Home

Cartagena

Artículo

Capturados por los delitos de explotación sexual.
Capturados por los delitos de explotación sexual. - Foto: Cortesía policía

nación

Envían a la cárcel a presuntos integrantes de una red de explotación sexual en Cartagena

La Fiscalía imputó los cargos a los procesados según sus responsabilidades individuales.

El pasado 6 de octubre fueron encontradas y rescatadas 20 mujeres, entre ellas una adolescente, a quien al parecer tenían sometida a la explotación sexual y dos mujeres que, según la Policía, ejercían la prostitución.

En medio de la operación fueron capturados tres de sus presuntos integrantes, por orden judicial en Cartagena y Barranquilla, además de cuatro personas en flagrancia en el sector de la Bomba El Amparo, en la capital del departamento de Bolívar.

Dos fiscales adscritos al Centro de Atención Integral a Víctimas de Violencia de Abuso Sexual (Caivas) de la Seccional Bolívar lograron que un juez de control de garantías judicializara a los siete presuntos integrantes de una red dedicaba a la trata de personas en Cartagena.

El trabajo coordinado entre la Fiscalía General de la Nación, Migración Colombia, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), la Policía Nacional y el Ministerio del Interior evidenció la existencia de una organización ilegal dedicada a explotar sexualmente a mujeres adultas y menores de edad en Cartagena.

La Fiscalía imputó a los procesados, según sus responsabilidades individuales, los delitos de trata de personas, inducción a la prostitución, acceso carnal violento y proxenetismo con menor de 18 años. Cargos que no fueron aceptados.

Seis de los presuntos implicados deberán cumplir la medida de aseguramiento en centro carcelario y uno en su lugar de domicilio.

La investigación

Interceptación de comunicaciones, declaraciones y seguimientos, entre otras labores de policía judicial, evidenciaron que las mujeres eran ubicadas en distintas ciudades del país por los presuntos integrantes de la organización criminal, quienes se aprovecharían de sus condiciones de vulnerabilidad para trasladarlas a Cartagena con ofertas de trabajo.

Adelantado el proceso, la investigación reveló que las víctimas, muchas de ellas extranjeras, eran obligadas a cumplir horarios en su oficio de prostitución, en unos establecimientos comerciales y discotecas ubicadas por el sector de la Bomba del Amparo, en La Heroica.

Igualmente, a las mujeres se les multaba con sumas que oscilaban entre 40.000 a 60.000 pesos por no laborar cuando estaban enfermas, por no asear sus dormitorios o porque decidían quedarse con clientes fuera del tiempo estipulado.

La investigación también evidenció que los dineros ofrecidos a las mujeres para sus traslados se convertían en deudas que debían pagar con trabajo sexual y que antes de cancelarles los que les correspondían, descontaban dichas sumas, las multas que tenían pendientes y el porcentaje que debían entregar por su trabajo.

Por estos hechos, los investigados fueron capturados por la Policía Nacional el pasado 6 de octubre. En los operativos una menor de 15 años fue rescatada y dejada al cuidado del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) para el restablecimiento de sus derechos.

El operativo

Los investigadores de la Dijín se dirigieron hasta el sector antes mencionado, ubicado al sur de la ciudad, en el lugar realizaron diligencias de registro y allanamiento con el fin de recolectar elementos materiales de prueba y evidencias físicas en dos establecimientos en los que se comercializaba con servicios sexuales.

Al ingresar, las autoridades se percataron que en una de estas locaciones había aproximadamente 20 mujeres, encontrando entre ellas a una adolescente de 15 años de edad de nacionalidad venezolana y a quien presuntamente habían inducido a la prostitución.

Inicialmente, los investigadores preguntaron por la documentación de las mujeres que se encontraban allí, el administrador y los encargados de la seguridad del local, aseguraron que todas ellas eran mayores de edad.

Sin embargo, al verificar sus identidades, los funcionarios de Migración Colombia se dieron cuenta de que una de ellas, era una joven con características morfológicas similares a las de una menor y que no poseía documentación alguna.

Posteriormente, al intervenir los policías de Infancia y adolescencia, la víctima manifestó ser menor y querer colaborar con las autoridades.

Durante las inspecciones realizadas en el lugar donde fue encontrada la menor, recopilaron varios elementos materiales de prueba, entre ellos varios libros de control y registro, en los que encontraron que la menor al parecer era explotada sexualmente hacía aproximadamente 50 días.

La menor rescatada fue trasladada por orden de la Comisaria de Familia a un hogar de paso de una fundación que contribuye a la erradicación de la explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes, por medio de programas de acompañamiento y atención integral a las víctimas.