protestas

Jóvenes guajiros llevan 27 días en huelga de hambre en Bogotá

Los manifestantes piden mejorar las condiciones de la población que habita en La Guajira.


Un grupo de manifestantes guajiros ya cumplió 27 días protestando en Bogotá por medio de una huelga de hambre para pedir por mejores condiciones para la población que habita en el departamento de La Guajira.

En un principio, el grupo estaba conformado por nueve jóvenes con edades entre los 19 y 31 años. Sin embargo, en las últimas horas dos de los manifestantes tuvieron que finalizar la huelga por problemas de salud.

De acuerdo con El Heraldo, los jóvenes presentaron varias complicaciones en su salud entre las que se encontraban una falla electrolítica, hipoglucemia, deshidratación y un cuadro de desnutrición.

Dentro de las peticiones y exigencias que hacen los manifestantes se encuentran la velación por los derechos de los niños wayuu, implementar un subsidio al servicio de energía y al precio del combustible, que se realice la ampliación de los resguardos indígenas, que se disponga de un fondo de tierras para la población afrodescendiente y que se les suministren copias de las consultas previas realizadas para los proyectos de parques eólicos.

De acuerdo con los manifestantes, “no hay gestos de voluntad serios y concretos por parte del Gobierno” para cumplir con estas peticiones.

Esta es la segunda vez en el año que manifestantes guajiros protestan en la capital del país, pues ya lo habían hecho en julio pasado.

La difícil situación de La Guajira

Semanas atrás, la Defensoría del Pueblo reveló cifras preocupantes de desnutrición infantil en Colombia. De acuerdo con sus registros, se han reportado 38 por ciento más casos con respecto a la misma semana epidemiológica de 2020, entre el 1 de enero y el 4 de septiembre.

En ese período se notificaron 115 muertes de niños y niñas menores de 5 años probablemente por desnutrición y causas asociadas, lo que muestra un incremento de siete casos con respecto al año pasado.

La información fue publicada en el informe Desnutrición en la primera infancia; causas estructurales y vulneraciones prevenibles y evitables, que el defensor del Pueblo, Carlos Camargo, presentaó en La Guajira, departamento que tiene el mayor número de casos notificados de niños y niñas afectados con 26 (22,6 por ciento), seguido de Magdalena con 11 (9,6 por ciento); Chocó con 10 (8,7 por ciento); Cesar con 7 (6,1 por ciento) y Antioquia con 6 (5,2 por ciento).

Apenas entre el 24 de agosto y el 4 de septiembre de este año, se notificaron ocho muertes de niños y niñas de menos de 5 años, precisamente por causas asociadas a desnutrición.

“Los niños son sujetos activos de derechos y el Estado, la sociedad y las familias deben generar entornos protectores para garantizarlos. Eso implica la necesidad de proveer mecanismos adecuados y efectivos, con los que se detecten a tiempo las situaciones que puedan amenazar o vulnerar los derechos de los niños, o el restablecimiento de estos cuando el daño se ha consumado. Esta es una situación que se debe atender de manera urgente”, precisó Carlos Camargo.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud (INS), a la semana 32 de 2021 se han notificado 8.545 casos de niños menores de 5 años con desnutrición aguda, 38 por ciento más con respecto a la misma semana epidemiológica de 2020, lo que puede explicarse por las condiciones que ha impuesto la pandemia de la covid-19.

Ahora bien, Bogotá es la región con mayor número de casos notificado de niños y niñas de la primera infancia con desnutrición aguda con 1.521, seguido por La Guajira con 691; Antioquia con 598; Cundinamarca con 577 y Norte de Santander con 487.

Asimismo, el Ministerio Público resalta que los departamentos con el mayor número de casos notificados de niños y niñas con desnutrición aguda de pertenencia étnica indígena con La Guajira con 396, Chocó con 145, Vichada con 133, Cauca con 62 y Risaralda con 59.