política

Terror en Arauca: las propuestas de los precandidatos presidenciales frente a la grave crisis

Quienes aspiran llegar a la Casa de Nariño se pronunciaron sobre los enfrentamientos entre el ELN y las disidencias de las Farc en ese departamento, y que dejan decenas de personas muertas.


En las últimas horas se conoció un hecho de gran impacto en Arauca. Según la información oficial, hay decenas de personas muertas y miles de familias desplazadas tras enfrentamientos entre los denominados Grupos Armados Organizados (GAO) y las disidencias de las Farc, por disputas territoriales en ese departamento.

En medio de ese complejo panorama varios candidatos a la Presidencia rechazaron el hecho, y en algunos casos, lanzaron propuestas sobre lo que se debe hacer allí.

David Barguil, del Partido Conservador, culpó a la lucha por el narcotráfico y dijo que se deben atacar con contundencia los cultivos ilícitos. “La situación en Arauca es la lucha por el negocio del narcotráfico. 250.000 hectáreas de coca es una fuente permanente de inestabilidad y violencia. Hay que atacar de forma efectiva esos cultivos. Apoyo total a la fuerza publica y a la sociedad civil afectada por esta tragedia”, dijo el senador.

Enrique Peñalosa, también de la coalición Equipo por Colombia, pidió que haya presencia del Estado en todo el territorio. “La primera meta de cualquier gobierno en Colombia tiene que ser el pleno control del Estado en todo el territorio y su monopolio del uso de la fuerza. Acabar con la matonería de grupos armados ilegales en Arauca y otras regiones. Sin eso no hay progreso ni vida civilizada”, aseguró el exalcalde de Bogotá.

Juan Fernando Cristo, de la Coalición de la Centro Esperanza, dijo que la masacre estaba anunciada desde hace meses y que es aterradora e inaceptable. Cristo aprovechó para criticar al gobierno del presidente Duque con quien tiene profundas diferencias.

“Un gobierno que no implementó el Acuerdo de Paz y fue incapaz de combatir a los violentos. Cuatro años después insisten en el espejo retrovisor. Ya se les agotó. ‘El tal gobierno Duque sí existió'”, dijo el exministro del Interior.

De ese mismo sector Juan Manuel Galán le pidió al primer mandatario hacer presencia inmediata en el lugar, luego de que el personero de Tame Juan Caros Villate reportara 24 personas asesinadas. “La cifra de asesinados hoy, según el personero, pasaría de 50″, alertó Galán.

Sergio Fajardo, de esta misma coalición, criticó al presidente Duque por el hecho. “En Arauca ayer 22 muertos en combates y 2.000 personas desplazadas. Y el presidente Duque paralizado en Bogotá por su ‘perfeccionismo’. El gobierno de la seguridad nos entrega el país lleno de muertes y dolor. Suficiente. Colombia va a cambiar”, aseguró el exgobernador de Antioquia.

El senador Gustavo Petro dijo que lo sucedido en Arauca es la peor cara de la guerra entre las mafias. “Se trata de una frontera abandonada por los dos estados. El espacio que dejan los estados los ocupan las mafias y la violación de derechos humanos es generalizada”, afirmó el líder de la Colombia Humana.

Más allá de los comentarios de los candidatos que aspiran a la presidencia, el mundo político no ha sido ajeno a esta trágica noticia que aterra a todo el país. Armando Benedetti cuestionó: “¡Y eso que tenemos Nobel de Paz!”.

Humberto de la Calle, quien encabeza la lista de la Centro Esperanza al Congreso, y quien lideró las negociaciones con la guerrilla de las Farc en La Habana en el anterior gobierno, hizo referencia a ese proceso.

“El retrovisor se agotó. ¿La guerra en Arauca sería menor si en vez de disidencias Farc fueran las antiguas Farc completas? Claro que no. Ya son pocos los añoran el conflicto full. Si esto ocurre tras cuatro años de gobierno del Centro Democrático, es absurdo pensar que fue malo sacarle gente a la guerra”, dijo De la Calle.

Precisamente, desde el partido Comunes, que surgió de ese acuerdo, se manifestaron por lo sucedido en Arauca en un comunicado en el que rechazaron este hecho y les pidieron a los grupos armados cesar la violencia.

“La situación presentada en el departamento de Arauca tiene sus raíces en el abandono del Estado, la falta de atención a las necesidades de las comunidades y al incumplimiento en implementación integral del Acuerdo de Paz”, aseguraron los excombatientes.