investigación

Urgente: estas son las grabaciones que enredaron aún más al senador liberal Mario Castaño con una presunta organización criminal

SEMANA revela grabaciones que evidenciaron la manera como funcionaba el grupo criminal liderado por el senador liberal, quien resultó reelecto en las pasadas elecciones.


‘Las marionetas’, este es el rótulo con el que la Fiscalía denominó la investigación que se adelanta contra nueve personas que harían parte de la organización criminal presuntamente liderada por el reelecto senador liberal Mario Alberto Castaño, encargada de direccionar de manera irregular miles de millones de pesos de contratos públicos en cinco departamentos del país y que presuntamente habría terminado en los bolsillos de esta red.

La organización tenía dos objetivos: el fortalecimiento político en las regiones, que se vio reflejado en la votación de Castaño, quien aun con escándalo encima logró la curul. La segunda, obtener utilidades económicas. Para lograr esto, conformó un grupo encargado de identificar contratos públicos, negociar con alcaldes, funcionarios y particulares su entrega y, con estos mismos mandatarios locales, socios de las “vueltas”, promover la candidatura.

SEMANA, que había puesto al descubierto este aparato criminal y corrupto, revela nuevas interceptaciones telefónicas que prueban el modus operandi de esta organización y la participación de dos personas encargadas de contactar alcaldes para negociar la entrega de contratos a cambio de una comisión del 10 %, así como buscar desempleados para entregarles contratos de prestación de servicios en entidades del Estado a cambio de “una tajada” y que votaran por Castaño.

Para lograr sus objetivos se comunicaban con las personas a las que les ofrecían participar en la repartija de contratos, entre ellos varios alcaldes. Todos estos movimientos eran comunicados detalladamente a Castaño, quien celebraba las “adquisiciones”, daba órdenes directas para concretar los negocios e incluso estaba preocupado porque la entrada en vigencia de la Ley de garantías lo fuera a afectar.

La Fiscalía General registró 3.535 llamadas telefónicas de los integrantes de este macabro acuerdo para robar las finanzas públicas. En esas conversaciones se mencionaron temas relacionados con la contratación política en los departamentos de Caldas, Risaralda, Cauca, Tolima, Valle del Cauca, Chocó, Cundinamarca, Antioquia, Quindío, Putumayo y Boyacá. De ese tamaño serían los tentáculos de Castaño.

Solamente en el Eje Cafetero, región de donde es oriundo el dirigente liberal, se registraron 985 llamadas para hablar de contratos. “En este consolidado se puede apreciar que la mayor cantidad es de Caldas, guardando proporcionalidad con el apoyo que se da por parte del senador Mario Castaño. Sin embargo, es un comportamiento inusual frente a la intensidad de llamadas, el número de municipios que ejecutan proyectos y la cantidad de proyectos en sí”, se escucha en los audios del ente investigador.

La Fiscalía reveló un interés inusitado en el municipio de La Merced. En total, fueron 256 llamadas para “cuadrar” la entrega de los contratos con “el alcalde” y otros funcionarios. Así lo dejó en claro Lorena Cañón, quien se desempeñaba como lobista, con sus insistentes llamadas al senador Castaño para informarle cómo estaba todo.

En las comunicaciones se deja entrever el poder que tenía Cañón en la organización para la entrega de contratos, la presión a mandatarios y funcionarios para que “desembolsaran” el dinero y se comprometieran con las comisiones, así como las acciones que realizaba para fijar reuniones entre el senador Castaño con representantes de entidades del orden nacional.

En el municipio de La Merced se “cuadró” la entrega de contratos relacionados con ‘Sacúdete al parque’, el programa que promueve la construcción de canchas sintéticas, proyectos viales, alumbrado público, acueducto y alcantarillado, y que cayó en manos de esta red. “Se prevaleció el interés particular sobre el general, así como el económico”.

Entre estas irregularidades está el direccionamiento de contratos para la construcción de un parque recreativo en este municipio que tuvo un valor de 24 millones de pesos; mantenimiento de la casa de la cultura y acondicionamiento del espacio público, por otros 24 millones; suministro del cielo raso en el palacio municipal por $12 millones; canchas sintéticas por $1.249 millones; cambio de luminarias por $692 millones. Para esto fue clave la participación de los funcionarios de la Alcaldía.

En las conversaciones se referían directamente a las charlas que sostuvieron con la secretaria de Infraestructura, a quien llaman Érika; y el alcalde Jonathan Manuel Vásquez, a quien en algunas oportunidades llaman John Manuel. En los diálogos interceptados de manera legal también se pone de presente el interés que tenía el senador Castaño. En este caso, fue clave la labor desempeñada por Santiago Castaño, quien fungía como uno de los cuatro lobistas de la organización criminal. Los integrantes de esta red también habrían ejercido una presión indebida para lograr el direccionamiento de varios de los contratos en el municipio de Armero Guayabal, en el departamento del Tolima. En las comunicaciones intervenidas hablan “sin pelos en la lengua” y de manera directa sobre las charlas que habían sostenido con el alcalde del municipio, Medardo Ortega, a quien llaman ‘el gordito’.

En una extensa conversación, Lorena Cañón –quien era la lobista encargada de los departamentos del Tolima y Valle del Cauca– le asegura al senador Castaño que el contrato de la biblioteca para Armero, por un valor de 900 millones de pesos, ya está más que listo. El alcalde se había comprometido a la entrega de ocho puntos (es decir, el 8 % del contrato).

En otra conversación relacionada con el contrato del programa ‘Sacúdete al parque’, Lorena le menciona al congresista liberal que se han presentado demoras constantes para finiquitar todo, debido a que faltaba muy poco para las elecciones al Congreso. El senador se muestra preocupado e incluso le llama la atención a su lobista en el departamento del Tolima. “(…) Tienen demasiados compromisos con los del Centro Democrático, pero ahí estamos tratando que todo salga adelante (…) Falta ahora la resolución de las ambulancias”, le asegura Cañón al senador Castaño, quien le pide resultados y que exija el cumplimiento del dinero que él ya había entregado. Igualmente, le hace una petición para que tome la distancia necesaria con el fin de que “no salga enredada”.

En todas las comunicaciones se hacen señalamientos directos al papel y conocimiento de Medardo Ortega en estos casos, indicando que las charlas se habían complicado, puesto que él hablaba de un dinero cuyo origen y destino era desconocido por la organización. “Eso no puede ser así”, reclama el senador Mario Castaño.

Los cuatro lobistas de Castaño le ponían de presente las arduas labores y contactos que estaban haciendo para conseguir los contratos del Ministerio del Interior, del programa ‘Sacúdete al Parque’.

Villamaría está listo”, le aseguró Lorena Cañón al senador Castaño en referencia al contrato en el municipio de Caldas. La organización tenía fe en la entrega directa porque contaba con una persona muy cercana al programa ‘Sacúdete’, identificada con el nombre de Ruth.

Para lograr sus objetivos criminales, a finales de 2021 e inicios de 2022 se fortaleció la actividad de lobby en los ministerios del Interior, Deportes, Hacienda, Cultura y Salud. Todo quedó registrado en las conversaciones interceptadas.

El 21 de mayo de 2021, Lorena habla con un hombre identificado como Pablo Gómez, quien le dice que debe “agendar con tiempo” al nuevo viceministro de Hacienda. Pablo le dice que “es nuestro caballito de batalla, porque son nuevos y facilito salen, firman y desembolsan”.

Los acercamientos en los ministerios fueron constantes. Para los contratos de construcción de canchas sintéticas se hacía mención a la participación del ministro del Deporte para el trámite y entrega de los convenios. En diferentes oportunidades se hizo mención directa a la “colaboración” de varios funcionarios de los ministerios.

La Fiscalía General ha anunciado que la nueva línea de investigación dentro de este caso de corrupción estará dirigida a la vinculación de alcaldes y funcionarios públicos “que tramitaron los procesos contractuales en concreto”, así como los trabajadores de los “ministerios que impulsaron los proyectos”. No obstante la indignación crece, Mario Castaño obtuvo casi 70.000 votos, el Partido Liberal ha pasado de agache y ahora se alista para ocupar una curul que, seguramente, terminará siendo una silla vacía.

La red corrupta

La red liderada por el senador contactaba a las personas encargadas de la celebración de los contratos. A todas ellas les pedían una comisión del 10 % del valor total del contrato y apoyo para las elecciones de 2022.