Home

Manizales

Artículo

Esta foto corresponde al 28 de abril.
El volcán Nevado del Ruiz sigue inestable. Los sismos relacionados con el movimiento de fluidos están en aumento | Foto: Servicio Geológico de Colombia

Manizales

El volcán Nevado del Ruiz sigue inestable. Los sismos relacionados con el movimiento de fluidos están en aumento

Se mantiene el nivel de actividad naranja.

19 de junio de 2023

El último reporte entregado por el Servicio Geológico Colombiano relacionado con la actividad del volcán Nevado del Ruiz, corresponde a las más recientes 24 horas desde el domingo, 18 de junio a las 9:00 a. m. La vigilancia indica que la sismicidad relacionada con el movimiento de fluidos al interior de los conductos volcánicos ha mostrado un aumento sobresaliente respecto a días anteriores.

Las señales que son analizadas desde el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Manizales confirma que los valores de estos movimientos están por debajo de los máximos registrados durante los últimos meses.

La recepción de las imágenes y datos se realizada en el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Manizales
El monitoreo es realizado por expertos las 24 horas y los 365 días del año. | Foto: Magda Jimena Ríos Bedoya

Frente a esto, el SGC indicó que un aspecto importante que se ha observado en los últimos días es el aumento de señales sísmicas asociadas a la actividad de fluidos que se sostienen en el tiempo y se asocian normalmente a salida de ceniza y/o mayor intensidad en la salida de gases desde el cráter.

“Con relación a la sismicidad asociada al fracturamiento de roca al interior del edificio volcánico, esta disminuyó en el número de sismos y en la energía sísmica, respecto a lo ocurrido el día 17 junio. Los sismos fueron de baja energía”, destaca el informe.

Un aspecto que siempre llama la atención es el relacionado con la emisión de ceniza que dependiendo de la dirección de los vientos llega a localidades cercanas de Tolima, Caldas, Risaralda y Tolima. Esta característica hace parte de la actividad superficial y la más reciente columna de este tipo alcanzó una altura máxima de 1.100 metros medidos desde la cima del volcán y una dirección preferencial hacia el noroccidente de la estructura volcánica.

El volcán siguen en nivel de actividad II
Las autoridades de salud recomiendan utilizar tapabocas para evitar afectaciones respiratorias. | Foto: Magda Jimena Ríos Bedoya

El SGC confirma que, adicionalmente, “continuaron las variaciones en la desgasificación de dióxido de azufre y la salida de vapor de agua desde el cráter a la atmósfera. No se tuvo reporte de anomalías térmicas en el fondo del cráter Arenas, dadas las condiciones de alta nubosidad al momento de captura de la imagen desde los satélites, pero esto no significa que no sigan presentes”.

Los habitantes ubicados en la zona de influencia del volcán no deben bajar la guardia frente a la preparación ante una eventual emergencia mayor teniendo en cuenta que el edificio volcánico no ha retornado a sus niveles normales de actividad y, a pesar de la disminución en su actividad, todavía podría hacer una erupción importante en días o semanas.

“Como lo hemos mencionado en ocasiones anteriores, después de presentar cambios importantes en su actividad el volcán Nevado del Ruiz ha mostrado disminución en su actividad antes de una erupción importante. Es decir, primero registra un aumento fuerte en su actividad, luego una disminución considerable y, posteriormente, hace una erupción importante”, explica el reporte del Servicio Geológico.

La inestabilidad del volcán lleva a las autoridades a mantener el nivel de actividad naranja o II, lo que indica que existe una probabilidad de que en días o semanas haga una erupción mayor a las que ha hecho en los últimos 10 años.

Recomiendan en caso de presentarse caída de ceniza volcánica, utilizar tapabocas
El sistema volcánico está con nivel de actividad naranja. | Foto: Cortesía Alcaldía de Manizales

Este nivel confirma que el sistema presenta variaciones significativas en el desarrollo del proceso volcánico derivadas del análisis de los indicadores de los parámetros de vigilancia, las cuales pueden evolucionar en eventos eruptivos de carácter explosivo o efusivo.

Posterior a este se tiene el rojo o I, que indica proceso eruptivo en progreso cuyo clímax se puede alcanzar en horas o evento eruptivo en curso. La fase eruptiva sea explosiva o efusiva puede estar compuesta de varios episodios. El tiempo de preparación y respuesta es muy corto.