Tendencias

Home

Nación

Artículo

El senador Mario Castaño sería el cerebro de una gigantesca red de corrupción encargada de rastrear y apropiarse de recursos y contratos en varios departamentos.
El senador Mario Castaño sería el cerebro de una gigantesca red de corrupción encargada de rastrear y apropiarse de recursos y contratos en varios departamentos. - Foto: valentina perez torres - semana

corrupción

Más de un político está temblando: varios cómplices de Mario Castaño están a punto de prender el ventilador y saben mucho

La Fiscalía avanza en un acuerdo con Nova Lorena Cañón y Santiago Castaño, miembros de la red criminal, muy cercanos al senador Mario Castaño. Ya anunciaron pruebas que pueden aportar a cambio de beneficios.

Los hilos corruptores de las marionetas del senador Mario Castaño no discriminaron ideología política, entidad o funcionario. El objetivo era conseguir, a toda costa, millonarios contratos para aumentar el poder del congresista liberal, quien buscaba su reelección para el periodo 2022-2026.

SEMANA revela el nuevo capítulo que se destapará de este escándalo, que ya tiene tras las rejas a 11 personas que pertenecían a la empresa criminal, y al borde de un juicio penal al otrora todopoderoso congresista, quien se movía a sus anchas por alcaldías y gobernaciones en varias regiones del país.

Entre las nuevas revelaciones se encuentra el apoyo directo a candidaturas a la presidencia y el Congreso, enfrentamientos con el partido de Gobierno por el control de los contratos, y la cercanía con ministros para lograr sus más oscuras pretensiones.

La nueva parte de esta historia se escribirá gracias a los acuerdos de colaboración que están solicitando Nova Lorena Cañón y Santiago Castaño, dos de las personas más cercanas al senador, quienes buscando beneficios jurídicos han propuesto colaborar con las autoridades para revelar detalles de cómo delinquía esta red.

Son muchos los funcionarios y particulares que han pasado de agache hasta ahora. Pero, con evidencia en mano, Cañón y Castaño detallaron cómo lograron adentrarse en el proceso de contratación pública y quiénes fueron sus más cercanos colaboradores.

En junio pasado, Cañón les dio acceso completo a los investigadores a su teléfono celular, en el cual se encontraron registros de la cita que fijó el 23 de septiembre de 2021 entre el senador Mario Castaño y el viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño. Sin embargo, aplicó sus conocimientos en Derecho y anunció que solo entregará toda la información si le garantizaban protección, seguridad y un acuerdo judicial.

Mencionó la activa participación de un hombre identificado como Pablo Gómez y su papel en la obtención de contratos para gobernaciones y alcaldías. Pese a que ya había sido mencionado, señaló que tuvo más poder del que cree la Fiscalía en la fijación de las comisiones que le debían pagar al senador y tenía información privilegiada sobre el direccionamiento de los contratos.

También mencionó la participación directa de otros congresistas. En interceptaciones hechas a Édgar Velosa, un particular que tenía influencia en la red, le señala la necesidad a Nova Lorena Cañón de contactar urgentemente dirigentes políticos, entre estos el representante a la Cámara Edward Rodríguez, con el fin de solucionar los problemas con los contratos de Sacúdete al Parque, que eran responsabilidad del Ministerio del Interior.

En la discusión por los obstáculos que se habían puesto por el contrato del proyecto de Salamina, en Caldas, Cañón le manifiesta a Pablo Gómez la necesidad de mover todas las influencias posibles en el Ministerio de Cultura para obtener un contrato avaluado en 3.000 millones de pesos.

En medio de esta correría también se presentó una dificultad por los contratos de Sacúdete al Parque en el Tolima. Pese a que todo se tenía “cuadrado” con los alcaldes y funcionarios encargados de la entrega de estos contratos, que ya habían fijado las comisiones, existían otros compromisos que estaban dificultando el aval”.

Ahí Pablo empujando el tema de los Sacúdete, no está nada fácil, pero ahí estamos tratando que el registro lo otorguen (…) está complicado porque tienen demasiados compromisos con los del Centro Democrático, pero estamos tratando que todo salga adelante”, le explicó Cañón.

Los contratos para la instalación de canchas sintéticas en diferentes municipios de Alcalá (Valle del Cauca), Piendamó (Caldas), Suárez (Cauca), San Diego y Riosucio (Caldas) y Balboa (Risaralda) eran unos de los principales intereses del senador Castaño. Este tema era coordinado directamente con el Ministerio del Deporte.

A mediados de junio se presentaron cambios que truncaron los intereses de la organización. El contrato de 100 millones para la cancha en Florencia, Caquetá, se afectó por el cambio de ministro, por lo que necesitaban mover influencias para destrabarlo con el nuevo nombramiento.

La conversación registrada el 27 de julio de 2021 coincide con la renuncia que presentó Ernesto Lucerna al Ministerio del Deporte y el nombramiento de Guillermo Herrera.

No se descarta que otras personas vinculadas con la organización busquen una negociación con la Fiscalía General con el fin de entregar más información a cambio de una reducción en su condena o la cesación de la persecución penal por un tiempo. El escándalo crece como bola de nieve.