petrovideos

“La línea ética se va a correr un poco”: la vergonzosa orden de Sebastián Guanumen, el estratega digital de la campaña de Petro

Así respondió el joven cuando varias personas se mostraron preocupadas por sus indicaciones.


Sebastián Guanumen no deja de generar polémica. En uno de los ‘petrovideos’, conocidos en exclusiva por SEMANA, el estratega digital de la campaña de Gustavo Petro reconoce que el comportamiento que tendrán para posicionar al candidato puede ser antiético. Guanumen sigue hoy en la campaña, pese al escándalo.

“¿Tenemos algún tipo de margen ético alrededor de esto?”, preguntó Gabriel Ramón Pérez, creador digital y fotógrafo del equipo del Pacto y varios líderes de la Unión Patriótica (UP).

“Yo suelto esto porque yo sé cómo funciona y qué se hace en estos casos, pero no sé si haya algún problema con alguien que tenga un impedimento ético, moral, religioso o lo que sea, y vaya a haber problemas entre nosotros o conflictos y no creo que sea la idea”, agrega.

“Pues compas, esto es una campaña de defensa y ataque”, explica Sebastián Guanumen, dando a entender que todo vale.

El estratega digital pregunta si alguien quiere comentar lo que preguntó Pérez, pero de inmediato da su punto de vista como líder de la estrategia.

“El objetivo de este grupo no es hacer cosas para la campaña oficial, sino trabajar toda la línea lateral de defensa y ataque, y eso significa que tenemos que defendernos y atacar. Y eso significa que, seguramente, la línea ética pues se va a correr un poco, pero no podemos no atacar y no defendernos”, asegura Guanumen.

Otros presentes en la sala virtual intervienen y también avalan lo dicho por Guanumen. Uno de ellos es Hernán Camacho, jefe de prensa de la senadora Aída Avella de la UP.

En medio de risas, Pérez molesta a Camacho. “¿Qué dice Camacho?, está hablando solo”, le comenta, a lo que el asesor de la senadora Avella vuelve a respaldar el mensaje de Guanumen. “No, que está bien eso que dice Sebastián, si se corre un poquito, perfecto, entendemos”, asegura.

El cuestionamiento inicial de Pérez surgió porque en una reunión previa, uno de los asesores que se encontraba allí preguntó por los lineamientos éticos de la estrategia que montaron durante más de tres horas y en la que se decían hechos bastante cuestionables de campaña sucia. En esa ocasión, Guanumen también dio a entender que la ética no cabía dentro de lo que estaban conversando.

“Si nosotros vamos a actuar de esa forma, exigiendo respeto para que esto se dé, pues nosotros no podemos caer en esta propaganda. Yo sé que hace parte de las dinámicas, pero es importante identificar porque exacerba la polarización, que es lo que le resta puntos a Gustavo Petro. Tenemos que no hacer una campaña gris ni negra, sino una campaña del amor y de la vida”, aseguró un joven petrista que no estaba de acuerdo con esos lineamientos.

Guanumen lo contradice y le explica que el grupo que él organiza se enfoca en lo que llaman la “línea B”, es decir, una campaña no oficial en la que todo vale con tal de destruir al adversario moralmente si es necesario, en ese entonces, Federico Gutiérrez.

“Lo que les planteábamos desde el principio es que se tiene una línea de contraste oficial y una no oficial que no va con los logos del Pacto, que no va con los logos de Francia ni de Petro ni de nada (...) ad portas de una batalla dura, y ya nos están haciendo el juego sucio, nosotros tenemos que ser muy inteligentes, de cómo generamos unas narrativas de defensa, pero tampoco nos podemos quedar pensando que la gente va a entender todo y demás. Tenemos que tener una estrategia de defensa y avance frente a todo eso. No lo vamos a hacer con las caras visibles”, aseguró el cuestionado estratega en ese entonces.

Como hecho adicional, luego de esas declaraciones de Guanumen fue cuando un joven replicó que si esa información salía a la luz pública, serían cuestionados. “A la primera que la prensa se entere de quién está haciendo (esto), se jodió todo”. A lo que el estratega contestó: “Por eso nadie se puede enterar”.

Guanumen hoy está en el ojo del huracán porque en esas reuniones también habló de pintar a Fico como una “marioneta”, relacionar al excandidato con el narcotráfico, difundir memes y mentiras sobre él, generar cuestionamientos sobre su vida personal, criticarlo en su estética, entre otros lineamientos que evidencian la campaña sucia que se orquestó desde el Pacto Histórico.