Home

Nación

Artículo

| Foto: Getty Images

Nación

“No Más Trata”: el proyecto de la Defensoría para luchar contra la trata de personas

Con cerca de 3.000 millones de pesos buscan fortalecer la capacidad estatal frente a este delito. Los reportes de víctimas incrementaron en 2020.

9 de abril de 2021

La Defensoría del Pueblo y Abogados Sin Fronteras Canadá (ASFC) presentaron un proyecto para luchar contra el delito de trata de personas, para fortalecer las capacidades de instituciones del Estado y de organizaciones de la sociedad civil que trabajan en contra de este flagelo en el territorio colombiano.

El proyecto cuenta con un valor de aproximadamente 3.000 millones de pesos para su ejecución y su objetivo es “abordar las necesidades identificadas por la Defensoría del Pueblo a la luz de las recomendaciones de organismos internacionales para contribuir a la protección y asistencia a las víctimas de la trata de personas en Colombia”.

El delito de la trata de personas es definido por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) como “un delito que se comete cuando una persona capta a otra, sin importar su género, edad, origen, nivel económico o educativo, para ser explotada, generalmente, en otro lugar” y puede presentarse en forma de prostitución forzada, mendicidad infantil, entre otras.

El análisis realizado por la universidad indica que una trabajadora sexual gana alrededor de US$250 en Colombia, mientras que en un país asiático la cifra se eleva hasta alcanzar los US$3.000. | Foto: Bloomberg

Las mujeres y niñas suelen ser las más afectadas por este crimen, pues son objetivos de las redes de trata, sobre todo con fines de explotación sexual.

Además, la Defensoría del Pueblo señala que las personas con orientación sexual e identidad de género diversas son las más vulnerables, pues sufren discriminación, inseguridad financiera, precariedad laboral y violencia institucional.

“No Más Trata” se desarrollará durante 16 meses, a partir de mayo, en 15 zonas del país: Boyacá, Nariño, Buenaventura, Vaupés, Magdalena, Soacha, Vichada, Antioquia, Casanare, Cauca, Valle del Cauca, Chocó, Cesar, Guainía y Quindío. El proyecto promoverá buenas prácticas, contacto con instituciones y agrupaciones que luchan contra la trata en Latinoamérica, y adoptará enfoque de género transversal.

Así mismo, afianzará alianzas con entidades del Estado colombiano, entes territoriales y con Organizaciones de la Sociedad Civil, con el propósito de coadyuvar a la superación de los índices de impunidad y debilidad institucional que afectan los derechos humanos de la población víctima de esta conducta.

“Dado que el delito de trata de personas en Colombia ocurre tanto de manera interna como trasnacional, es crucial fortalecer las capacidades de las instituciones y organizaciones nacionales y a la vez fomentar una mejor articulación con actores y espacios de concertación regionales”, señaló Stelsie Angers, Directora de ASFC para Colombia.

El panorama de trata en Colombia, según datos de la Defensoría

Las duplas de género de la entidad identificaron en 2020 51 casos de este flagelo en diferentes zonas del país, frente al total de 2019, que fue de 36.

27 de los casos son de víctimas de explotación sexual, pero la Defensoría del Pueblo también conoció casos de matrimonio servil, servidumbre doméstica, mendicidad ajena y trabajos forzados.

Además, 28 personas fueron explotadas al interior del país y 14 en países como México, Chile, España, Ecuador y Letonia, pero de las otras nueve no se pudo establecer el lugar de acogida de la explotación.

América Latina, y en particular Colombia, han sido los lugares de origen de víctimas de trata de blancas, cuyos destinos son países desarrollados. | Foto: Blog Trata de Blancas en Perú

Entre los casos de víctimas de trata en 2020, 40 corresponden a colombianos y ocho a víctimas del conflicto armado. Además, once personas son de Venezuela y Argentina.

Las víctimas más jóvenes tienen 13 años, pero también se han identificado personas de hasta 62. En cuanto al sexo, género y la orientación sexual, la Defensoría tiene la información sobre 49 mujeres, de las cuales 47 se identifican como heterosexuales y su identidad de género es femenina. Además, dos de las víctimas son mujeres transexuales, una expresó que su orientación sexual es lesbiana y la otra se identificó como heterosexual.