nación

Más de 200 familias fueron desplazadas por grupos paramilitares en la Sierra Nevada de Santa Marta

Las familias campesinas están llegando al municipio de Ciénaga, Magdalena.


En las últimas horas se conoció que más de 200 familias han sido desplazadas de al menos ocho veredas de la zona media de la Sierra Nevada de Santa Marta, producto del ataque de grupos paramilitares que hacen presencia en esta zona del norte de Colombia.

Por este motivo, los pobladores están llegando con sus familias al municipio de Ciénaga en Magdalena producto de la violencia y temiendo por su vida, que cada día estaba más en peligro. Las 208 familias registradas por ahora son todas de campesinos que no han tenido forma de estar seguros en sus hogares ante la presencia del grupo armado.

Según informó una de las mujeres desplazadas a Canal Caracol, tuvieron que huir con lo que tenían puesto en ese momento y sin poder conservar nada más que su propia vida, ya que los paramilitares llegan a la zona disparando y no hay posibilidad de diálogo con los criminales.

Yo me vine porque en la casa cayó una bala y casi mata a un sobrino. De ahí al compañero casi lo friegan porque venía en la moto con unos pasajeros y venían ahí atrás tirando bala. Uno lo que teme es que lo vayan a fregar”, afirma la desplazada, que prefirió no decir su nombre por motivos de seguridad.

La mayoría de estas familias desplazadas llegaron desde la vereda La Secreta, que actualmente está completamente desocupada por culpa de las llamadas autodefensas, así lo confirmó una de las mujeres que llegó a Ciénaga huyendo de la muerte que se respira en la zona media de la Sierra Nevada de Santa Marta:

“Los perros son los que aúllan allá, porque ayer que subió el Ejército nadie quedó en la vereda. Donde estábamos nosotros, no quedó ninguno”, aseguró la desplazada, que afirmó que han comenzado a llegar militares a la zona para intentar saber qué está sucediendo en las ocho veredas en las que se ha identificado que los pobladores han tenido que huir en las últimas horas.

Por ahora, los desplazados han sido atendidos por la Alcaldía municipal de Ciénaga, que ha priorizado la atención de los desplazados, particularmente de los niños que han llegado al municipio; sin embargo, temen no poder cubrir la emergencia en su totalidad, por lo que hacen un llamado al gobierno de Iván Duque para apoyar la situación en este crítico momento.

“Estamos dando hospedaje, le damos la alimentación y la atención a los niños con pañales, leche, con todo lo que necesitan, pero se nos va a desbordar y, por eso, necesitamos el apoyo del Gobierno nacional”, dijo a los medios el alcalde de Ciénaga Luis Tete Samper.

Y aunque el Ejército ya ha empezado a llegar a la zona para identificar a los grupos paramilitares que siembran el terror en la Sierra Nevada, la Defensoría del Pueblo solicitó por su parte que se convoque inmediatamente un Comité Territorial de Justicia Transicional Extraordinario en Ciénaga, ya que hay que hacer un balance de seguridad en la zona producto del desplazamiento forzado de las 300 personas que se calcula llegaron huyendo de la violencia.

Desde que tuvimos conocimiento del hecho hemos estado en contacto con las comunidades para verificar e impulsar la atención que deben recibir. Son personas con muchas necesidades que debieron abandonar sus hogares y que requieren albergue, alimentación y, por supuesto, seguridad”, dijo este lunes el defensor del Pueblo, Carlos Camargo.