Home

Nación

Artículo

video

Tik Tak: la realeza y la TV

Con el estreno de la quinta temporada de la famosa serie de Netflix The Crown se desató un interesante análisis sobre las relaciones de la familia real británica con la televisión, que ha producido muy exitosos casos, así como debacles famosas. Aquí van algunas curiosas anécdotas sobre cómo la TV ha ayudado, o ha empeorado, la imagen pública de los Windsor. Escuche a María Isabel Rueda.

Suena el segundo Tik Tak de hoy miércoles 16 de noviembre en SEMANA y suena por los lados de la temporada quinta de The Crown: una serie sobre la familia real británica con la que Netflix logró engarzar a muchos, a millones, alrededor del mundo y en una referencia a la serie The New York Times hoy le saca filo por un curioso lado: la relación que se manifiesta a lo largo de la serie entre la familia real británica y la televisión, que desde la reina Isabel se volvió un medio muy atractivo, pero también muy arriesgado en oportunidades para el prestigio de la familia real.

Recuerda el diario de Estados Unidos que en una escena de la serie aparece el príncipe Guillermo ayudándole a su recién fallecida abuela a lidiar con el cambio de canales de un nuevo televisor que le habían instalado en el castillo de Windsor y que ella no dominaba aún. Pero lo curioso es que millones de personas en el Reino Unido compraron su primera televisión para poder ver en vivo la coronación de la reina Isabel II en 1953, transmisión que fue considerada un verdadero hit.

Desde entonces han sido varias las experiencias de la familia real con la televisión, unas muy aplaudidas y otras catastróficas. Diana, por ejemplo, acumuló gran parte de su prestigio mostrándose por ese medio y se ganó el apoyo del planeta en su famosa entrevista con un periodista prácticamente desconocido frente al cual, con sus grandes ojos tristes y su característica timidez, pronunció su famosa frase de que el suyo era un matrimonio de tres.

Por el contrario, en una entrevista semejante revelando sus infidelidades, el entonces príncipe Carlos le hizo un gran daño a su imagen pública y dejó a muchos pensando si podría algún día ser rey... Bueno, hoy lo es. Pero, aun así, la televisión ha seguido siendo un medio muy tentador como para que la familia real ignore su poder y su encanto; a través de ella descubrieron que deben ser visibles para existir en el imaginario público o de lo contrario solo existirían en la dimensión de una gente muy rica encerrada en un palacio.

Por otra parte, ¿cuál es la justa medida y cómo no volver una aparición televisada en un boomerang? Isabel II, por ejemplo, aparecía en televisión en sus famosas locuciones navideñas, pero nunca concedió una entrevista a un periodista. Salvo que en 1968 sí permitió que ella y su familia fueran seguidos por una cámara de televisión durante todo un año para filmarlos en sus vidas cotidianas, que fue vista por decenas de millones de personas y que finalmente condujo al arrepentimiento de la monarca, quien consideró que había conseguido demasiado acceso a su intimidad.

Pero como ejemplo de un desastre, se menciona la entrevista del príncipe Andrés, que luego de no revelar remordimiento alguno por su amistad con el depredador sexual Jeffrey Epstein, permitió -o precipitó, más bien- que su familia lo despojara de sus títulos militares y de sus deberes reales.

La conclusión es que la televisión, en el caso de la familia real británica, sirve mucho siempre y cuando no se permita que la luz del día caiga sobre la magia.

Escuche el primer Tik Tak de María Isabel Rueda

Tik Tak: el primer logro de los primeros 100 días

Petro sorprendió, no tanto por la lista de sus logros, sino por el que, según él en su rueda de prensa de ayer, los encabeza como gran hito. Pero con ello opacó a los otros 49 logros que se adjudica. Escuche a María Isabel Rueda.

Suena el primer Tik Tak de hoy miércoles 16 de noviembre en SEMANA y suena por los lados del curioso primer logro que encabeza la lista de los que se adjudica el presidente Petro en sus 100 primeros días de gobierno, que para él suman 50 hitos y en el que repasó lo que en este corto periodo ha logrado en lo social, económico y medioambiental.

Obviamente, figuran en tales hitos de los 100 primeros días el acuerdo con Fedegán para la reforma agraria, el restablecimiento de las relaciones con Venezuela, la protección de la Amazonía, la entrega a campesinos de los bienes incautados al narcotráfico y los 500.000 pesos mensuales que se designarán a las madres cabeza de familia. También figuran la reforma legal que pasó en el Congreso para la ‘paz total’, el trámite de la reforma tributaria y el inicio del abandono en el país de los combustibles fósiles.

También el lanzamiento de las brigadas de medicina preventiva. No faltaron promesas como la depresión a la baja las tarifas de energía y la resurrección de los mataderos municipales, con el objeto de eliminar, dice él, los monopolios de la carne de res en los frigoríficos, lo cual -según dice el presidente- tiene los precios de la carne por las nubes.

Pero me devuelvo al principio, porque la lista de todos los que consideran los logros de sus primeros 100 días la encabeza algo bien curioso. Según el presidente, la recuperación de la espada de Bolívar.

¿Qué quiso decir con eso? Porque la espada de Bolívar se la llevaron el día de su posesión desde el Palacio de Nariño donde el presidente Duque la tenía muy reluciente, muy vigilada y custodiada en una vistosa vitrina.

¿A eso llamará Petro recuperar o se referirá, utilizando un simbolismo, a que la izquierda fue la que ganó el Gobierno? Pero en conclusión, la frase no deja de ser un gracejo populista y, por el contrario, mencionarlo encabezando la lista de sus logros de los 100 primeros días dejó a varios pensando: si ese es el primer logro, ¿cómo serán los demás?