política

“La independencia es una gran opción frente a Petro”: Efraín Cepeda, del Partido Conservador

Aunque no hay una decisión tomada, algunos congresistas del Partido Conservador creen que si Petro no cruza unas líneas rojas, estudiarían la posibilidad de no ser opositores a su gobierno, sino independientes.


Tres días después del triunfo de Gustavo Petro en las urnas, los partidos políticos empezaron a analizar cuál será el papel que asumirán desde el Congreso en los próximos cuatro años.

El Partido Conservador, en el extremo ideológico del Pacto Histórico, la convergencia política del nuevo presidente, no escapa al análisis interno.

Aunque el conservatismo aún no toma una decisión, lo más posible es que el partido se declare en independencia con el nuevo Gobierno, es decir, los congresistas electos aprobarán los proyectos que consideren necesarios, pero rechazarán de forma contundente los que crean que atentan contra los intereses de los colombianos.

SEMANA conoció que una porción minoritaria de la casa azul quiere que el Partido Conservador se declare en oposición a Gustavo Petro, pero el grueso de la colectividad estima que deben estar en independencia.

Quienes hablan de independencia al nuevo gobierno establecieron una especie de líneas rojas que no podría cruzar Petro si quiere mantener el Partido Conservador en esa posición.

Entre ellas, pedirán que el nuevo presidente no reviva la figura de la reelección presidencial, la expropiación, una reforma tributaria de 50 billones, entre otras.

El senador Efraín Cepeda dijo que hay tiempo para tomar una decisión final que podría definirse dentro de los 30 días siguientes después del 20 de julio, cuando se posesiona el nuevo Congreso.

“Hay una corriente importante dentro del partido que estamos pensando que la independencia es una gran opción, porque si lo hacemos con unas líneas rojas, podemos incidir en el tema legislativo pidiendo y haciendo modificaciones. En la oposición es simplemente decirle no a todo”, aclaró.

Cepeda hoy no ve que existan unas mayorías al interior del Partido Conservador que busquen una oposición a Petro. Sin embargo, es prudente y respeta la decisión que se tome en las próximas semanas en la bancada.

De otro lado, el senador también manifestó que tres días después de elegido, Gustavo Petro ha lanzado un discurso entre claros y oscuros.

“Un discurso el domingo defendiendo el capitalismo, eso fue importante, pero una declaración del doctor Ricardo Bonilla, asesor de la campaña del Pacto Histórico, echándole más gasolina a la bolsa que ya estaba incendiada y anunciando impuestos a personas naturales, sobre todo a la clase media, me parece que genera muchas preocupaciones”, dijo.

Gustavo Petro ha venido insistiendo desde que se conoció su triunfo electoral el domingo pasado en la unidad nacional y en la necesidad de tender puentes con otros sectores políticos.

“Nos gustaría dialogar para decirnos las verdades y, si con nuestras verdades y nuestra defensa al sector empresarial y al empleo, a la no expropiación, no reelección, si nos ponemos de acuerdo, seríamos partido independiente”, afirmó Cepeda.

El Partido Conservador es una de las fuerzas políticas más importantes en el Congreso, una razón suficiente que ha llevado a sus congresistas a contemplar la posibilidad de obtener posiciones importantes en las mesas directivas del Senado y la Cámara.

“Es un partido que por primera vez en 16 años, lejos de disminuir su participación política en el Congreso, la hemos incrementado. Hemos pasado a 27 representantes y 15 senadores, es decir, 42 curules, cuando teníamos 13 senadores y 21 representantes, 34. Crecimos un 23 por ciento, de manera que somos la fuerza triunfante de la centroderecha”, concluyó.