Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/5/2007 12:00:00 AM

Santa Fe de relajito

La sede de los diálogos de paz en Santa Fe Ralito terminó convertida en una zona de parranda, sexo y negocios de los paramilitares.

Santa  Fe de relajito Una de las grandes aficiones de Víctor Mejía Múnera, alias ‘Pablo’, comandante del Bloque Vencedores de Arauca, es el aeromodelismo. Cuando estuvo en Santa Fe Ralito construyó una pista de 200 metros y compró costosos aviones
El ex embajador de Estados Unidos en Colombia William Wood tenía razón cuando propuso, en julio de 2005, acabar con la zona de concentración en Santa Fe Ralito. "Esa zona no se justifica más", le dijo en ese entonces al periódico El Tiempo en una entrevista. Lo más probable es que el ex diplomático sabía lo que estaba pasando: los paramilitares habían convertido la zona de diálogos con el gobierno en un 'Country Club'. Nadie le paró bolas a Wood. Dos años más tarde, SEMANA revela los excesos y las excentricidades que allí se vivían. Escandalosas grabaciones y comprometedoras fotografías demuestran cómo los jefes paramilitares se divertían a sus anchas mientras se adelantaban unas polémicas conversaciones de paz con el gobierno.

Las imágenes más exóticas que se vieron durante los casi tres años en que permanecieron los jefes de las AUC, era la polvareda que dejaban los vehículos último modelo en los que se movilizaban los comandantes paramilitares en ese corregimiento de Tierralta, Córdoba. Pero pocos sabían realmente lo que sucedía en esos 183 kilómetros cuadrados de tierra destinados como zona neutral entre el gobierno y las AUC. Mientras el comisionado, Luis Carlos Restrepo, sólo hablaba de paz, futuro y progreso, los paras ingresaban cajas de whisky y se divertían con reconocidas modelos, actrices y prostitutas traídas de Medellín, Barranquilla y Bogotá. Organizaban bacanales con los mejores conjuntos vallenatos, cuentachistes y hasta pianistas. Tenían tiempo para costosas aficiones como aeromodelismo, motocross y cacería. También para tener y cuidar exóticas mascotas como tigres y ponys. Pero aparte de la diversión, también les sacaban tiempo a los negocios en euros con mexicanos y a la compra y venta de dólares.
Todo esto se viene a conocer sólo ahora y eso que los paramilitares estuvieron casi tres años en esa región de Córdoba. Los habitantes de los corregimientos cercanos a Santa Fe Ralito tenían muy claro que los paras eran los que mandaban.

Rumbas salvajes

Una de las cosas más sorprendentes de las conversaciones a las que tuvo acceso SEMANA es que una de las personas que sabía lo que estaba ocurriendo en la zona de los diálogos de paz con el gobierno era la entonces senadora Eleonora Pineda. En una conversación que sostuvo con Salvatore Mancuso, a las 10 de la mañana del 20 de enero de 2005, la congresista le pregunta al jefe 'para': "¿Bueno mono... no será que tienen ahí a unas chicas med? A lo que Mancuso le contesta: "Mira, respeta. Nosotros aquí a chicas med no traemos. Aquí vienen de mucho más alto perfil". " ¡Ah, pero a mí me dicen que son las med...!", le dice Pineda.

Si bien la ex congresista ha guardado prudente silencio sobre las andanzas de los paras en Ralito, varias horas de grabaciones dejan en evidencia que los paras manejaban una amplia red de entretenimiento a todos los niveles. Cuando se trataba de conseguir mujeres, contaban con la colaboración de varias madames en diferentes ciudades. Una de las más eficientes era 'Rochi'. Esta mujer, cuyo nombre SEMANA se abstiene de revelar, era la encargada en Barranquilla de hacerles llegar a los paras los catálogos con las fotos de jovencitas que estaban en el mundo del modelaje. En las conversaciones queda en evidencia que 'Rochi' conoce muy bien el gusto de sus clientes y hace todo tipo de esfuerzos por complacerlos. "La que él quiere no puede hoy, o sea Luz Helena. La que le gustó en la foto tampoco puede. Entonces voy a llevarle a otra niña que es muy bonita. Yo sé que a Pablo le gustan las barranquilleras. Yo ya le conozco el gusto a él", dice la madame refiriéndose a las preferencias de uno de los más importantes jefes paramilitares. Otros jefes paras contaban con sus servicios, que no eran nada baratos. Al menos eso se deduce de la conversación entre 'Jorge 40' y uno de sus hombres, en la que el jefe del bloque norte de las AUC le ordena consignarle a la mujer 24 millones de pesos. (Ver recuadro).

Noches 'crossover'

Aparte de las mujeres, la otra gran pasión a la que los paras le dieron rienda suelta durante su estadía en Ralito fue la música. Fueron muchas las parrandas amenizadas por algunos de los más reconocidos conjuntos vallenatos del país. Beto Zabaleta era el preferido de Rodrigo Mercado Pelufo, alias 'Cadena', el temido jefe paramilitar de Sucre. Máximo Zuleta no podía faltar en las parrandas vallenatas de Gabriel Galindo, alias 'Gordolindo'. De hecho, a mediados de diciembre de 2005 fue contratado para amenizar la fiesta de cumpleaños del jefe paramilitar a la que asistieron, además, un reconocido cuentachistes y un pianista. Y si de gustos musicales se trata, el de Edward Cobos, alias 'Diego Vecino' se inclinaba más por la música mexicana. Una muestra de esto es que el 12 de mayo de ese mismo año, el jefe paramilitar de Sucre hizo una fiesta con el mariachi del cantante mexicano Juan Gabriel, a la que asistió el futbolista Leonel Álvarez. ¡"Hombre, esa farra fue grande"!, cuenta uno de los lugartenientes de 'Vecino' en las grabaciones.(Ver recuadro).

Más diversión

El aeromodelismo era otra de las pasiones de uno de los más temidos comandantes paramilitares, Víctor Mejía Múnera, alias 'Pablo', jefe del bloque Vencedores de Arauca. Y la cacería era de la de Mancuso. Durante su permanencia en Santa Fe Ralito, estos dos hombres también sacaron tiempo para dedicarse a sus aficionees. 'Pablo' compró costosos aeromodelos que fueron llevados por expertos hasta la zona. Tan solo el control remoto de uno de estos aparatos costaba seis millones de pesos. Para poder disfrutar de sus 'juguetes', ordenó construir una pista de 200 metros y cuando no estaba volando sus aviones, dedicaba su tiempo a consentir a dos jóvenes tigrillos que eran sus mascotas.

"¿Cómo le está yendo señor en la cacería?". "Bien, llevo como 200 patos ya". Así es la conversación entre Mancuso y uno de sus hombres de confianza a quien el jefe paramilitar llamó para que se comunicara con el piloto de su helicóptero y le llevara más munición hasta el sitio en donde estaba de cacería. (Ver recuadro). Aparte de las fiestas y los hobbies, los paras también se dedicaban a los negocios. En una de las grabaciones, el jefe de prensa de las AUC, Fernando Soto, se dedica a la comercialización de dólares. "Está llegando una gente que cambia eso en plata colombiana. Reciba una parte en dólares a 2.500 y la otra en pesos. Llámeme a las 3 de la tarde y yo le paso al comandante Bolívar y usted habla con él", le dice Soto a su intermediario. (Ver recuadro).

Si bien es cierto que todo el mundo tiene derecho a sus ratos de ocio y entretenimiento, incluso los paramilitares, los excesos y las excentricidades con las cuales acompañaron el proceso de diálogo con el gobierno no se compadecen con la prudencia y el respeto que merece una negociación con el gobierno y mandan mensajes muy equívocos a varios sectores de la sociedad que han sufrido directamente su barbarie y su violencia.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Así se vivió el primer campeonato africano de 'Fútbol Freestyle'

    close
  • Se cumplen 30 años del Concierto de Conciertos

    close
  • La respuestas a la tala de árboles

    close
  • Rodrigo Pardo analiza la encuesta de Invamer

    close
  • "El mundo cambió. Hoy se requiere mayor flexibilidad en las normas laborales"

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 1896

PORTADA

El dosier secreto de las Farc

SEMANA revela explosivos detalles del más completo informe realizado sobre la historia, finanzas y los crímenes de la desmovilizada organización guerrillera.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1898

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.