Tendencias

Home

Nación

Artículo

Juez con el mazo exige justicia
Juez con el mazo exige justicia - Foto: Getty Images/iStockphoto

nación

Primicia: Corte Suprema condenó a exmagistrado que recibió millonaria suma de narcotraficante alias El Mellizo

La decisión fue proferida por la sala de primera instancia del alto tribunal que, en la decisión, lo señala de cohecho y soborno en actuación penal. El cargo de revelación de secreto fue precluído. Esta es la historia.

SEMANA conoció, en primicia, que la Corte Suprema condenó al exmagistrado de Justicia y Paz, Eduardo Castellanos, por los delitos de cohecho propio y soborno en actuación penal. Según las pruebas de la justicia, Castellanos entregó información reservada del expediente contra Miguel Ángel Mejía Múnera, alias el Mellizo.

A cambio, el excomandante del bloque Vencedores de Arauca le habría enviado desde Estados Unidos una cuantiosa suma de dinero, aproximadamente 50 mil dólares. El despacho del magistrado Castellanos emitió la sentencia contra Orlando Villa Zapata, el segundo hombre más importante de la estructura paramilitar de Arauca. Meses después, en el despacho de su colega, la magistrada Uldi Teresa Jiménez López, este excomandante fue excluido de cualquier beneficio de la ley, en una decisión que luego fue revocada por la Corte Suprema de Justicia.

En poder de la justicia, hay varios mensajes, uno de ellos supuestamente de autoría de Múnera, en la que habla de un “detalle” (20.000 dólares) que envía a un amigo, que supuestamente sería el magistrado.

“Dígale a su amigo que le voy a mandar un detalle (20.000 dólares) sin ningún compromiso, que me colabore en lo que pueda para sacar estos temas adelante, que yo soy un hombre serio y sé recompensar los favores recibidos”, afirma el mensaje.

Los mensajes de WhatsApp fueron encontrados en una investigación que destapó el escándalo por los presuntos nexos del Mellizo con una alta funcionaria de la Fiscalía. Los mensajes se referían al pago de dineros a alguien que apodaban Batman y que -al parecer- tenía un poder superior al resto de integrantes de la organización.

“Encuentra la Sala que la Fiscalía demostró probatoriamente su teoría del caso al denotar el compromiso penal del Magistrado de la Sala de Justicia y Paz, en el delito de cohecho propio por recibir dineros y atenciones del abogado, y a la postre su amigo, Marco Tulio Quintero Cano con miras a brindar información reservada de esa Sala, además de facilitar la situación jurídica del postulado Miguel Ángel Melchor Mejía Múnera en los trámites que allí se ventilaban”, señala el fallo conocido en primicia por SEMANA.

“Se concluye que los dineros que Eduardo Castellanos le entregó al declarante cuándo tuvo conocimiento de la investigación seguida por estos hechos, procuraban desviar la tarea de la Fiscalía, comoquiera que ante las manifestaciones de temor y la clara cercanía que el declarante, de apellido, Quintero Cano estaba teniendo con el instructor, a más de sus manifestaciones sobre el compromiso que podría derivar”, advierte alto tribunal

El Mellizo y Rubén: dos fichas claves del expediente

Hace apenas 3 meses, la justicia ordenó la captura de alias El Mellizo por estos hechos. Pero además, otra persona es clave en la investigación: Orlando Villa Zapata, alias Rubén. El expediente está llena de hechos criminales al lado de los paramilitares, sobornos a funcionarios judiciales y condenas. Casi 20 años después de los procesos que iniciaron en justicia y paz, los dos convictos siguen con deudas judiciales en el país.

La Fiscalía confirmó en julio, justamente, que en contra de alias El Mellizo y Rubén fue emitida esa nueva medida de aseguramiento, esta vez por los sobornos entregados, presuntamente, al exmagistrado del Tribunal Superior de Bogotá Eduardo Castellanos Roso y la exfiscal Hilda Jeannete Niño Farfán.

La evidencia en poder de la Fiscalía da cuenta de que los dos paramilitares entregaron millonarias sumas de dinero a la exfiscal Niño y el exmagistrado Castellanos con el objetivo de garantizar decisiones judiciales a su favor. Las denuncias llegaron al ente acusador que luego de varias indagaciones, con testimonios de otros procesados, y se logró establecer la presunta responsabilidad en los hechos de corrupción.

Por ahora, según pudo establecer SEMANA, Castellanos Roso seguirá en libertad y en los próximos días, la Corte Suprema definirá el monto de la pena que deberá pagar el exmagistrado.