La candidata presidencial Íngrid Betancourt está dedicada a señalar y criticar sin rodeos todo lo que -le parezca- va en contra de los principios en la política en el país.

En esta oportunidad, cuestionó la inscripción a última hora de Germán Córdoba, el presidente de Cambio Radical, como candidato presidencial de dicha casa política.

Aunque no está confirmado, hay quienes dicen, incluso desde el interior del partido, que como la ley otorga ocho días para modificar el nombre, lo más probable es que la inscripción de Córdoba se convierta en una jugada política para cederle el puesto la entrante semana al exvicepresidente Germán Vargas Lleras, quien podría convertirse en otro aspirante fuerte para competirle a Gustavo Petro.

Ante esa movida, Íngrid Betancourt se preguntó: “¿El man es Germán? ¡Con la democracia de Colombia no se juega! Cambio Radical acude a un ‘calanchín’ para inscribir candidato presidencial, a ver si les cuaja y lo cambian luego por Germán Vargas Lleras, a quien extrañamente en la última semana le ‘floreció’ el amor por el pueblo. Que no nos crean tan ingenuos. ¡Voto responsable!”.

Vargas no ha confirmado que quiera aspirar, pero sin duda la inscripción de Germán Córdoba es un mensaje claro de que algo podría ocurrir la entrante semana, justo después de conocerse los resultados del próximo domingo.

Fuentes cercanas a Cambio Radical coinciden en que el expresidente no tiene una decisión tomada. Y aunque le gustaría aspirar a la Presidencia, solo hasta el 13 de marzo, cuando el país vote al Congreso y por las coaliciones interpartidistas, él tomará la decisión.

Por ejemplo, una de las variables que lo podrían llevar a lanzar su nombre es que Alejandro Char no gane la consulta del Equipo por Colombia, porque ambos pertenecen al mismo partido.

2022-03-11

Otros Confidenciales

VICKY EN SEMANA

“No está bien faltar a compromisos, pero el juicio es exagerado”: desde el mismo Pacto Histórico hablan del desplante de Petro a militares

El jefe de Estado dejó esperando a los militares luego de hacer lo propio con los alcaldes del país y con algunos ministros. También estuvo ausente en Twitter, donde suele ser muy activo.