Home

Nación

Artículo

Polémica en Medellín
Los videos empezaron a circular rápidamente a través de las redes sociales, en las que varios usuarios criticaron el hecho y denunciaron un posible caso de exhibicionismo e incluso turismo sexual. - Foto: Imagen tomada de Twitter / @Netman76

nación

Polémica por influenciador extranjero que caminó con mujer amarrada y semidesnuda en Medellín

El hecho ocurrió en el sector de Provenza, en la capital antioqueña.

Una fuerte polémica ha generado un reciente hecho en Medellín luego de que se conocieran varias imágenes de un influenciador extranjero que caminó el pasado viernes 8 de octubre por las calles de un exclusivo sector de la capital antioqueña acompañado por una mujer que se encontraba en ropa interior y amarrada del cuello con una cuerda.

Los videos empezaron a circular rápidamente a través de las redes sociales, en las que varios usuarios criticaron el hecho y denunciaron un posible caso de exhibicionismo e incluso turismo sexual. Los videos fueron grabados mientras el hombre, cuya identidad no ha salido a la luz pública, caminaba junto a la mujer por las calles de Provenza, en el barrio El Poblado.

Según las primeras versiones, el influenciador se encontraba grabando material audiovisual para sus redes sociales. En uno de los videos compartidos en Twitter por el periodista Alejandro Romero, se alcanza a ver que mientras el hombre camina con la mujer hay una persona a pocos metros de distancia que manipula una cámara para grabarlos.

“¿Qué hacía un hombre extranjero caminando con una mujer en ropa interior en Provenza, zona en la que ha aumentado la trata y la explotación sexual en Medellín?”, fue uno de los comentarios de una cibernauta en Twitter.

En las imágenes también se evidencia que durante la noche del pasado viernes en ese sector, específicamente sobre la carrera 35, ya había un buen número de personas circulando, mientras otras personas se ven departiendo en mesas ubicadas sobre la vía.

“Lastimosamente lo que pasó en Provenza es “normal”, nos sorprende porque salió a la esfera pública. Para el extranjero Medellín es solo turismo sexual, venir y ofrecer dinero por la mujer paisa que les fue vendida por la narco cultura”, comentó otro usuario en redes sociales.

Otra cuenta de Twitter, denominada Denuncias Antioquia, publicó varios videos sobre los hechos. Los comerciantes del sector rechazaron que la zona turística de Provenza se convierta en un lugar en el que se permitan este tipo de hechos y pidieron a las autoridades correspondientes tomar cartas en el asunto.

“Todos los comerciantes aquí invierten demasiada plata y lo que queremos es una zona sana de entretenimiento. Y viene un extranjero y pasea a una mujer en bola y amarrada por toda la carrera 35. Es una desfachatez”, cuestionó una comerciante.

Ante la polémica que se generó en ese sector de la capital antioqueña, varios miembros de la Policía tuvieron que hacer presencia en el lugar para hablar con el influenciador extranjero, la mujer involucrada y el camarógrafo. No obstante, hasta el momento no se conoce un pronunciamiento oficial de las autoridades sobre el polémico hecho.

Este hecho surge apenas semanas después de que un influenciador caleño levantara fuertes críticas en la capital vallecaucana por grabar videos promocionando una bebida energizante al tiempo que se veía acosando a mujeres en la calle.

Por esa razón, la Alcaldía de Cali informó recientemente que controlará la publicidad en las redes sociales de marcas o empresas. Jimmy Dranguet, subsecretario de Inspección, Vigilancia y Control, informó a medios de Cali que la administración municipal va a implementar varios equipos encargados de garantizar y vigilar qué publicidad se hace por internet, de acuerdo con las reglas del consumidor y la publicidad.

El funcionario dijo al diario El País de Cali que es un reto muy grande controlar la publicidad que se hace en redes sociales, pero exhortó a que esta tiene que ser veraz, completa, suficiente y que respete la dignidad de los seres humanos. “Vamos a hacer seguimiento a esto y también a las compras virtuales, porque tienen que ser espacios seguros”, agregó.