vargas Lleras sonara de nuevo. Esta semana se produjo una movida de ajedrez de Cambio Radical que no pasó desapercibida y aumentó las conjeturas. El partido acudió a la Registraduría y, a última hora, inscribió como candidato a su director, Germán Córdoba.

Esa opción, hasta hace un mes, nadie la tenía entre sus cuentas. Pero como la ley otorga un plazo de ocho días para modificar el nombre de dicho candidato, una de las posibilidades es que Córdoba sea finalmente reemplazado por Vargas Lleras, dependiendo de lo que se decida.

Asimismo, otra variable para tener en cuenta es que la opción de Vargas Lleras en Cambio Radical llega en momentos en que muchos militantes de ese partido están a la expectativa de la precandidatura de Álex Char.

Aunque el exalcalde de Barranquilla cuenta con una maquinaria electoral importante en la costa Caribe, que le permitió recoger más de 2.500.000 firmas en menos de dos meses, su poca exposición mediática, la falta de propuestas y sus líos judiciales tras las denuncias de la excongresista Aída Merlano por presunta corrupción electoral podrían pasarle factura en las urnas. Todo es incierto.

Char, además, no ha logrado proyectar una imagen de líder político nacional y en algunas regiones lo conocen poco, a diferencia de Vargas Lleras. Fuad Char, el padre de Álex Char, es consciente del potencial electoral de su hijo, pero tiene claro qué está en juego en el país en los próximos cuatro años y es un férreo opositor de Petro.

Por eso, surgen varias preguntas frente a lo que puede ocurrir en las próximas horas. Si Char no gana la consulta del Equipo por Colombia, ¿Vargas Lleras salta al ruedo y aglutina por completo al partido en torno a su nombre? Si otro candidato gana en esa coalición, pero la votación resulta por debajo de lo esperado, ¿el exvicepresidente se lanza para tratar de posicionarse como la carta fuerte y viable de la derecha y la centroderecha?

Algunos analistas también creen que una posible candidatura de Vargas Lleras podría atomizar a la centroderecha y a la derecha de cara a la primera vuelta, teniendo en cuenta que habría tres candidatos matriculados bajo esa misma orilla ideológica: Óscar Iván Zuluaga (Centro Democrático), el ganador de la consulta Equipo por Colombia y, eventualmente, Vargas Lleras.

Hace unas semanas, Fuad Char lideró un encuentro con empresarios en un hotel en Barranquilla y fue enfático en afirmar que el objetivo es derrotar a Petro. Incluso, dejó entrever que, si Sergio Fajardo pasa a la segunda vuelta, no se descartaría que su grupo político lo respalde. Algunas personas cercanas a Vargas Lleras dicen que Fajardo y Federico Gutiérrez, aunque han hecho una buena campaña y tienen credenciales para llegar a la Casa de Nariño, no poseen hoy la fuerza suficiente para enfrentar a Petro en una segunda vuelta.

Los analistas hacen cábalas. “Si las proyecciones se cumplen, tendríamos a un Petro con más de 7.000.000 de votos y un Equipo por Colombia entre 4.500.000 y 5.000.000 de votos. Si la diferencia es de 2 o 3 millones de votos, el problema no es del candidato, sino que los votos no alcanzan y habría que buscar una sola candidatura en la derecha y la centroderecha”, explica Carlos Suárez, CEO de Estrategia & Poder.

Simpatizantes y detractores coinciden en que Vargas Lleras reúne una gran capacidad de ejecución y un profundo conocimiento sobre el funcionamiento del Estado. Pero, como cualquier político, tiene sus rivales y esperan que se confirme el lanzamiento para cuestionar sus flancos débiles.

Si Vargas Lleras se decide, Cambio Radical tendrá que convocar de urgencia una convención entre este martes y miércoles para tomar una decisión, que, sin duda, agitará el escenario presidencial.