nación

“Gracias a Dios estoy con vida”: patrullero Yorman Cortés, herido tras intentar desactivar carga explosiva en Suárez, Cauca

El uniformado Yorman Cortés fue víctima de un reciente atentado terrorista, mientras intentaba desactivar carga explosiva.


El subintendente Yorman Cortés Acosta, resultó herido al intentar desactivar una carga explosiva, en la mañana de este jueves, cerca a la estación de Policía de Suárez, municipio donde fue dado de baja Leider Johany Noscue, alias Mayimbú.

En un aterrador video que fue difundido en redes sociales, se observa que el uniformado es retirado del lugar de la explosión a bordo de una camioneta con rumbo a la Fundación Valle del Lili, centro asistencial de Cali. Trascendió que el subintendente herido había terminado hace poco el curso antiexplosivos.

Luego de conocer el terrible suceso, Colombia ha estado pendiente de cómo avanza la salud del patrullero; el más reciente parte médico lo dio a conocer la Fundación Valle del Lili, informando que: “el paciente proveniente del municipio de Suárez, departamento del Cauca, está siendo atendido en la Institución debido a politraumatismo ocasionado por detonación de artefacto explosivo”, indicó.

También añadieron que Cortés ha sido valorado por el equipo de trauma y ortopedia, “intervenido por amputación traumática de pie izquierdo y fractura compleja de pierna izquierda, quemaduras de grado III en miembros superiores y fractura en mano derecha”.

El patrullero intentaba desactivar una carga explosiva.
Parte médico patrullero Yorman Cortés Acosta. - Foto: Cortesía Fundación Valle del Lili

Actualmente continua su proceso post operatorio en la Unidad de Cuidados Intensivos y se encuentra estable.

Asimismo, por medio de un video, el patrullero envió un mensaje alentador a quienes han estado atentos a su estado de salud.

“Hola, cómo están, quiero decirles que estoy bien; nos se preocupen. Gracias a Dios estoy con vida. Tengo unas lesiones en la pierna y en la mano, pero no se preocupen, los quiero mucho. Dios los bendiga”, expresó el uniformado desde el centro asistencial.

Esta explosión, al igual que la registrada ayer en Corinto, ocurre días después de la muerte de alias Mayimbú, otrora cabecilla de la disidencia Jaime Martínez de las Farc y del Comando Organizador de Occidente, por lo cual las autoridades infieren que todos estos actos terroristas son producto de retaliaciones de estos grupos armados por este duro golpe.

A estas explosiones se suman los hostigamientos que esta disidencia de las Farc viene adelantando contra la fuerza pública en el Cauca.

Alias Mayimbú, quien tomó el mando en el suroccidente del país luego de la muerte de alias Jhonier, era la mano de derecha de Iván Mordisco y del fallecido Gentil Duarte y el encargado de comandar las disidencias de las Farc en el departamento de Cauca.

Este criminal fue abatido, justamente, en zona rural de Suárez. Hasta una vivienda de la vereda Santa Bárbara llegaron uniformados de las Fuerzas Militares para abatirlo cuando estaba rodeado por su principal círculo de confianza: cinco hombres en armas, quienes usaban ropa de uso privativo de las fuerzas militares y armas de largo alcance.

Era responsable de desplazamientos, homicidios y masacres, entre ellas la de Karina García, candidata a la Alcaldía de Suárez, Cauca, junto con otras seis personas, en el municipio de Betulia.

La muerte de alias Mayimbú fue calificada por el presidente Iván Duque como el fin de un “símbolo del mal”. “Este criminal de las disidencias de las Farc era el azote del Cauca. Seguimos a la ofensiva contra estos grupos armados ilegales que le hacen daño al país”, aseguró el ministro de Defensa, Diego Molano.

Sobre la explosión en Corinto registrada este miércoles, el comandante de la Tercera División del Ejército, John Jairo Rojas, dijo que “afortunadamente no se registran víctimas, sin embargo, estamos esperando que la situación sea segura para realizar actividades de verificación sobre afectaciones a la población”.

Rojas también indicó que fueron 30 hombres armados quienes provocaron el hostigamiento, el cual duró aproximadamente 25 minutos. La Policía se tuvo que resguardar en la estación y la comunidad en sus viviendas.

“Terroristas de la Dagoberto Ramos, en su dolor por la pérdida de su cabecilla principal, querían hostigar Corinto. Teníamos la información y estábamos cerca del lugar, por lo que entramos en combate”, detalló el comandante de la tercera división del Ejército.