política

Gustavo Petro dice que no propuso pasar la Policía al Ministerio del Interior, pero sí lo hizo en la campaña. Aquí está la prueba, ¿cambió de opinión?

Al parecer, el candidato presidencial cambió una posición planteada dentro de su programa de gobierno.


El presidente electo, Gustavo Petro, echó para atrás una postura de campaña y aseguró que nunca propuso pasar a la Policía Nacional del Ministerio de Defensa al Ministerio del Interior. En entrevista con W Radio, el futuro mandatario negó una propuesta así planteada dentro de su programa de gobierno.

“Nunca he propuesto que la Policía pase al Ministerio del Interior. Lo que propusimos, eso depende del Congreso y es uno de los temas a discutir, es que se construya el Ministerio de la Paz y la Convivencia”, dijo el presidente electo en la emisora.

Petro no deja de cambiar la propuesta, variando la posible instancia al mando y el nombre de la misma. Su primera posición fue que pasara al Ministerio del Interior, proponiendo el Ministerio de Justicia como otra posible alternativa.

“Una Policía civil para la vida y la seguridad humana. El redimensionamiento de la Policía Nacional conforme al mandato constitucional implica que sea reubicada bajo el Ministerio de Interior o de Justicia”, se lee en su programa de gobierno.

Incluso, puso de ejemplo a Alemania y Estados Unidos como modelos a seguir en términos del traslado de la institución. A su vez, habla sobre recuperar “el carácter civil” de la Policía Nacional junto a reformas como el desmonte del Esmad.

Después, antes de la primera vuelta presidencial, Petro cambió de opinión. Tras el operativo militar en Putumayo, el cual generó controversia por la presunta muerte de civiles, el entonces candidato propuso el Ministerio de Seguridad.

Pienso crear el Ministerio de la Seguridad, que acoja a la Policía y diferente al de Defensa, y la vuelva una Policía realmente cuerpo civil armado, que sea absolutamente respetuosa de las libertades y los derechos de toda la sociedad. Esa es su función constitucional”, dijo en el mes de abril.

Esta, en primer lugar, fue una propuesta del excandidato Sergio Fajardo. Con el mismo objetivo de recuperar la connotación civil de la Policía Nacional, planteó crear el Ministerio de Seguridad y Convivencia Ciudadana.

Este discurso lo sostuvo durante el resto de su campaña, incluso agregándole el complemento propuesto por Fajardo. Pero, luego de resultar elegido, el nombre cambió nuevamente.

Roy Barreras, en cabeza del Pacto Histórico en el Congreso, propuso el Ministerio de la Paz, Seguridad y Convivencia. De esta forma, la fuerza política del presidente electo puso primero la paz dentro de la nueva instancia que estará al mando de la Policía Nacional, pero este martes Petro lo nombró solo como Ministerio de Paz y Convivencia.

Al mismo tiempo, el presidente electo aseguró que la creación de este ministerio no significará un mayor gasto.

“Lo que estoy proponiendo no es más gasto, es distribución del gasto, dividiendo lo que ya existe en competencias diferentes”, explicó.

Este Ministerio de la Paz, según Petro, articularía toda la institucionalidad ya existente en esta materia al interior del Gobierno nacional. A su vez, dijo que su intención no es convertir a la Policía en boy scouts.

“La Policía, por definición y de acuerdo a la Constitución, es un cuerpo civil armado. No es un cuerpo de Ejército, no es para la defensa nacional, como sí lo es el Ejército. Es para la garantía de los derechos y libertades de la gente, eso reza la Constitución”, agregó para W Radio.

Con este ministerio, Petro ha propuesto crear un total de tres nuevas carteras para su Gobierno. Una de ellas es la de la Igualdad, liderada por Francia Márquez y otra el Ministerio de Industria, el cual se separaría del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.