nación

“Soy un limosnero en Bogotá”: Rodolfo Hernández habló sobre su supuesta fortuna

El exalcalde de Bucaramanga y aspirante presidencial aseguró que paga 7.000 millones de pesos al año en impuestos.


Con su particular discurso folclórico y frases, en muchas ocasiones fuera de tono, Rodolfo Hernández -aspirante a la presidencia de Colombia por el movimiento independiente Liga de gobernantes anti corrupción- hizo algunas revelaciones sobre su supuesta fortuna.

En su carrera por llegar a la Casa de Nariño en 2022, este lunes 13 de diciembre de 2021 el exalcalde de Bucaramanga entregó 1.804.000 firmas para hacer oficial su candidatura a la presidencia de la República, y además dijo que presentará listas al Congreso, pero solo por el departamento Santander. Así lo dio a conocer en una entrevista que concedió al programa Mañanas BLU, de la emisora Blu Radio.

RODOLFO HERNÁNDEZ SUAREZ
El exalcalde de Bucaramanga acudió a la Registraduría General de la Nación para inscribir su candidatura presidencial con el partido Liga de Gobernantes Anticorrupción. Foto Guillermo Torres - Foto: GUILLERMO TORRES

Sin tapujos, Hernández confesó cuánto paga de impuestos en el país. Aseguró que ya tiene radicada su renta, y que paga 20 millones de pesos al día, incluyendo sábado y domingo, es decir, 7.000 millones de pesos anuales en impuestos. Este dato lo soltó agregando que él es alguien “rico en Bucaramanga, limosnero en Bogotá y más limosnero en Nueva York”.

Añadió que de pronto paga un poco más en impuestos porque en esta cuenta no están metidos los impuestos prediales de sus propiedades, mayoritariamente en Santander.

En relación con su candidatura y las investigaciones que se le siguen en su contra por presuntos hechos de corrupción, relacionados con su gestión cuando fue alcalde de Bucaramanga, y en los que también está involucrado uno de sus hijos, Hernández afirmó a la emisora radial que son patrañas que “inventan los politiqueros” para perjudicarlo y que era un plan orquestado para sacarlo de la Alcaldía de Bucaramanga. “Eso es lo que inventan los politiqueros para joderme (…) Para sacarme de la alcaldía, porque el objetivo mío era sacarlos todos, a esos ‘vergajos’”, dijo.

Cuando ofreció detalles de la recolección de las firmas para hacer oficial su candidatura, Hernández se contradijo porque primero aseguró que le había tocado contratar a una empresa para que lo ayudara a recolectar las rúbricas en 500 puntos de recolección. Luego dijo que esa empresa no le cobró sino que un grupo de empresarios decidieron colaborarles de esa forma.

En sus planes de sentarse en la silla presidencial el próximo año, Rodolfo Hernández tocó un punto que considera álgido, pero que según dijo, dejó aclarado por escrito. Aseguró que de llegar a la Presidencia de Colombia sus hijos no tendrían participación en el gabinete ministerial ni en los asuntos de Estado. “Tengo lista una carta en la cual los funcionarios públicos deben atender que ningún familiar mío debe estar en mi Gobierno”, prometió.

El más reciente estudio electoral del Centro Nacional de Consultoría (CNC) para SEMANA dio una gran sorpresa: el ingeniero Hernández se disparó del 4,6 % en octubre al 11 % en diciembre en la intención de voto.

Ante las cifras, el candidato publicó en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje: “Este 11 % no es una cifra, es el reflejo del despertar de todo un país que quiere salir de años de miseria y pobreza. Mil gracias a todos por el apoyo. ¡Voy a ser su presidente!”, se lee en su perfil oficial de esta red social.

El precandidato Hernández, que al principio de su campaña no descartó una alianza presidencial con el senador Gustavo Petro y ahora lo rechaza, cargó de nuevo contra el congresista de la Colombia. Recientemente, Hernández publicó un video de él en Nueva York (Estados Unidos), caminando por el puente de Brooklyn y colocando las palabras de Petro en su momento.

“Yo no tengo nada contra el señor Rodolfo Hernández, lo invito a que discuta propuestas y lo invito a que me acompañe a llevar a los corruptos a la cárcel”, dijo Petro en medio de una aparición política en Bucaramanga.