nación

Eventos en la Carpa La 50 de Cali se podrán hacer, pero con restricciones

Las presentaciones que se realicen en este espacio no deberán superar los estándares legales de emisión del ruido.


La concejal de Cali Diana Rojas y los vecinos del barrio El Lido, al sur de la capital del Valle del Cauca, denunciaron en reiteradas ocasiones exceso de ruido en los eventos que se realizan en La Carpa La 50, ubicada en la carrera 50 # 2E-111, teniendo este jueves, 23 de junio, una respuesta positiva.

Según dio a conocer Rojas a la opinión pública, en el concurrido lugar ya no se podrán realizar eventos masivos que superen los estándares legales de emisión de ruido.

“Ya no van a pasar por encima de los derechos de los ciudadanos. ¡Lo logramos! La unión de la ciudadanía es más fuerte que quienes creen que a punta de ‘amiguismos’ iban a pasar por encima de los derechos de los ciudadanos”, expresó Rojas luego de que el Tribunal Administrativo Del Valle confirmara en segunda instancia una acción popular contra el Municipio, la Sociedad de activos especiales (SAE) y la Carpa La 50 por sus problemas de ruido e incumplimiento del Plan de ordenamiento territorial (POT).

El fallo aprobado concede el amparo del derecho colectivo al goce de un medio ambiente sano, vulnerado a los habitantes del barrio El Lido por el municipio de Santiago de Cali y la sociedad Eventplus Cali S.A.S.

“Queda claro que aunque el establecimiento “carpa 50″ cuenta con un uso de suelos conferido en el año 1997 para “salón de baile, discoteca, grill”, el permiso está condicionado a no generar ninguna clase de impacto social, urbano, ambiental ni molestia a los vecinos”, señaló el fallo en segunda instancia.

Adicionalmente, la sentencia indica que el permiso está diseñado como parte de un paquete de requisitos para realizar una construcción tradicional tipo inmueble, condición que no es la de La Carpa La 50.

De manera que deben cumplirse otras condiciones para que el establecimiento quede habilitado y poder realizarlas. Como se vio anteriormente, por el impacto que pueden generar ese tipo de actividades, su realización requiere de otros dos requisitos fundamentales:

  1. Esquema de implantación y regularización, con el respectivo diseño del Plan de mitigación del impacto ambiental.
  2. La licencia de construcción.

Cabe recordar que Diana Rojas ha denunciado desde el año 2020 la situación que aqueja a los vecinos del barrio El Lido, pues según la cabildante, el lugar no solo excede los niveles de ruido, sino que también incumple el POT; incluso, invitó al alcalde de Cali Jorge Iván Ospina a que también le ponga la lupa a la Carpa de la 66.

Diana Rojas renunció al Concejo de Cali y al partido Liberal, ¿aspirará a la Alcaldía?

La concejal de Cali, Diana Carolina Rojas Atehortúa, anunció su renuncia a su curul en el cabildo municipal y al partido Liberal. Según Rojas, la ley la obligó a hacerlo.

Tal vez nunca pensé que tendría que hacerlo, renuncié a ser concejal. La ley me obliga a hacerlo desde ya, de lo contrario quedaría amarrada a un partido que sin duda cerraría todas las puertas para estar en lo público. Renuncio a un partido que aquí en Cali decidió estar arrodillado y ser un comité de aplausos al alcalde Jorge Iván Ospina”, dijo.

Además, hizo un importante anuncio: sostuvo que va a liderar la construcción de un movimiento ciudadano de cara a las próximas elecciones regionales.

“Renuncié para así poder liderar un movimiento ciudadano, que tenga una lista independiente para renovar el Concejo y que sea una opción a la Alcaldía en el 2023″, dijo.

De otro lado, le envió un contundente mensaje al mandatario de los caleño. “Al alcalde y a sus socios les digo: ‘Ustedes son la minoría, tuvieron la oportunidad de hacer ciudad y van a entregar una Cali fragmentada, una ciudad dividida. La avaricia y la poca transparencia en la contratación ha sido el sello de esta administración”, expresó.

Aunque la renuncia fue presentada el pasado 23 de mayo, su salida del Concejo se hará efectiva el próximo 28 de junio, fecha en la cual la ley establece que se debe renunciar con un año de anticipación para poder formar un nuevo movimiento independiente y poder participar en las próximas elecciones regionales.