cúcuta

Inflación: sube $ 2.000 el precio del corrientazo en Cúcuta

El corrientazo, afectado por alza de precios en la canasta familiar


El incremento de los precios de alimentos de la canasta familiar, como la papa, la carne de res y los huevos, ha provocado que el valor del popular corrientazo que se ofrece en los diferentes restaurantes del centro de Cúcuta se vean obligados ha aumentar su precio, pasando de un promedio de $ 8.000 a $ 10.000.

Desde ahora, los cientos de cucuteños que degustan a diario el tradicional plato deberán pagar $ 2.000 más. Según el último balance entregado por el Dane, marzo cerró como el mes con más incremento en comidas en establecimientos de servicios en la mesa, con un 14,7 %.

Por su parte, Misael Palacios, propietario de un restaurante de Cúcuta, manifestó que se vieron “en la necesidad de aumentar en un 25 % el valor, porque el valor de los productos está por las nubes, la carne, el pollo, las verduras, la papa, la yuca, todo está casi que inalcanzable y eso se refleja en nuestro trabajo”.

El incremento del corrientazo también llevó a muchos restaurantes a reducir el plato, pues “hay productos que a veces no se pueden comprar, en realidad no hay hoy uno que tenga un precio moderado, nos ha tocado que aumentar los recursos para comprar, mantener el menú representa un valor que indudablemente se verá reflejado a la hora de consumir los platos”, según afirmó Palacios.

Consecuencias

De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en marzo de 2022, la inflación anual de Cúcuta fue la segunda más alta del país, al alcanzar una tasa del 11,89 %, es decir, 3,36 % por encima de la media nacional que fue de 8,53 %, lo que es el doble del valor ideal de las estimaciones.

Según detalla el Dane, los alimentos y las bebidas no alcohólicas tuvieron una inflación del 25,37 % en los últimos 12 meses, siendo la papa (110,22 %), la yuca (85,14 %) y el plátano (82,57 %) los productos que más incrementaron su precio. También presentaron variación la carne de res con 35,9%, las frutas con 37,7% y los huevos con 32,0 %.

   Los comerciantes de alimentos aseguran que las ventas bajaron desde septiembre de 2021 cuando las familias empezaron a sentir con más fuerza los aumentos en los costos de la canasta familiar.
Los comerciantes de alimentos aseguran que las ventas bajaron desde septiembre de 2021 cuando las familias empezaron a sentir con más fuerza los aumentos en los costos de la canasta familiar. - Foto: guillermo torres

¿Se podría restablecer el precio?

Rafael Camperos, presidente de la Liga de Consumidores de Cúcuta, argumenta que el precio del corrientazo se podría restablecer en los próximos días debido a la disminución de insumos como la papa, el plátano, la yuca o el maduro, aunque el costo de la carne de res, los huevos y los cítricos sigue en aumento.

Por su parte, el defensor manifestó que “existen otras proteínas como la carne de cerdo o el pollo, hay que cambiar el chip de que la única proteína es la carne de res, que es la que sigue siendo costosa”.

Productos que más han incrementado

Uno de los elementos más básicos, y quizás el más fundamental, de la canasta básica familiar como lo es el arroz en marzo tuvo una variación anual de 0,54 %, convirtiéndose en el producto que más aportó al comportamiento mensual, con 6 de los 100 puntos básicos, según dice el informe.

Seguido de este, y con los mismo puntos, se encuentran las frutas frescas. Luego, con cuatro puntos cada uno, se ubican los huevos, leche, papa y carne de res.

De igual forma, los artículos para el hogar y la limpieza registraron una variación mensual de 1,83 %, siendo esta la segunda mayor variación mensual.

“Los mayores incrementos de precio se registraron en productos de limpieza y mantenimiento (3,44 %), elementos de aseo (3,09 %) y accesorios eléctricos pequeños (1,92 %). Los menores incrementos de precio se reportaron en las subclases otros artículos de decoración (0,05 %), estufas, hornos y pipetas de gas (0,30 %) y lavadoras, secadoras y lava-vajillas (0,45 %)”, explica el informe.

En cuanto a las prendas de vestir y calzado, registraron la menor variación mensual del IPC con un -1,78 %. La ropa de hombre tuvo una disminución del -3,91 %, mientras que la de mujeres fue del -3,81 %.